Menor Que Tú

Tamaño de fuente: - +

CAPÍTULO 17

—¡Gané! — gritó Susan.

—Hmp, igual yo te he ganado más veces — dijo Lucy fingiendo enojo.

—Vamos, Lucy no seas mala perdedora — dijo Alec burlonamente.

—Mi turno — dije quitándole a Lucy el control de las manos.

Estábamos en la habitación de Alec jugando videojuegos como la mayoría de los fines de semana.

Han pasado dos años desde que Alec y Susan se volvieron novios, Susan es una gran amiga, me agrada mucho, es una persona muy amable y muy divertida, a pesar de ser la novia de Alec, la quiero mucho. En cuanto a Alec, mis sentimientos hacia él no han cambiado, siguen intactos, pero siempre he sabido que es algo imposible lo que siento por él, así que me alegra que esté con una buena chica como Susan.

—¡Gané! — grité.

—Rayos, es difícil ganarles a ustedes tres — dijo Susan y todos reímos.

—Ahora me toca a mí — dijo Alec tomando el control — te daré una lección Lía, les mostrare quien es el mejor — dijo Alec engreídamente y yo rodé los ojos.

—No seas tan engreído, Alec, la última vez que dijiste algo así, Lía te ganó por más de diez puntos — dijo Susan levantando una ceja.

—Ni mi novia cree en mí — dijo Alec tocándose el pecho fingiendo dolencia — esta vez se los demostraré.

MINUTOS DESPUÉS...

—Ja, te gané — dije en tono burlón y con voz cantarina.

—Te dije que no fueras engreído — dijo Susan negando con la cabeza.

—Bien, hablé demasiado pronto, no debería asegurar mi victoria cuando con quien jugaré es contra Lía — dijo Alec entre risas — acepto mi derrota — dijo haciendo una reverencia hacia mí y todos reímos.

Después de unas horas bajamos a comer helado que nos ofreció la señora Harris y salimos al jardín.

—Alec, ¿iremos al cine a ver esa película mañana? — preguntó Susan.

—Claro, te prometí que iríamos mañana, ya que no pudimos ir hoy — dijo Alec.

Al parecer Susan quería ir al cine a ver una película hoy, pero Alec nos había invitado a Lucy y a mí a jugar videojuegos, así que no podrían ir hoy. Cuando Alec salía con Stephanie, sé que a ella le molestaba mucho que Alec no pudiera salir con ella porque me hubiera prometido a mí llevarme a algún lugar o a jugar videojuegos conmigo, en cambio Susan es muy compresiva y cuando Alec la invita a salir o a jugar con nosotros ella acepta gustosamente y no se queja, sobre todo en frente de mí como Stephanie lo hacía.

—Ya es tarde, ya deberíamos ir a casa — dijo Lucy.

—Es verdad, mamá me dijo que a las cinco ya debía estar de vuelta en la cafetería — dije terminando mi helado. 

—También ya tengo que irme, tengo que terminar una tarea — dijo Susan.

—Está bien, vamos yo las llevaré — dijo Alec terminando su helado.

Alec tomó las llaves del auto de su madre para llevarnos a todas a casa. Desde hace un año que Alec consiguió su licencia para conducir y ya que no tiene auto propio utiliza el auto de su madre.

Al subir nos sentamos Lucy y yo en el asiento trasero, mientras que Alec estaba en el asiento del conductor y Susan estaba en el asiento del copiloto.

Llegamos primero a casa de Lucy.

—Nos vemos, chicos — se despidió Lucy bajando del auto.

—Nos vemos, Lucy — dijimos los tres al unísono.

Después de dejar a Lucy en su casa, Alec me llevó a la cafetería.

—Nos vemos mañana — dije bajando del auto.

—Nos vemos, Lía — dijeron Alec y Susan al mismo tiempo y entré a la cafetería.

—Hola, cariño — saludó mamá.

—Hola, mamá — dije y me dirigí a sentarme en la barra.

—Hola, Lía, ¿quieres comer algo? — preguntó Peter.

—En realidad, me gustaría tomar una malteada — dije y Peter me preparó una malteada de fresa.

Peter es el nuevo empleado de la cafetería, bueno, en realidad no es tan nuevo, ya que hace más de un año que trabaja en la cafetería. Mamá lo contrató ya que no quiere que yo ayude tanto en la cafetería, ahora sólo ayudo de vez en cuando sólo por gusto.

Peter es el primo de Anna y tienen la misma edad, fue Anna quien lo recomendó cuando mamá dijo que contrataría a alguien más para que trabajara en la cafetería, él es un chico muy agradable, se nota que es primo de Anna sus personalidades son muy parecidas.

[...]

—Me voy, Mamá — me despedí.

—Nos vemos, cariño — se despidió mamá y salí de casa.

—Hola, Alec — saludé.

—Hola, Lía, ¿lista para irnos? — dijo Alec desde su motocicleta.

—Claro, vámonos — dije subiendo a la moto.

Hace tres meses comenzaron las clases, estoy comenzando sexto de primaria, ya estoy en el último año y pronto cumpliré doce años. Alec ya tiene diecisiete años y está en tercero de preparatoria, también su último año, el próximo año él estará en la universidad, él no me ha hablado de eso, pero temo que el próximo año Alec estará, posiblemente en otro Estado estudiando la universidad, a menos que él ingrese a la universidad de Denver, eso me alegraría mucho, no quiero que él se vaya tan lejos a estudiar por quien sabe cuántos años.



ivi-matsu99

Editado: 25.05.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar