Melodía Oscura

Tamaño de fuente: - +

Orígenes

En su primera visita a la Tierra, los Primordiales habían venido en busca de oro para poder espolvorearlo en la atmósfera de su planeta, con el fin de calentar su gélido clima a través de los rayos del sol y las proyecciones que estos hacían a través de las partículas del metal puro. 
 


 

A la larga los mineros de su raza empezaron a revolucionarse. Fue entonces cuando los Primordiales alteraron genéticamente al "homo erectus" de la tierra con su propio ADN para transformarlo en "homo sapiens", y utilizarlo como "ayudante" para extraer el oro de las minas.
 


 

Thot, hermano de Ur e Inanni (los tres hijos de An, soberano de Nibiru) fue el que propuso la creación del hombre para que le ayudara en sus menesteres. Tras numerosos experimentos fallidos, se mezcló un óvulo de una hembra de "homo erectus" con ADN Primordial.
 


 

Una vez el óvulo estuvo fecundado, lo insertaron en la matriz de Inanni hermanastra de Thot. Más tarde, ésta dió a luz a un niño sin pelo en el cuerpo, y con la capacidad de hablar, al cual le pusieron de nombre Adamus.
 


 

A través de las matrices de otras hembras Primordiales nacieron más humanos, pero al final optaron por crear una hembra humana, capacitada para procrear. A ésta la llamaron Tiamat.

Pero tal fue la sorpresa cuando vieron que ni Adamus ni Tiamat tenían las facultades para reproducirse y perpetuar de esta manera la especie humana. Fue entonces cuando Sin, hijo de Thot, esperó a que sus padres estuviesen dormidos para extraerles su escencia de las costillas para insertárselas tanto a Adamus como a Tiamat. Fue así como logró que los humanos se pudieran reproducir entre ellos, sin la intervención de los Primordiales.

En aquél momento, estos dos humanos se encontraban en un lugar llamado Edin, alejados de la zona de trabajo dónde los demás humanos seguían extrayendo el oro de las minas. Adamus y Tiamat servían de moldes para conseguir el humano perfecto, pero el proyecto no salió tal y como Ur, el hermano de Thot, esperaba.

Adamus y Tiamat fueron conscientes de su desnudez y se afirmaron en sus roles respectivos de feminidad y virilidad. Adamus, ebrio de lujuria, por primera vez, había tomado a Inanni por la fuerza y la preñó. Ur, enojado con el resultado del experimento de su hermano, explusó a los dos humanos de Edin, junto con el pequeño humano/primordial. El primer híbrido de la raza de Nibiru.

Y así fue como la humanidad se abrió camino, y empezó a proliferar. Junto con una raza híbrida de Primordiales. 

Se caracterizaban por un CI más alto, la visión sensible, la temperatura baja del cuerpo, sensibilidad al calor y la luz solar, energía psíquica, la capacidad para detener el tiempo y tenían una vértebra extra.

Todo estaba muerto en ellos y necesitaban la sangre y energía de los humanos para seguir existiendo. Viven entre ellos y gobiernan el mundo desde la oscuridad, siempre pendientes de sus pequeños corderos. Disfrutando de cómo se destruyen entre sí, alimentándose de sus tristezas, sus odios, sus apegos. Manejándolos a su antojo.

Actualmente, Zyn es el soberano de los primordiales e Isis su reina y fiel sirvienta. Eva y Adam son los últimos descendientes de esa unión.

Por siglos han procreado primordiales, pero desde que Gina nació; el rey decidió que sería su nueva reina, pasara lo que pasara. Quiera ella... O no.
 



Tricia Nández

#182 en Paranormal
#1028 en Fantasía
#633 en Personajes sobrenaturales

En el texto hay: vampiros brujas humanos

Editado: 24.01.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar