Mermaid

Tamaño de fuente: - +

Epílogo

Adriana

Ha pasado un año desde la batalla en Harnerstay donde perdí mis poderes, ha sido difícil acoplarme a no vivir con mis poderes aunque los tuve por muy poco tiempo me acostumbre muy rápido a ellos.

Es difícil entrar en la ducha y que quede ninguna transformación comience, no poder teletrasportarme cuando voy tarde a clases, no poder hacer un campo de fuerza para que nada malo me pase, ya no puedo burlarme de Sara al cancelar alguno de sus hechizos, también es difícil ya no poder compartir lo único que me unía con las chicas, distorsionar la realidad para darle alguna sorpresa a mis amigos o a mi familia. En resumen, ya no puedo usar magia.

Solo soy lo que era, bueno, ya ni eso, antes era una sirena con sus poderes dormidos, ahora soy una criatura eclipsada sin poder usar magia ni poder viajar a ninguna dimensión.

Tampoco desde la pela hemos sabido nada de Ashley y Jayson. Tess y Sofí, acompañada de su prometido Stefan, gobiernan Harnerstay tratando de reconstruir todo lo que Ashley y Julieta echaron a perder. Ella me visita cada vez que puede ya que siendo co-gobernante de Harnerstay está muy ocupada. También Tess le devolvió sus poderes, haciendo que mi nostalgia fuera más grande pero me alegro por ella.

El sonido del timbre me saco de mis pensamientos haciendo que volviera al mundo real. Me levante del sillón para abrir la puerta.

— Abre tú — escuche decir a Drake desde el sillón donde yo estaba hace unos instantes sentada.

— ¿A dónde crees que voy? — preguntó y el levantó los hombros. Bufe alto.

Di los dos pasos que me faltaban para llegar a la puerta, tome la perilla, la gire y tire de ella. Pude ver a la persona que había tocado el timbre repetitivas veces.

— Dylan — dije apenas lo vi — ¿Qué haces aquí?

— Bueno pues como recordé que hoy se cumple un año de...ya sabes...el trágico evento — rodé los ojos de manera divertida— quise sacarte a que distrajeras un poquito, ya sabe para que no pienses en eso — en eso justo pensaba.

— Te refieres ¿a una cita? — pregunte incrédula y burlona.

— Claro que si — dijo sacudiéndose el cabello.

— Claro, pasa, solo deja que me dé una ducha y nos vamos — el asintió y se dejó caer el sofá junto a mi hermano.

— Hola hermano — dijo Drake dándole el puño a Dylan para saludarlo.

Las voces de los chicos se fueron haciendo cada vez más bajas cuando me alegaba de ellos. Llegué a mi habitación y me metí al baño, me comencé a quitar la ropa.

Me recargue en la tina. Había pasado mucho tiempo sin usarla.

Dudé un poco pero comencé a llenar la tina, me eche jabón y el agua comenzó a hacer espuma. Cerré el grifo y me metí lentamente a ella.

Me relaje demasiado, cerré mis ojos y me recargue en el respaldo de la tina. Una sensación extraña pero conocida inundo mi cuerpo, cosquillas y dolor a la vez inundaron mis ojos.

¿QUÉ DEMONIOS PASA?

Abrí los ojos lentamente y baje la cabeza para poder ver lo que creía que era aquella sensación. Mis ojos se abrieron grande al ver aquello que yacía debajo.

Grité lo más alto que pude al ver aquello.

Mi cola de sirena había regresado...

 



AlexaRamirez1412

#6587 en Fantasía
#1446 en Magia
#8676 en Otros
#1289 en Aventura

En el texto hay: amor, magia, lucha de poderes

Editado: 16.02.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar