Matrimonio de Conveniencia (#1)

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 8

Las dos semanas anteriores, Cassadee había estado en una especie de burbuja mientras pasaban esas semanas, todos los preparativos haciéndose en la casa de los Bryant, ya que la boda se celebraría allí. Dios, solo quedaban como unas diez horas antes de casarse, el tiempo había pasado demasiado rápido.

Soltó un suspiro.

Ahora Cassie estaba en una habitación que ella compartía con Hayley y Holly, ya que la madre de Chris había insistido en que se quedaran en la casa para que fuese mejor accesible porque la boda se celebraría por la mañana y según Bethany Bryant no quería contratiempos con esta.

La mujer estaba más feliz que ella con aquella boda, como si ningún de sus hijos estuviesen casados, se preguntó si la mujer había reaccionado de la misma forma cuando Max y Antonella se habían casado, quizás…

—¡Cassie!—grito Hayley haciendo que Cassie diese un salto.

Cassie estaba sentada sobre la silla frente a la cómoda, mientras se cepillaba el cabello, miro a Hayley por el espejo.

—¿Ummm?

—Cámbiate, nos vamos…—le dijo la chica.

Cassie parpadeo confusa. ¿Irse a dónde? ¿No era que tenían prohibido irse de la casa?

—Se lo que estás pensando y es cierto, no podemos salir, pero la madre de Chris es una mujer muy rara, no de mala manera, solo que parece que quiere controlarlo todo.

—Bueno…—murmuró Cassie—Algo así…

—De todos modos, nos iremos a divertir esta noche. Es tu último día como soltera. Así que hay que celebrarlo.

Hayley tenía razón. Habría que celebrarlo. Se levantó de la silla, pero luego se detuvo. No tenía ropa glamurosa para ir a un club a divertirse… Como si Hayley estuviese leyendo sus pensamientos, sacó de su bolsa de viaje un vestido azul. Cassie le sonrió.

—Créeme estaba pensando de todo…—le respondió su amiga con una sonrisa.

—Ya veo.

—Cambiémonos rápido. Alguien nos vendrá a buscar—dijo Holly que se veía muy entusiasta, algo muy raro, ya que la chica últimamente estaba decaída y Cassie y Hayley habían sospechado que había sido por Seth, se habían quedado con su curiosidad en off ya que no quería revocar algún recuerdo doloroso a Holly.

La chica fue a su maleta y rebuscó en ella. Cassie se giró hacia Hayley.

—¿Quién nos vendrá a buscar?—le preguntó Cassie—¿Kyle?—siguió preguntando, ya que desde el día del club hace tres semanas no se habían vuelto a ver y Cassie no le había llamado tampoco, seguramente él ya no quería ser más su amigo, ya que se iba a casar y era peligroso relacionarse con una mujer casada con un esposo problemático. Lo entendía.

—No, pero tenemos a alguien más, además, iremos nosotras tres solas.

—William no se pondrá muy feliz…—musitó Cassie recordando que el novio de Hayley era algo celoso, la chica hizo un ademan de manos.

—Él lo sabe, le dije la razón por la que iremos, solo me dijo que no debía de tocar a ningún chico.

—Confía mucho en ti.

—Es porque nos amamos mucho y yo no veo de la misma forma a otros chicos así como miro a William. A él lo veo con amor…—dijo Hayley abrazándose a sí misma.

Cassie y Holly bafearon.

—Ya cambiemos, esto es rápido, hay que aprovechar.

Las chicas se cambiaron, Cassie se puso el vestido azul que era strapless, demasiado pegado y corto, que si se agachaba al menos un poco, estaría segura de que se le vería la fecha de nacimiento, pero que le importaba, se calzó los pies con unos tacones que Hayley le había pasado también, eran de color negro. Holly con un vestido negro y los zapatos del mismo color, Hayley se puso un vestido de un solo hombro plateado.

Cassie se arregló el cabello, dejándolo algo ondulado cayendo por sus hombros desnudos, se maquillo ligeramente y se puso algunos accesorios, no quería ir tan recargada, cuando se miró al espejo se dio cuenta de que estaba demasiado sexy, parecía como si quisiera conquistar a alguien… ¿Acaso iban a ir tan sexys para allá solo para disfrutar por unas horas?

«¡Oh por dios!», se dijo a sí misma, «ya me estaba olvidando de mi vida alocada, me estoy volviendo una aburrida»

Apagaron las luces, esperaba que la idea de Hayley funcionara, pero seguía preguntándose quien sería aquella persona que las ayudaría. Salieron al pasillo que estaba medio oscurecido, la poca luz venia de una lámpara que estaba al final de este donde comenzaban las escaleras.



Denisetkm92

#123 en Novela romántica
#30 en Joven Adulto

En el texto hay: romance, amor, matrimonioforzado

Editado: 03.11.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar