Mermaid

Tamaño de fuente: - +

8- El sótano 10

La última clase se me hizo eterna. No lograba ver el momento en ir corriendo con Sofia para poder informarme del tema de los ángeles. El timbre por fin sonó y me faltó pasillo para salir corriendo. Doblé a la izquierda llegando al salón de Sofi, encontrándola en su escritorio despidiendo algunos alumnos de su ultima clase.

-¡Sofi! - dije apenas crucé la puerta del aula.

-¿Qué pasa? ¿Por qué entras así? - preguntó mirándome mientras dejaba su libro en el escritorio.

-Dylan - me miró confusa - se lo han llevado a Harnerstay - su mano llegó a su boca a manera de sorpresa.

-¿Cómo pasó ésto?.

-No tengo idea de por qué lo hizo, no hay nada lógico ahora mismo que venga a la cabeza de la razón por lo que lo hizo - sentí un pequeño nudo en la garganta - Vengo a preguntarte una cosa - ella asintió enérgica - quiero saber si, tú sabes donde hay un ángel que nos pueda ayudar - ella arrugó el ceño - necesito sacarlo de ahí.

-Si nada en estos años ha cambiado, si sé donde encontrar uno. Pero tendremos muchos problemas si la logramos sacar de donde está - esta vez fui yo la que frunció el ceño.

-¿Por qué? ¿Dónde está? - la voz de Sara se escuchó a mi espalda haciéndome voltear.

-¿Cuánto tiempo tienes ahí? - pregunté siguiéndola con la mirada al momento que ella se acercaba a nosotras.

-Lo suficiente como para saber que no saben disimular - me avergoncé al darme cuenta que tenía razón - ¿Dónde está el ángel como para meternos en problemas?

-Está en una institución del gobierno de criaturas extrañas en una zona privada en Cádiz -Sara soltó una risa fingida.

-Te gusta ir a los extremos ¿no, Sofia? - Sofi sonrió y agachó la cabeza.

-¿Quién eres? - preguntó alegremente Sofi a la morena.

-Sara - le tendió la mano para saludarla y Sofi le respondió - bruja de Sharend.

-¿Así te presentas con todos? - bromeó la castaña a la morena

-Si ella confía en ti, yo también.

-Ella fue uno de los ángeles que desterraron de su tierra - continuó Sofi retomando en lo que se había quedado.

-Ángelus - Sofi asintió.

-La tomaron por sorpresa. El gobierno de alguna manera la encerraron porque nadie quiere que sepa de ella, es el secreto del gobierno - susurró eso último.

-¿Y tú cómo sabes todo esto? - pregunté curiosa.

Sofi sonrió melancólica - Cuando perdí mis poderes me dieron muchas ganas de regresar y romperle la cara a Ashley y su madre por tratar así a la dimensión, investigué sobre ángeles ya que me habían mencionado eso en algunas ocasiones, la encontré pero nunca la pude sacar de ahí ya que no tenia mis poderes y eso es algo de muy alto riesgo.

-Entonces ¿Sabes exactamente dónde está? - ella asintió a mi pregunta - está bien, vamos por ella.

* * *

Solo pasó un día para que la madre de Dylan me preguntara por él. Doy gracias a todo de que Sara estaba junto a mi y pudo realizar un pequeño hechizo para que la señora no recordará a su hijo solo por 32 horas. El tiempo suficiente como para poder rescatarlo de aquella tierra extraña para ambos. El coche de Sofia recorrió 454.8 km hasta que llegamos a Cadiz en la mañana del sábado. Las cuatro observábamos desde el auto en una zona escondida en una carretera cerca del centro de Cadiz en la espera del cambio de guardia.

-¿Cuanto tiempo seguiremos aquí? - preguntó Amelia en el asiento de atrás acomodando su cabello en un lado de su cara.

-Lo que sea suficiente para que nos nos pillen de ninguna manera - contestó Sara a la rubia robándome la palabra de la boca.

Al final de unas cuantas horas de estar esperando, los guardias salieron de su lugar de trabajo dejando la puerta al desnudo listo para que pudiéramos atacar. Salí del coche con sigilo dejando a las chicas en este. Esta era mi misión, debía de hacerlo yo sola. Corrí lo más silenciosamente posible a la puerta y me colé dentro por las espaldas de los nuevos guardias, los cuales suplirían en su trabajo a los que se acababan de marchar.

Escondiéndome detrás de algunos contenedores y cajas pude colarme dentro de la base; la cual, dentro, solo tenía unas largas y grandes escaleras que descendían a la siguiente parte de aquella área. Antes de siquiera pensar avanzar, divisé las cámaras de seguridad. Para después romperlas calentadolas con magia. Para asegurar y evitar el pillamiento me hice invisible ante los ojos de todos los que pudieran verme y bajé las escaleras encontrando más y más escalones que descendian a otro piso y otro y otro. Dejé de contar los piso descendientes en el numero 4, ya que en varios me detuve por estar apunto de chocar con algunas persona y también a leer unos documento buscando información del ángel atrapado

Planta -10

Puerta 14

Ya cuando el letrero -10 indicando el piso en el que me encontraba apareció frente a mi, solo hacia falta encontrar la puerta 14 para tener a aquel ángel que en estos momentos era lo más preciado y buscado por mi. Caminé por un largo pasillo hasta que divisé el número 14 sobre una puerta la cual estaba custodiada por dos grandes guardias. No quería que de alguna forma me vieran entrar y la manera más fácil era teleportarme al otro lado de la puerta y así lo hice. Al entrar observe a una chica encadenada de las manos y pies en el suelo, con la cabeza agachada, su pelo era rubio y tenia dos grandes alas de ángel que sobresalían por su espalda. Sus alas estaban deterioradas y tenían sangre, cortadas y se movían de una manera la cual parecía que le hacia daño cada vez que lo hacia.



AlexaRamirez1412

#6574 en Fantasía
#1444 en Magia
#8645 en Otros
#1283 en Aventura

En el texto hay: amor, magia, lucha de poderes

Editado: 16.02.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar