Melody

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 20

Mery no respondió, solo se lo quedó mirando y luego sonrió negando con la cabeza.

_¿En verdad piensas que soy tan boba e inocente?

Kira se sintió descolocado por el cambio abrupto de la chica sentada ante él.

¿Que habia sucedido con la muchacha dulce, tímida y hasta cohibida de un momento antes?

_Mery...

_Quizas pienses que por mi manera de ser, no me daría cuenta de que es lo que pretendes _ Mery sonrio acomodando un mechón de cabello detrás de su oreja _ Kira tu no olvidaste a mi hermana, tampoco te rendiste al querer conquistarla, sólo intentas usarme para llegar a ella.

La pelinegra se aclaró la garganta y se puso a limpiar la mesa con las servilletas de papel, luego lo miro fijamente a los ojos y sonrio con cierta tristeza.

_Es una pena, pareces un buen muchacho, pero tu orgullo te ciega, tú no amas a mi hermana, estás obsesionado con ella por competir con Juno, eso es algo... triste.

_Te equivocas yo...

_Descuida, no diré nada sobre esto que hiciste hoy o que intentaste, sólo te pido que por favor dejes en paz a Melody, ella no merece ser tratada como un objeto.

Cuando acabo de decir eso se puso en pie y lo saludo con una sonrisa leve, tomo su bolso y salió de la cafetería dejando a Kira estupefacto sentado y sin saber cómo reaccionar.

Mientras ella caminaba sin rumbo  sintiendo que había hecho lo correcto y al mismo tiempo sintiéndose tan pequeña y poca cosa que pronto las lágrimas inundaron sus mejillas. 
Entonces alguien se paró delante de ella y le impidió el paso, Mery se hizo a un lado pero esa persona se movió hacia el mismo sitio que ella, frustrada levanto la mirada y se quedó sorprendida al descubrir que se trataba de su amigo Jack.

_Jack...

_¿Está bien?

La chica contuvo un sollozo y negó con la cabeza, él se acercó y la estrechó entre sus brazos manteniendola así mientras ella lloraba sin consuelo.

Más allá Kira salió de la cafetería, miro hacia donde Mery estaba y al verla abrazada al rubio alto sintio un nudo en el estómago. Nunca ninguna chica lo había rechazado antes de esa manera, ni había descubierto sus intenciones así como lo hizo ella.
Se sentía extraño, molesto y hasta algo inquieto, esa niña de ojos profundamente negros lo dejo desconcertado.

Sus intenciones eran como ella lo dijo, usarla para llegar al círculo íntimo de Melody y asi poder conquistarla pero no calculo los pro y contras de sus acciones, no pensó que si enamoraba  a su pequeña hermanita acabaría haciendo más daño que bien y que quizás Mel lo rechazaría en pos de la felicidad de ella. 
Ahora había dañado el autoestima de la hermana de Mel y eso lo hacía sentir vil y miserable. Quizás ella tuviera razón y solo estuviera obsesionandose. El jamás se comportaba de ese modo, no tenía pensamientos tan oscuros que involucraran a su hermano, por el contrario, siempre deseo poder ayudarlo y verlo sanar, siempre imagino que podía ayudarlo a recuperar la memoria y asi buscar a la chica que decía amar en sueños...
Esa mujer si existía y era Melody, era la misma que él... suspiro pesadamente y giro sobre sus talones, tenía que pensar bien las cosas, acababa de darse cuenta de que estaba cometiendo muchos errores.

*
*
_No deberías reaccionar ante las provocaciones de tu hermano y madre.
_No puedo evitarlo, me saca de mis casillas que siempre este mi madre empeñada en meterse en mi vida y Kira... El... _apreto los puños con tensión.
_Pierdes el control con facilidad, incluso te pasa cuando estás con Melody, es por eso que ella reacciona de esa manera contigo.
Juno la miro fijamente un momento y luego asintio.
_Es cierto, pierdo el control muy rápido pero no puedo evitarlo, no me gusta ver que otro hombre...
_Te entiendo _ corto Hanna riendo _ eres celoso y posesivo, pero eso sólo implica inseguridad, Juno porque te sientes así.
Juno se tenso un momento, permaneció en silencio un rato tan largo que Hanna pensó que ya no respondería pero después de que el muchacho se sentara, noto que le tomó ese tiempo determinar si podía confiar en ella.
_Kira es mi hermano mayor, nos llevamos unos 5 años, mi madre quedó embarazada de mi sin planearlo, ella nunca quiso más de un hijo, lo sé porque la oí cuando se lo decía a mi padre, yo tenía diez años entonces, a pesar de eso intente ser siempre lo que ella hubiera deseado, estudiar lo que ella creia podría ser lo mejor, tener las amistades que ella consideraba adecuadas, pero nada la satisfacía, siempre Kira era mejor, más inteligente, más fuerte, más atractivo, más valioso _suspiro desviando la mirada hacia la ventana observando el cielo _ se que su odio hacia Melody se trata de eso, ella rechazó a su hijo favorito, ella lo lastimó y por eso debe pagar. ¿Lo ves? Mi madre jamás sintio amor por mi, fui una eventualidad con la que tuvo que lidiar, intente pensar que no era así, pero hoy comprendo que no se puede evitar lo que es, ella no me ama  porque yo no soy Kira.
_Ver que te entiendo, me pasa algo similar, pero mi mal fue nacer mujer en lugar de hombre _ comentó riendo Hanna sin diversion_ te entiendo perfectamente, pero... Juno deberías vivir por ti no por tu madre, no puedes cambiar lo que eres ni como eres, ella debería amarte y si no lo hace entonces peor para ella porque eres un chico amable y bueno, algún día verá todo lo que vales y te pedirá perdon, al menos quiero pensar que eso pasará con mi madre.
_Ella te obligó a venir ¿verdad?
_Si, me amenazó con asesinar a mi padre si no lo hacía.
Juno apreto los labios hasta volverlos una fina línea, tragandose todo lo que tenía para decir con respecto a una mujer que trataba a su propia hija con tanto desprecio, si incluso se sintió tonto al comparar a una madre con la otra.
_Es lo que debes estar pensando, pero sólo me queda un año, terminó mi carrera y seré libre, pienso sacar a mi padre de esa casa y jamás volver a ver ni a mi madre ni a mi abuelo.
Se la escuchaba determinada y segura, así que Juno sonrio.
_Está realmente una chica muy fuerte y madura.
_No lo se, solo se que quiero ser libre y poder dedicarme a lo que me apasiona, que es la medicina.
_Seras una gran doctora.
_Gracias, eso espero.
Juno le sirvió un poco de café y luego se acomodó mejor en su sitio.
_Hagamos planes para salir mañana_ propuso de manera inesperada.
_Está bien, me gusta la idea de salir del infierno de vez en cuando_ bromeo y Juno comenzó a reír con ganas.
_Entonces, ve a ponerte bonita y salgamos del infierno.
_No me tardo_ dijo saliendo de la sala.



Laura Bryn

#4931 en Novela romántica
#925 en Chick lit

En el texto hay: amor, engaños y obsesión, drama celos

Editado: 29.10.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar