Me duele amarte

Tamaño de fuente: - +

Pasado

Espere a que mi hermano me hablara. Y por fin hablo. 

Fernando: La iremos a visitar el mes que viene, el 22 su día de ella. 

Lupita: ¿Por qué no ahorita? 

Fernando:  Sabes que debo de dirigir la empresa. Y no tengo tiempo, además vendrá Abigail a la casa. 

Rodé los ojos, aqui vamos de nuevo, ella otra vez me enoje tanto que apreté los puños y me dirigió hacia el:

Lupita: otra vez ella, deberias ponerme atención más a mi que a ella- sentí como mis ojos empezaban a arder, señal de que hiba a llorar--cuando se fue ella pusiste toda tu atención en la empresa,- mi vista empezaba a ser nublosa-cuando se fue Cris ni siquiera te importe en lo más mínimo, pero tratándo se de ella recibe toda tu atención del mundo. 

Fernando:  Fijate en la manera que me estas contestado, Madeleine-rode los ojos- si no te hubieras hechos los arreglos en tu cuerpo sin mi permiso y esos gustos que tienes por la ropa y la música, recibirías mi atención, Abi si es mujer no como tu. 

No podía creer lo que te estaba escuchando, no aguante mas y la primera lagrima rodó por mi mejilla. 

Lupita:  Maldita sea, por dios, soy tu hermana y la única, y como me tratas. Voy a ir yo sola, mantente ocupada con la idiota de tu novia. 

Sin dejar que hablara me subí corriendo, llegué a mi habitación, cerré con seguro me puse en mi cama a llorar y recordé todo lo que paso. 

Flashback

Cuando tenia 8 años, mi vida hiba bien mi madre era la empresaria más famosa de todo Londres, ella le gustaba vestirme como ella, vestidos, faldas, shorts casi pantalón no, mi cabello peinado de diferentes maneras como a ella le gustaba, era largo y castaño claro, y recordé sus palabras 

Madre: Sabes, lupita, me gustaría que viajaras conmigo a todo el mundo, pero aun eres pequeña, hay un país que quiero que visites cuando seas grande. 

Lupita: ¿Cuál mami? 

Madre: Corea del Sur hija. Apenas fui hace unos días, y estoy maravillada, su música, su cultura, su vestimenta, se que te va a encantar. 

Como era pequeña no sabia con exactitud lo que decia asi que solo me limite a decir que si. 

Con el paso de los meses, mi madre viajaba más y más, se acercaron las fechas navideñas, mi madre decidió darse un descanso para que pasara un rato conmigo de nuevo, yo no me opuse amaba estar con mi madre,hasta que ocurrió el 22 de diciembre de ese año ella murió sin previo aviso. 

Yo no lo entendía solo se que me dolía el no volver a ver mi madre, como fue de esperar mi hermano tomo el cargo de la empresa, me contrataron una nana Molly, desde ese momento mi hermano jamás velo por mi, siempre ocupado con el trabajo. 

Tenia un amigo de la infancia Cristopher Allen, siempre andábamos juntos, desde el jardín de niños, fue una gran apoyo para mi con la partida de mi madre, pasaron los años y cada día me pesaba más, Cris siempre se juntaba conmigo en el colegio, incluso decían que eramos pareja, cosa que no tomábamos importancia. 

Un día Cris me invitó a una fiesta, a apenas hibamos a comenzar la preparatoria, pero me negué, mejor me quedé a investigar sobre Corea de Sur, recordando lo de mi mamá, el se fue, pero ese día me sentía extraña de cierta manera. Al día siguiente sucedió de nuevo, los señores Allen fueron a mi casa informándome sobre la muerte de Cris, todo fue tan rápido que me desmaye. Cuando me desperte comencé a llorar, no podia creer que ya no estaba, si tan solo hubiera ido no habría chocado por conducir ebrio. 

Asistí al funeral acompañada de Molly, ya que mi hermano ni le intereso, ni me pregunto sobre mi dolor, sin previo aviso, a la semana de su partida,los señores Allen se mudaron a Maimi. Faltaban 2 días para entrar a la prepa y fue cuando tome mi decisión e hice lo que para mi hermano fue mi peor error. 

Cambie todo en mi vida, mande a que cambiaran mi habitación a la que antes era de mi mamá pues habían pasado 7 años desde que no entraba a ella, la pintaron negro con blanco y gris. De mi armario tire toda mi ropa. Fui de compras y me compre puro pantalón pans camisas de colores oscuros, y claro sudaderas dos tallas mas grande que la mía. Con respecto a mi zapatero, tire mis tacones, sandalias y zapatos, los cambié por tenis cómodos de color negro.unas botas  de tacon bajo y alto, y solo deje un par de zapatos escolares para cuando me tocara usar falda. Busque cortes cortos para mujer, pues en corea así lo usaban algunas chicas, quería a pegarme a la palabra de mi madre, fui a la estetica y pedí un corte que me gustó y me pinte el cabello de color negro, mientras estaba el cambio cambie la música de mi celular y la cambié por coreana, empezaría a ver Doramas que son novelas coreanas. Cuando llegue a mi casa mi hemano me vio cambiada. Ni dijo nada solo se enojo y se marchó. 

Fin de flashback 

Desde ese día mi relación con mi hermano se fue a la basura y empeora cada día. 

Me limpie las lágrimas, me levante tome una chamarra y un pans y me fui a tomar una ducha. 

Terminando me acosté en mi cama puse mi teléfono a cargar y lo puse en el buro que estaba a lado de mi cama y cerré los ojos, me llego la notificación de un mensaje pero como estaba tan cansada no lo abrí solo cerré mis ojos y me perdí en la oscuridad. 

 

 



Eun Jae Reyes

#1872 en Novela romántica
#364 en Joven Adulto

En el texto hay: dolor, malos entendidos, amistad amor

Editado: 05.01.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar