Mi Aguafiestas Favorito

Tamaño de fuente: - +

FINALMENTE

DAVE

Han transcurrido varias días, pero he localizado a Carol; no quise interrumpir a Patrick y a Waleska para pedirles la dirección, por lo que me tomé la labor de hacer las respectivas averiguaciones. En esos días tomé una importante decisión, quiero continuar conociendo a Carol y disfrutando de su compañia, además, la Antigua Guatemala me ha parecido un lugar espectacular para vivir, por supuesto que sería un tiempo compartido entre mi vida en Estados Unidos y la Antigua Guatemala; por lo que decidí arrendar una casa, desde allí podré trabajar en linea, por lo que ese no sería un problema.

Tengo el contrato de arrendamiento y es la mejor excusa que he encontrado para presentarme en la oficina de Carol, es evidente que está sorprendida de verme; no ha disumulado tampoco el malestar, sin embargo eso no me importa, tengo claro que la atracción es mutua, por lo que no cederé, aunque con su actitud quiera hacerme creer lo contrario.

Lo que si me ha provocado sorpresa fue encontrarme a sus hijos; confieso que me sentí bastante nervioso, aunque traté de disimularlo. Nunca he tenido una relación con una mujer que tenga hijos, pero siempre hay una primera vez y la verdad, eso no limita mis deseos de continuar cerca de ella.

Su hijo es muy reservado, aunque parece ser un chico muy inteligente y sobreprotector con su madre y hermana, es comprensible después de haber vivido muchos años solos; debe sentir una gran responsabilidad  sobre sus hombros. La niña es muy alegre, inteligente y extrovertida, imagino a Carol siendo de la misma manera cuando fue una niña. 

El momento fue extraño, cualquiera que observara la escena, podria creer que era una familia la que estaba reunida, disfrutando en la hora del almuerzo con sus hijos. Siempre hay una primera vez para todo, y yo, estoy viviendo muchas "primeras veces con esta chica".

Terminada la hora del almuerzo y luego de una larga conversación de fútbol, carros italianos, la serie de Luna y sobre las Little Pony, éstas dos últimas, a las que no tenia el gusto de conocer; nos hemos retirado del restaurante.  Carol y yo nos dirigimos a dejar a los niños a su casa, al principio ella estuvo en desacuerdo, estoy seguro que la razón era para que no conociera su casa; aunque mi comentario dejó claro, que si me propongo a conseguir información, puedo hacerlo. Después de girar los ojos, finalmente aceptó.

Hemos llegado a su casa, vive en una colonia sencilla, con casas de tamaños variados y en su mayoria de un solo nivel,  pero muy vistosas, con bonitos jardines, niños  jugando en la calle, donde la carretera termina a la mitad de la colonia y el resto aún es de tierra y alrededor hay sembrados árboles de mango, almendra y palmeras.  Al llegar, los niños descienden del auto; Angy me regala una sonrisa e indica "está es nuestra casa Dave, ¿verdad que es bonita? y Alex añade: -Mi mami la construyó para nosotros-. Ellos se quedan esperando una respuesta de mi parte y yo observo la timida sonrisa de Carol, debe sentirse muy orgullosa de la manera en la que sus hijos se han referido a su casa.

-¿Quieres entrar Dave?- Carol se anticipa a contestar a Angy -Amor, nosotros tenemos que irnos, debo regresar a trabajar a la oficina-. La niña hace un puchero y se queda en silencio. -Cuando quieras venir a visitarnos, ya conoces nuestra casa-. Añade Alex, con mucha formalidad, que provoca ganas de reir, sin embargo me abstengo para no ofenderlo.  -Claro que vendré a verlos campeón, siempre que su mami lo permita. Además tengo pendiente conocer a Luna y a un par de las Little Pony-. Les guiño el ojo y Angy aplaude. -Bueno chicos, entren por favor, porténse bien, los veo en un par de horas, los amo mucho-. Les regala esa dulce mirada, que solo las madres nos pueden ofrecer y  sube al auto. 

Durante un par de minutos estamos en silencio y yo me arriesgo a mencionar lo que sucedió en nuestro último encuentro. -Carol, quiero disculparme contigo, por lo que sucedió en nuestro último encuentro, mi intención no era incomodarte....- -Espera Dave, no tienes porqué disculparte, yo también soy culpable por haberlo permitido-. Me quedo en silencio unos segundos, tengo que pensar muy bien lo que le diré. -Sábes me ha gustado mucho tu familia y quisiera que me permitieras visitarte como amigo-. -Escucha Dave, no quiero parecer grosera, pero tengo mis dudas sobre tus intenciones, y voy a confesarte algo, durante 10 años yo me he mantenido al márgen de tener alguna relación sentimental, por varios motivos, pero especialmente por proteger a mis hijos, de una relación que pueda dañarlos-. -Carol, no es mi intención provocar ningún daño, te lo aseguro, pero he pasado un momento muy agradable rodeado de tus hijos y de tí y quisiera que se repitiera-. -Lo lamento Dave, pero no lo veo adecuado, te agradezco por habernos visitado y por hacer que mis hijos disfrutaran de la velada, pero sinceramente no lo veo oportuno; hasta pronto, fue un gusto verte de nuevo-.  Estamos frente a su oficina y ella desciende del auto, la observo cuando se aleja. - ¿Porque insisto con ésto?, -¿Jamás he deseado estar tan cerca de alguien como ahora, porque todo es tan complicado?.



H.C.Marroq

Editado: 24.04.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar