Me duele amarte

Tamaño de fuente: - +

Confesión y beso

Ya eran las 11 de la mañana y mi pintura ya había llegado, desalojaron ambos cuartos, pues las cosas de mi padre ya habían llegado. Decidí cambiarme y como todavía no a llegado Jonathan le aviso a Lee:

Lupita: Papá, si viene Jonathan que me espere si quieres ya empieza a remodelar la tuya yo me iré a cambiarme. 

Lee: Si hija, no te preocupes. 

Abrí una caja donde dejaron mi ropa, saque una blusa azul marino con rayas blancas de manga larga y un overol color negro, de esa manera estaría cómoda, unos calcetines blancos y unas vans blancas. Subí al baño y me cambié, cuando baje a la sala estaba Jonathan con ropa deportiva y me sorprendi que tenía unas vans negras justo como en nuestra primera cita. Me despedi de mi papá pues ni uno de los dos dijimos que hibamos a hacer hasta que viéramos al final. 

Estaba viendo por la ventana para ver si ponía mi cama a lado o no hasta que hablo Jonathan:

Jonathan: Ya ni me dejaste saludarte. 

Voltie y me sonroje por tenerlo tan pero enserio tan cerca de mí, sentí sus manos en mi cintura y me dejó un beso en mi mejilla. 

Jonathan: Te ves muy bien de overol bonita, empecemos con tu habitación. 

Dios estaba tan nerviosa como raiios le hace para ponerme así. 

Lupita: S-si c-claro te diré por donde empezar pero tengo que ir por algo-el me sonrió y asintió- a-ahorita vuelvo. 

Salí disparada hacia el ático pues ahí estaba el álbum de fotos, saqué fotos mías de mi crecimiento y una que otra con mi mamá, baje y fui por laso delgado, clavos y un martillo, buque mi teléfono y mi bocina, regrese al cuarto y ahí estaba parado. 

Lupita: B-bueno empecemos. 

Conecte la bocina con el celular y reproduci For You de BTOB, empezamos con los deberes empezamos por pintar las cuatro paredes de color blanco mientras el pintaba el techo de Azul, yo dibujaba flores con pétalos de color dorado en las esquinas superiores del cuarto se veía muy bonito. El también pinto estrellas de color fósforecente en el techo, y como se hiba a tardar fui por un pincel algo delgado en el centro se la habitación pinte mi nombre con letra cursiva y color negra, clave clavos alrededor del nombre y trace un tipo atrapasueños y empeca a colgar las fotos. 

Sonó la canción de My Romeo de Jessi, y empecé a mover al compás de la canción, y me resbale del banco, esperaba toparme con el suelo, pero alguien me sujeto, abrí los ojos y estaba el sujetandome por la cintura:

Jonathan: ¿Estas bien?, ¿No te hiciste daño?. 

Joder sus ojos me envolvían y me sujetaba con más fuerza. 

Lupita: E-estoy b-bien, g-gracias. 

El se alejo y me dijo que empezáramos a acomodar mis cosas ambos estábamos sonrojados. 

Debajo de mi nombre pusimos mi cáma a lado mis dos buro con lámparas de noche, uno metí mis documentos y en el otro metí algunos libros, si estoy tan loca que luego me pongo a leer cuando no tengo sueño, puse la alfombra en frente de la cama, mi tv la puse enfrente para ver muy bien. 

Mi laptop y mesita  de tareas la puse enfrente de la ventana, coloque unas bonitas cortinas color hueso y negro, mi zapatero la puse a lado de la puerta del baño, dejaron por último mis cajas con ropa y unos cuadros que estaban en mi antigua habitación. 

Le pedí a Ian que me trajera una serie color blanca y unas cortinas transparente, el me sonrió y se fue a buscarla.

Mientras yo acomodaba mi ropa en mi armario, Jonathan clava clavos en la pared que esta del lado de la puerta. 

Termine y me dirijo a colgar los cuadros, eran uno con mi hermano, uno con citlalli, un cuadro en el centro grande de mi mamá junto a mi, uno donde salgo con Jhoan que recién lo enmarque y por último uno mio donde estaba en un lago disfrutando del paisaje, Jonathan admiró las fotos pero note que hizo una mueca al ver mi foto con Jhoan. 

Ian llegó con lo solicitado agradecí y se retiro, coloque las cortinas y la serie al rededor de ellas mi cama parecía un cuento de hadas se veia hermoso lo único que falta era tender la cama, no tearde ni 15 minutos y mi cuarto estaba como  me lo imagine. 

Lupita: Gracias Jonathan por tu ayuda me encanta. 

Jonathan: Te tengo que decir algo lupita es ahora o nunca. 

Está bien me preocupa su seriedad, no sentamos al borde de mi cama y deje que hablara. 

Jonathan: La manera en la que te conoci fue muy curiosa pues parece que el destino nos dio un encuentro casual, se que fui un idiota al no llegar a nuestra primera cita y que debí preguntarte a ti en vez de a Sandra, se que crees que mi corazón le pertenece a ella, pero no es así le pertenece a otra chica. 

Oír eso literal me rompió el corazón, me pare de inmediato y me puse a ver por la ventana el también se paro pero se detuvo unos pasos atrás y continuó hablando:

Jonathan: Esa chica que me gusta es magnífica, preciosa, quiero y deseo probar sus labios, estar con ella de la mano, abrazarla y presumirla ante todo el mundo pero no se si ella sienta lo mismo por mí. 

Sentía que pronto hiba a llorar, pero me aguantarme esas malditas ganas de llorar, me voltio y me dijo:

Jonathan: No se que carajos me hiciste pero no dejo de pensarte día y noche, estas en mi cabeza me gustas como a ninguna otra persona, y antes de dar el paso quiero saber si yo te gusto a ti. 

Me quede en shock al oír sus palabras no lo podía creer el chico que me gusta se me acaba de confesar. 

Lupita: Y-yo a mi t-también me gustas. 

Sonrió como nunca. 

Jonathan: Me alegra oír eso que la chica que me gusta le gusto también, ¿Quieres ser mi novia? 



Eun Jae Reyes

#1855 en Novela romántica
#369 en Joven Adulto

En el texto hay: dolor, malos entendidos, amistad amor

Editado: 05.01.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar