Mi Adonis

Tamaño de fuente: - +

4- Cómplices

Al terminar la clase de Biología Fer se fué corriendo al baño, tenía un fuerte dolor de estómago gracias a unos tacos que se había comido y para mala suerte le hizo daño, mientras Fer estaba en el baño Dan aprovechó el momento para decirles a todos los compañeros que el cumpleaños de Fer era la siguiente semana y queríamos planear algo muy bonito para él

-chicos escuchen- dijo llamando la atención de todos los compañeros

-se acerca el cumpleaños de Fer, es el viernes de la próxima semana, ¿que opinan si le hacemos una fiesta sorpresa?- preguntó 

-me parece una excelente idea, podemos hacer una recolecta entre todos y compramos una torta, unos globitos para decorar el salón y que cada uno traiga algo de picar- dijo Alexandra, una compañera de nuestro salón

-¿todos están de acuerdo con la idea?- pregunté y todos asintieron.

Teníamos exactamente una semana para organizar todo de la fiesta sorpresa y queríamos que todo quede perfecto, pues Fer era un chico de buen corazón, siempre daba buenos consejos, en pocas palabras Fer es alguien en quién se puede confiar en todo momento, por eso todos en el salón tenían mucha confianza con él, pero Dan y yo lo queríamos como si fuéramos hermanos. 

Los tres siempre nos entendemos en todo, quién diría que el destino nos juntó con las más lindas intenciones "ser amigos"; haberlos conocido definitivamente fué lo más hermoso que me ha podido pasar en éstos 5 años de universidad. Salimos del salón teníamos un receso de 30 minutos antes de entrar a la siguiente clase y fuimos en dirección al bar para comer algo, mientras caminábamos decidí hacerle unas preguntas a Fer para estar segura de que no se iría de viaje o algo así, el año pasado nos fuimos los tres a Salinas, nos amanecimos bailando y bebiendo, la pasamos muy chévere, pero al siguiente día, nadie, ABSOLUTAMENTE NADIE podía salvarnos del tremendo chuchaki que teníamos, sin duda alguna fué el viaje más loco e inolvidable que hicimos

-oye Fer, la semana que viene es tu cumpleaños ¿Harás alguna reunión? Yo puedo ayudarte con los preparativos- comenté guiñando un ojo

-no haré nada flaca, no tengo ánimos y plata tampoco- dijo Fer chistando

-bueno está bien, pero si te animas hacer algo me dices ya sabes, soy experta en organizar fiestas- le dije

 -eres linda mi flaca, yo te aviso si se hace algo, pero sin beber, no quiero que nos pase lo del año pasado- me dijo recordando el loco momento y dándome un besito en la frente. Seguimos conversando de otros temas referentes a las prácticas que serían el siguiente mes, y sobre el dichoso proyecto final que nos tenía con el estrés por delante, miro mi reloj y me sorprendí por la hora

-ya es tarde, faltan dos minutos come rápido que tenemos clase de anatomía- le dije a Dan

me levanto de la silla, recojo mis cuadernos que estaban en la mesa y me volteo cuando siento que alguien choca conmigo haciendo caer mis cuadernos al suelo

 -cuánto lo siento de verdad, no me fijé- dije apenada al ver al chico que chocó conmigo, pues el sándwich qué traía en la mano se había caído a causa de mi torpeza 

-no te preocupes, venía distraído la culpa fue mía- dijo el chico, él era muy guapo, casi 20 centímetros más alto que yo, tenía un cuerpo muy bien trabajado en el gimnasio, me di cuenta por su ropa muy ajustada, cabello rizado y unos ojos marrones preciosos;

-déjame ayudarte- me dijo al verme recogiendo mis cuadernos que estaban tirados en el suelo

 -muchas gracias y disculpa lo ocurrido- le dije, sentí mi rostro arder de la vergüenza  

-no ha pasado nada así que tranquila- me dijo el chico de cabello rizado 

-está bien, bueno tengo que ir a clases hasta luego- me despedí

caminé con mis amigos y escucho hablar a Fer 

-ese chico estaba bien guapo, deberías salir con él- me dijo

 -¿estás loco? mira lo que pasó, qué vergüenza- le dije tapándome el rostro

 -nada de vergüenza mi flaca, lo que te pasó le puede pasar a cualquiera- dijo Dan

-esto me pasa por distraída y por apurada- dije algo enojada conmigo misma, hasta las ganas de ir a clase se me quitaron, yo estaba mas avergonzada que cualquier otra persona, pero no entendía ¿Porqué tanta vergüenza por algo tan simple? Esa pregunta quedará en mi memoria por el resto de mi vida, era obvio que jamás volvería a ver al chico, esas cosas solo pasan una vez en la vida; por un lado me alegraba saber que no volveré a verlo, así no recordaría la vergüenza que pasé con él pero, había algo en mí que quería volver a verlo, no entendía porque.



JuLissa Jheyllin

#298 en Fantasía
#219 en Personajes sobrenaturales

En el texto hay: locuras, amistades, y cagadas

Editado: 04.12.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar