Mi Alpha, Mi Mate

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 1: NUOVO INIZIO

Me llamo Ginger Parravicini tengo 17 años, vivo sola con mi hermano giovanni que tiene 15 años, se preguntara porque es que vivimos solos si aún somos menores de edad bueno les contare el porque.

Cuando yo tenía 16 años mis papas murieron en un accidente automovilístico cuando iban a una reunión de trabajo justo cuando estaban llegando un perro se les atravesó en el medio y para no pisarlo giraron el volante y chocaron contra un árbol.

Desde entonces me encargado de cuidar a mi hermano y hacer lo posible para que nunca más este trizte , yo me prometí a mi misma que jamás me alejaría de él, por nada del mundo lo voy a dejar porque es todo para mi ni siquiera mi mate va a lograr que me aleje mi hermano.

Me despierto de golpe cuando siento que me tiran un vaso de agua literal me tiro el vaso y todo en la cara.

- ¡¿Che cazzo, perche i´hai fatto?! ¡e meglio che corri perche ti uccido, ti uccido! -(que mierda, porque lo hiciste? Es mejor que corras porque te mato, te mato) Le grite en italiano a mi hermano mientras me levantaba para empezar a correr.

Ah no se los había contado somos italianos pero hablamos perfectamente el español, ahora hable en italiano porque me enoje y cuando me enojo me sale el italiano y mi hermano solo habla italiano cuando se asusta.

- ¡Scuza gin solo era uno schezo, non uccidermi per favore! -(perdon gin, solo era un broma, no me mates por favor) Como ahora esta asustado ya que sabe que yo cuando digo algo lo cumplo.

- Esta bien te perdono pero solo por esta vez ok? - Le digo más calmada.

- Sisi. -Responde mientras asiente frenéticamente con la cabeza asustado.

- Ya hiciste las maletas que en una hora nos vamos. -Lo miro esperando alguna respuesta.

- Si ya las había hecho. -Me mira y luego sube hacia arriba para después bajar por la escalera con sus maletas y las mías.

- Gracias por bajar las maletas bebé. -Me miró con mala cara ya que odia que lo llame bebé.

- No me llames así que yo no soy un bebé. -Me dijo mientras hacía un puchero que lo hacia verse mas adorable.

 

1 hora más tarde

 

Ya estábamos en el aeropuerto esperando para subirnos al avión y dejar nuestra vida atrás

- Pasajeros del vuelo con destino a buenos aires favor de abordar por la puerta A. -Escuchamos que decían por los altoparlantes del aeropuerto, agarramos las maletas y nos subimos al avión.

Adios pasado, adiós vida, adiós casa y hola nuevo comienzo.

 

 



Nina Bianchi

Editado: 19.08.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar