Mentes Brillantes.

Tamaño de fuente: - +

Prologo.

Mayo del 2005, en una pequeña sala se encuentra una niña de nombre Lucia Fernanda sentada escuchando la radio.

—Mexicanos con mente brillante un reportaje de nuestra compañera Monserrat , Buenos días Monserrat.

—Buenos días Javier, como usted escucho  Mexicanos con mente brillante. ¿Cuántas veces emos visto y escuchado que nuestros jovenes y adultos mayores no desarollan proyectos por falta de oportunidades?. Ya sea por falta de recursos ecónomicos, problemas sociales, por la carencia de apoyo por parte de asociaciones Gubernamentales, o por falta de credibilidad para los Mexicanos, muchos proyectos no son llevados a cabo. df  vvPero este no es el caso, hoy nos encontramos con el que podría ser la innovación de la década.

— ¿La innovación de la década Monserrat?, ¿puedes platícarnos más de este aconteciminto? — pregunta Javier.

— Así es la innovación de la década, creado por Joel Sosa Gutiérrez y Sergio Galván Cáceres, un avance que nos permite un gran ahorro de luz en los edificios que lo han implementado, además de proveer iluminación en los hogares donde la corriente eléctrica no es tan buena, un  nuevo material resistente  y claro nos da conciencia verde, yo soy verde ¿y tu? .

—Yo tambien (ambos rien) todos deberiamos tener conciencia verde amigos. Iremos a una pequeña pausa y al regresar aremos un debate sobre el tema que hoy nos trajo Monse, con nuestros expertos y claro con las líneas telefónicas abiertas para que usted pueda hacernos sus preguntas, sus comentarios, en fin, cualquier aclaración que usted halla en casita necesite, muchas gracias monse nos vemos mañana.

—Muchas gracias Javier y muchas gracias audiencia— dice Monserat cómo despedida.

— ¡Son las 7:30 de la mañana!, vamos a una pequeña pausa— dice por último Javier.

Radioescucha centro lo que escuchas tu... se escucha una cancion que señala el corte comercial.

Se escuchan unos pasos entrando a la sala.

—Lucifer..., Lucifer..., es tardísimo— grita Maria la madre de Lucia — es tardísimo porque no me avisaste la hora, y tu padre que todavía no se levanta de la cama, es que no hay un día en que se vuelvan responsables.

— ¿Mamá que es mente? — pregunta Lucia.

—Hay niña como me sacas de mis casillas, mejor ve por tu mochila es tardísimo y si no nos apuramos van a cerrar el portón, ash...— toma su bolsa y ve como su hija recoje su mochila que esta tirada en el suelo.

Salen del cuarto, y se encaminan ala escuela. 

—La mente es como el lugar donde están tus ideas— habla Maria mientras caminan  a la escuela.

— ¿Que son ideas? — pregunta la niña haciendo que su mama ruede los ojos.

—Ammm, ¿recuerdas cuando rayaste la puerta de la casera?, bueno de doña Concha.

— ¿Doña concha es casera? —responde con duda.

— ¡No!, doña Concha trabaja cobrando la renta a ese trabajo se le llama casero— dice explicando Maria.

—Ha...., si, sí, me acuedo mami su casa es muy terrorífica y quería que fuera divertida como la de feibitopïa.

—Pues a lo que hiciste se le llama idea y viene de aquí— toca la frente de Lucia con su dedo —de esta cabeza loca, allí hay un lugar donde está tu mente, ese lugar tiene las ideas, pero no siempre debes de hacer tus ideas porque cuesta muy caro la pintura- llegan a la entrada de la escuela y se pone en cuclillas frente a Lucia.

— ¿Papa va a venir por mi hoy? — pregunta lucia con tristeza a su mamá.

—Que no te gusta que yo venga, agradecida deberías de estar— responde Maria con molestia.

—No es eso mami, es que no lo he visto— se talla sus ojos enrojecidos.

—No sé, ya entra corre—  lucia la abraza y le da un beso en la mejilla.

—Adiós mami— se despide mientras corre para entrar.

Maria al estar segura de que esta dentro comienza a alejarse.

— ¡Señora Martínez, espere un momento! — grita la profesora de Lucia desde el portón.

—Y ahora que— dice para si misma.

—Qué bueno que la veo señora, Luci no le comento del campamento, ¿aun no me da respuesta?— pregunta la profesora.

—Si ya me había dicho, pero justo hoy le dije que no pude ir— dice con indiferencia.

—Maria, es una oportunidad única, nunca antes nuestra escuela había sido convocada para este campamento, ni siquiera la zona escolar, ¡ella es un genio! — grita para hacerse notar.

—¿Sabes que decía la convocatoria?, que tengo que pagar quinientos pesos, de donde voy a sacar ese dinero y los pasajes, es hasta el pedregal— niea con la caeza —Definitivamente ella no va a ir Claudia.

—Maria se honesta nos conocemos desde que éramos niñas, el desgraciado ese no trabaja otra vez, ¡Porque no lo dejas de una vez!— la toma de los brazos —reacciona de una maldia vez, que futuro le vas a dar a ella.



BrendaGM

Editado: 13.05.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar