Menor Que Tú

Tamaño de fuente: - +

CAPÍTULO 73

Cuando mi jornada laboral terminó, Antony, Dinna y yo nos dispusimos a irnos de la empresa, fuimos a la recepción a firmar nuestra salida y entregar nuestros gafetes, después bajamos por el ascensor.

Hoy había cumplido mi último día trabajando como asistente en las campañas, la próxima vez que me presentara en la empresa, sería con un título universitario. A partir de mañana sería oficialmente licenciada en ciencias de la comunicación. Mañana me graduaría de la universidad.

—¿Hoy no te vas con Alec? — preguntó Dinna mientras bajábamos.

—No, hoy se demorará un poco en irse, él y su padre tienen una reunión con algunos socios — contesté con una ligera sonrisa.

Llegamos a la planta baja y ellos se marcharon en el auto de Antony, ofrecieron llevarme, pero les dije que tomaría el autobús. Una vez que se marcharon me dirigí a la parada para esperar el autobús.

Ya todos en la empresa estaban enterados de que Alec y yo tenemos una relación, hacía un mes que aquellas misteriosas fotografías habían sido enviadas a nuestros correos, al parecer nadie además del señor James, Stephen, Raechel, Alec y yo, habíamos recibido las fotos, desde el día después de eso, la noticia de que nosotros estábamos es una relación comenzó a correr, después de que aquellos empleados nos viesen entrar al ascensor tomados de las manos, no tardaron en enterarse muchas más personas.

El día después de eso, y todos lo que le siguieron, Alec me esperaba en recepción o fuera de la oficina que compartía con mis compañeros y nos íbamos juntos de la empresa. No habíamos gritado a los cuatro vientos en la empresa que somos novios, simplemente ya no nos escondíamos. El que nos vieran juntos todos los días bastaba para que confirmaran sus sospechas sobre nuestra relación.

Al principio de todo, me daba algo de temor que Raechel intentara molestarme nuevamente o que quisiera fastidiarme con el trabajo, pero, para mi suerte, durante el último mes no trabajamos en los mismos proyectos. Según me contó Alec, él no ha tenido ningún problema con Raechel, ella actúa como si su relación nunca hubiera existido, además de que a veces es muy fría con él, pero que él lo prefiere así, yo también lo prefiero así.

Antony, Dinna y yo seguimos trabajando en la campaña de la marca de galletas junto a Julie, estuvimos un mes trabajando en la campaña. Ya que esta era una nueva marca recién introducida en el mercado, no habría una gran gala como la que hubo en el lanzamiento de la campaña de los cosméticos franceses, para el lanzamiento de ésta, simplemente la campaña comenzaría en cuanto estuviese lista. Aunque yo no ya no seguiría en esta campaña, Dinna y Antony sí seguirían ahí, al menos hasta que también terminaran oficialmente sus estudios, ellos también ya estaban próximos a graduarse. Apenas había unos últimos detalles que ajustar en la campaña, definitivamente con todo lo que había estado aportando junto a los chicos en la realización de esta campaña, ya tendría muchos puntos a favor para cuando buscara un trabajo fijo en la empresa.

Fuera del asunto de mi posible futuro trabajo en la empresa. Hace un mes también que Alec le contó a su madre sobre nuestra no tan nueva relación. Aunque cuando comencé mi relación con Alec, no me parecía que la señora Christina quisiera oponerse a lo nuestro, aquel día después de abandonar la oficina juntos y después de que él me dejara en mi departamento, no paré de morderme las uñas y de analizar todos los escenarios posibles de cómo podría tomar su madre nuestra relación, y también todas las posibles razones por las cuales su madre se podría oponer.

Cuando Alec aún estaba con Raechel vi a la señora Christina convivir con ella en muchas ocasiones, tal vez ella le hubiera tomado cariño a Raechel y no le pareciera la idea de que ahora él saliera conmigo, tal vez pensara igual que mamá en que si no funcionábamos las cosas se volverían difíciles entre ambas familias, o que viera con malos ojos nuestra diferencia de edad. Así que para mí fue un gran alivio y sorpresa cuando, unas horas después, Alec me llamó para contarme que ya había hablado con su madre y que ella se lo había tomado mejor de lo que esperaba.

Al parecer la señora Christina se sorprendió mucho por la misma razón que todos, creía que nos veíamos como hermanos, pero después de la sorpresa inicial, se alegró mucho por lo nuestro. Le dijo a Alec que en algún momento llegó a imaginarse que nosotros iniciáramos una relación y que fusionaríamos ambas familias, pero que le parecía algo tonto e imposible ya que nosotros éramos como hermanos. También le dijo que no podría haber alguien que ella considerara más indicada para su hijo, al parecer la diferencia de edad no fue ninguna contrariedad para ella.

Sonreí inconscientemente, es algo increíble poder estar con Alec libremente, que todo el mundo ya sepa lo que somos. Es simplemente increíble vivir todo esto.



ivi-matsu99

Editado: 25.05.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar