Menor Que Tú

Tamaño de fuente: - +

EPÍLOGO PARTE 1

Vi el vestido colgado en el armario, apartado del resto de la ropa para evitar que se arrugara; impecablemente blanco. Pasé mis dedos sobre el corsé sintiendo el relieve del elegante bordado. Tenía unas ligeras mangas cortas de encaje al hombro, pasé mis manos por la tersa tela de la amplia falda, era tan delgada que parecía que podría romperse con sólo tirar de ella, en la parte de abajo también tenía bordados. Nada de pedrería, sólo bordados y encaje que le daban un aspecto elegante y sofisticado, era realmente hermoso, jamás había visto un vestido de novia más hermoso.

—Vaya, Lucy — exclamé — realmente te luciste con el vestido.

Volteé y miré a mi amiga, que estaba siendo maquillada por una maquillista profesional. Ella sonrió ligeramente al oírme.

—Definitivamente cuando yo me case tienes que diseñar mi vestido — agregué, sonriendo y acercándome a sentarme sobre el sofá que había en la habitación.

—Bueno — abrió un ojo para mirarme e inmediatamente lo cerró, sonrió más — cuando terminé con el diseño de ese, hice algunos bocetos de estilos que te podrían ir bien. De hecho, los hice pensando en ti.

Sonreí enormemente —. Bueno, no te adelantes tanto — dije un poco incómoda — Alec y yo aún no hemos hablado de matrimonio.

—Ya estás lista — dijo la maquillista. Lucy se levantó y se vio en el espejo que tenía sobre sus piernas.

—Gracias, Sonia — le agradeció a la maquillista — hiciste un gran trabajo con nosotras.

La chica se dispuso a recoger sus cosas, Lucy se acercó a mí. Su cabello estaba recogido en un lindo peinado y ya tenía el velo colocado en éste.

—Estoy segura de que eso será pronto. Alec te ama; está loco por ti, no me extrañaría que pronto quisiera contraer matrimonio contigo — colocó sus manos sobre mis hombros.

—Bueno, no importa. En realidad, no tengo prisa en ello — aseguré, ella sonrió y tomó mis manos.

—Vamos — me hizo levantarme del sofá — tienes que ayudarme con el vestido.

Yo ya me hallaba arreglada, sólo me faltaba ponerme los zapatos, mi vestido era largo, la parte de arriba estaba llena de brillantes, y de la cintura hacia abajo era suelto y azul claro, me encantaba, por supuesto era diseño de Lucy. Me habían peinado y maquillado antes que a Lucy. Desde muy temprano estábamos aquí, en el departamento de Lucy y Logan.

Lucy y yo ya no vivíamos juntas desde hace casi dos años. En ese entonces, cuando finalmente Alec terminó de recuperarse, continuamos con los planes de mudarnos juntos. Lucy permaneció unas dos semanas tan sólo en el departamento después de que me fui, rentó un mejor departamento ella sola.

Yo, como la dama de honor de Lucy, había estado muy cerca de ella en todo el proceso de organizar su boda. Mi mejor amiga hoy se casaría con Logan, ellos se habían comprometido hace siete meses, y hoy finalmente unirían sus vidas, después de dos años de noviazgo. Ellos se habían mudado juntos después de comprometerse. Aunque según me había dicho Lucy, era como si ya vivieran juntos desde antes, ya que rara vez dormían separados y ambos tenían muchas cosas en el departamento del otro.

Desde esta mañana Logan no se hallaba aquí, se arreglarían para la boda por separado, Lucy aquí en el departamento, y Logan se iría al hotel en el que se estaría hospedando Stephen. Sabía que Stephen estaba aquí desde ayer, obviamente no se perdería la boda de su hermano, además él sería su padrino. También sus padres se hallaban aquí desde ayer, los tres habían venido desde Grecia para la boda.

No me incomodaba en absoluto que Stephen estuviese ahí, él y yo ya habías arreglado y dejado las cosas en claro desde hace más de dos años, después de que termináramos. Además, esta no sería la primera vez que vería a Stephen en los últimos dos años, lo había visto por última vez hace unos seis meses cuando él estuvo en la ciudad y estuvo por la empresa por un mes. Al principio sí fue un poco incómodo para mí, aunque para él no pareció serlo, llegamos a hablar en algunas ocasiones en la empresa.

Alec, por su parte, parecía mirarlo con cierta desconfianza cada vez que se llegaban a encontrar por la empresa, al menos lo hacía cada vez que yo estaba con él, y sobre todo si es que llegaba a verme conversando con Stephen en algún momento. Se me hizo ridículo y a la vez tierno el verlo celoso, al menos esa actitud duró apenas las primeras dos semanas, él sabe que lo amo y que los celos son totalmente innecesarios. Además, le había contado a Alec acerca de que Stephen me había dicho que estaba saliendo con una chica; una vieja amiga de la universidad. A pesar de esto, no es como que ahora ellos ya sean amigos, su relación es totalmente profesional.

Ayudé a Lucy a ponerse el vestido, y todos los accesorios que usaría. Collar, brazaletes y aretes. Una vez que estuvo lista se miró frente al espejo que tenía en la habitación.



ivi-matsu99

Editado: 25.05.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar