Melody

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 5

El cuerpo lo tenía estremecido debido a los recuerdos que llegaban a su mente, como golpes en la nuca, golpes que llegaban a su corazón y lo dejaban moribundo.
Había pensado, incluso había asegurado que los sentimientos que Juno había despertado en ella eran ya recuerdos tristes y vagos que no podían afectarla.
Pero la verdad era que cuando lo tuvo frente a ella una vez más, todo eso que creyó muerto revivió con fuerza dentro de ella.
Sus ojos, la manera en que la miraba, sus labios, su voz... todo eso que se dijo ya no recordaba estaba ahí, presente y cuando lo tuvo frente a frente en lo único que pudo pensar fue en volver a estar entre sus brazos, sintiendo el calor que emanaba de su cuerpo, extraño la sensación de calidez que sentía cuando el la tenia pegada a él y le susurraba palabras de amor al oído.

Recordaba a la perfección el sabor de sus labios, su tibieza y suavidad, recordaba cada suspiro, cada susurro, cada suave gemido que él hizo salir de sus propios labios, los cuales se mezclaban con los gemidos más graves y profundos de él, aún a pesar de esos años tenía la sensación en su cuerpo de esas febriles caricias, de esos besos decoradores que la dejaron sin aliento, todavía podía percibir el sus cosas nasales el aroma de sus cuerpos fundiendose uno en el otro... Si, aún podía sentir que le pertenecía aunque ya no era así. Pero sobre todo aún tenía latente y gravado a fuego cada palabra de amor y promesa que le hizo cuando ella se entregó a él. Palabras que solo fueron una mentira, una horrible mentira que la dejo destrozada.
¿Como se atrevía a negarla?
¡Con que descaro le dijo que nunca la conoció!
Porque después de que le juro amor eterno ahora le hacia eso.
Se seco las lágrimas con brusquedad.
No debía seguir pensando en él, no podía si quería seguir viviendo en paz.
Ya una vez casi perdía todo por Juno, cuando la dejo, cuando le destrozo el corazón, la depresión que sintió casi termino con ella pero sobre todo casi acabo con Lukas, no seria así ahora.
Ahora era diferente, ella ya no era la chiquilla inocente que una vez fue, él se había encargado de hacerla cambiar y no volvería atrás en el camino.
Juno ya no era parte de su vida ni lo seria nunca más.
Regresó a casa totalmente devastada, sentía un peso en el pecho que no era capaz de soportar, solo por ese día lloraría y luego todo volvería a ser como era antes.
Pero cuando bajo del taxi se encontró con la mirada expectante de Kira, y sintió que no era justo lo que le había hecho el destino.
¿Porque de todos, él debía ser hermano de Juno?
_Kira no quiero hablar ahora_ le dijo nada mas de verlo.
_Melody, necesitamos hablar y lo sabes.
_Vete, ahora no es buen momento_ le dijo caminando hacia la entrada de su casa.
Kira, quien estaba recostado en su auto mientras la esperaba, se adelanto a ella y la tomo del brazo, para girarla hacia él.
_Yo no sabia que era Juno de quien me hablaste, nunca dijiste su nombre.
_Eso ya no importa Kira, debes comprender que lo nuestro se acabo, no puedo estar contigo siendo Juno tu hermano, lo siento.
_Melody yo te amo, no puedes hacerme esto.
_No Kira, eres tu quien no puede hacerme esto, ¿no lo entiendes? ¡Como podría siquiera pensar en estar a tu lado cuando eres el hermano del hombre que tanto daño me ha hecho, como puedes siquiera pensar en esa posibilidad! Además... No, es simplemente imposible _ dijo pensando en Lukas, mordiendose la lengua porque casi lo nombraba ante Kira.
_¿Porque? Se que puedo hacerte feliz.
_No Kira, no puedes, nunca podría ser feliz a tu lado estando Juno en medio.
_¿Aún lo amas?
Melody se tenso.
Desvió la mirada y no logro responder.
Kira bajo la mirada a su vez y apretó la mandíbula con fuerza.
_¡Nunca lo permitiré!
Melody lo miro con tristeza y le sonrío.
_No hace falta ni que digas eso, Juno y yo nunca volveremos a estar juntos, el me hizo mucho daño Kira, tu mejor que nadie lo sabe, te lo conté todo, pero tampoco puedo estar a tu lado, lo siento, ya no me busques.
Se soltó del agarre de Kira y entro dejándolo parado en la puerta.


La madre de Melody se la quedo mirando cuando entro.
_¿Tan pronto de regreso?
_Oh mamá_ lloro Melody lanzándose a sus brazos_ abrázame fuerte mamá, porque siento que muero...


*

Juno caminaba de un lado a otro.
Tener a la mujer que siempre soñaba delante de él, era algo que nunca espero.
Sus sueños estaban poblados de ella, de su risa, de su mirada, incluso de su perfume, era capaz de describirla en detalle tan solo por los sueños que tenia con ella.
Pero jamás imagino que alguna vez la tendría delante.
¡Ella si era real!
¡No era una invención de su mente perturbada, esa mujer existía!
Cuando sus ojos se encontraron, cuando escucho su voz, algo dentro de él se removió con intensidad, esa mujer era real. Y un sentimiento de pertenecía se despertó dentro suyo.
Sentía que ella solo le pertenecía a él, que sus destinos estaban ligados por fuerzas que iban más allá de lo real.


Melody...
_Melody..._ susurro su nombre sintiendo que no era la primera vez que sus labios pronunciaban su nombre.
Y de pronto el odio en ella, sus palabras de dolor lo golpearon tan intensamente que sintió que el mundo se abría bajo sus pies.
_¿Como sucedió esto?
Se pregunto en la soledad de su habitación.
¡Se estaba volviendo loco!
¡Ella había ido allí como la novia de su hermano, pero eso no podía ser posible, sentía que no estaba bien, esa chica era suya, lo era!
Escucho el portazo en la habitación de su hermano.
Ya estaba de regreso.
Tenia que saber, tenía que descubrir que sucedía.
Fue hasta allí y golpeo la puerta.
_¡No quiero ver a nadie!
Juno desvió la mirada un momento y luego abrió de todas maneras.
_Kira...
Su hermano lo miro con rencor.
Juno noto que sus ojos brillaban, quizás había estado llorando, lo que sea le dolió verlo así.
_Kira yo...
_Juno no es buen momento.
_Es que necesito saber.
_No hay nada que debas saber Juno.
_Es ella_ replico Juno con insistencia_ es la chica de la que te hable.
_¡No lo es!_ grito Kira_ ¿Me escuchas? ¡No es ella, la mujer en tu mente no es real, Melody es mi novia!
_Si lo es Kira, tu mismo me lo dijiste.
Kira se puso en pie y lo encaro.
_Escúchame bien Juno, olvídate de lo sucedido hoy, ella no es la mujer con la que sueñas, ella es mi novia, no puedes acercarte a Melody, te lo prohíbo, mantente alejado si no quieres que olvide que somos hermanos.
La amenaza quedo vagando en el aire con el peso de mil espadas.
Juno miro los ojos coléricos de Kira y luego asintió.
Se alejo caminando hacia la puerta, pero se detuvo en seco y giro a verlo.
_¿Kira crees en el destino?
Su hermano no respondió, solo lo miro mientras apretaba los puños con fuerza.
_Yo si creo en el destino, y se que si ella regreso a mi es por algo, lamento esto hermano, sabes que te amo, pero siento que no debo darme por vencido en esto, no se como explicarlo, solo sé que entre ella y yo no han concluido las cosas, averiguare que fue lo que sucedió y luego, solo si ella así lo desea la dejare, sabes que no es mi culpa que no la recuerde y tengo el presentimiento de que entre nosotros hubo una confusión.
Kira tampoco respondió, entonces Juno salio de la habitación.
_No Juno, las cosas entre Melody y tu acabaron cuando me enamoré de ella, lo siento pero en esto no daré vuelta atrás_ susurro cuando Juno salio.



Laura Bryn

#4931 en Novela romántica
#925 en Chick lit

En el texto hay: amor, engaños y obsesión, drama celos

Editado: 29.10.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar