Mensajes a la Nerd

Tamaño de fuente: - +

CAPITULO 52

En este mundo hay cosas que se ganan y cosas que se pierden, en mi caso, yo salgo perdiendo algo que es importante para mi, pierdo algo de valor para mi, para mi hermano, mis hermanas, mis hermanastros y para los demás integrantes de mi familia, Katherine no volverá a sentir la libertad en mucho, y digo mucho tiempo, la mujer que me dio la vida ira a la cárcel por secuestro y puede que muera por traicionar a un agente Ruso, en este caso, a mi. Se que no soy nacida en Rusia, pero tengo la ciudadanía, es una ventaja de ser una asesina o agente, como lo quieran ver.

Para mi familia no es un secreto que yo sea asesina, no cualquier asesina, aunque estuve alejada de dicho mundo por lo ocurrido hace ya cuatro años atrás, es verdad lo que le dije a mis hermanas el dia de mi boda con Marcus, solo hacia pequeños trabajos, nada con emoción, todos eran aburridos, no como cuando trabajaba con Alba, esos si que eran emocionantes. El unico trabajo emocionante que tuve fue cuando conoci a Nicolai, ese si que fue un reto ya que duramos un tiempo investigando y esperando, pero luego de eso no han habido mas igual.

Era mas divertido cuando habían peleas de chicas, a mi me gustaba analizar las situaciones, como me llaman todos en la universidad, como siempre fui considerada en aquellos colegios donde a los que me enviaban por misiones, soy la nerd, siempre lo fui y siempre lo sere, pero esta nerd tiene un gran secreto y una gran virtud, soy la que tiene el corazón del playboy, el capitán del equipo de Football americano, yo soy su esposa y nada ni nadie nos va a separar.... a ecepcion de la muerte.

Pero ahora lo mas importante de todo es tener a mi hijo devuelta con su padre, su hermana y... y tendrán que rehacer sus vidas sin mi, tendrán que hacer sus vidas con alguien mas. Yo moriré sabiendo que por fin vengue la muerte de mi mejor amigo, Alex, y también moriré.... moriré sabiendo que mi familia por fin esta tranquila y sin amenaza alguna, se que suena estúpido y egoísta de mi parte, pero también se que de este lugar no salgo sino es en un ataúd...

-Rosalie Eloisa Williams Petit- si, ahora saca el apellido Petit de su padre, aquel que la hecho de su casa por zorra y con el que me llevo bastante bien, esa es una de las cosas que mas la molestan- Tu, niña ingrata, es tu maldita culpa que mi hijo, mi pequeño Jakie....

-No es mi culpa que mi hermano mellizo quisiera permanecer a mi lado, no puedes ni debes separarnos- dije con una pequeña sonrisa- Te recuerdo que el solo elijio estar con mi padre y conmigo.

-Es tu culpa por haberlo chantajeado con tus malditos ojitos y tu cara de yo no fui- dijo mas histerica, sabia que ella me culpaba de todo.

-No fue culpa de mi hermana, fue tu culpa- dijo mi hermano seguro de sus palabras- Tu misma nos diste a elegir, no, mejor me corrijo, trataste de que yo te elijiera pero no, gracias, yo preferi a mi padre y a mi hermana, a pesar de que se me rompio el corazon por como te fuiste y como trataste a mi hermana ese dia, aun te sigo amando, madre, pero ese amor no durara mucho si continuas con todo esto- dijo el mas firme que la primera vez, asi es mi hermano, tiene un caracter de mierda cuando se trata de sus hermanas.

-El ya no es un pequeño, Katherine, tu querias a un hijo varon, pero fuiste castigada con una hija que lo es todo, menos alguien a quien puedas controlar y ese es tu maldito problema, yo siempre fui independiente y eso, madre, eso es lo que mas te enoja y por eso es que me odias tanto- dije escupiendo la palabra madre con asco y despresio, eso es lo que estoy sintiendo justo ahora. Se supone que una madre debe apollarte en tus decisiones, se supone que ella tiene que aconsejarme, pero en vez de eso, la muy perra le entrego a mi hijo al hombre que mato a mi antiguo prometido y el que me orillo a casi matarme.

-Es tu culpa que mi esposa este muerta, tu la mataste y te recuerdo que era la mejor amiga de tu madre- hablo el muy maldito.

-¿Madre?- pregunte incredula- Esa mujer- la señale- nunca fue una madre, mas bien es una zorra a la cual solo le importa el maldito dinero, con decir que quizo seducir a mi padre para que este le diera una generosa cantidad de dinero, por suerte que habia una cuenta dondo solo mi hermana podria tener su propio dinero y la persona encargada de dicha cuenta fue Darrent, solo para que ella no lo tocara.

Todo comenzo por la absurda idiotes de Katherine, su supuesta mejor amiga, por su culpa mi hijo esta con un psicopata, Marcus tenia razón, no es mi culpa, es culpa de Katherine, sonrio inconsientemente ante mi propio pensamiento, Mi marcus tenia razón. Pero claro, yo no lo veia en ese momento, yo solo veia que era mi culpa que mi bebe fuera secuestrado por este maldito infeliz que no ama su vida y menos la señora que se hace llamar madre. Yo solo estaba ciega por el dolor de que se llevaran a mi bebe, pero todo este tiempo yo solo fui una victima mas, una de las que se dejo engañar por una mujer estupida que no se quiere ni ella misma.

Miro hacia el frente y me doy cuenta de que se estan llevando algo, no me di cuenta en que momento comence a caminar donde se encuentra la persona que se lleva eso que quiero, el algo extraño caminar sin consiencia, pero lo hago, es mas fuerte que yo como si fuera un instinto que me gritara que ese es mi pequeño, algo muy dentro de mi, una voz que me grita que ese es mi hijo y que lo tengo que recuperar, es mas fuerte e inebitable mi curiosidad y mis ganas de tener a mi bebe en mis brazos de nuevo. Las ganas de tenerlo conmigo nuevamente son muchas y mentiria si dijera que lo ocultaba, mi desesperacion no la puedo esconder, una madre no puede evitar querer el bienestar de sus hijos por mas que lo intente.



Lizzy Rosario

#1100 en Novela romántica
#73 en Detective
#21 en Novela policíaca

En el texto hay: asesinos, amor, playboy

Editado: 05.04.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar