Mi amor imposible

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 26 "Deseo" parte 1

~Narra Sarah~
Es viernes, con las chicas nos estamos  arreglando para salir, la idea fue de Les, y con Emma nos prendimos de inmediato, Les me convenció de usar el vestido que me regalo, es ajustado, y muy corto para mi gusto, ella y Emma insisten en que me queda bien, uso unos zapatos negros, Emma usa un vestido rojo, ajustado, tambien corto, unos zapatos negros, Les tiene puesto un vestido blanco, unos zapatos negros, todas nos dejamos el cabello suelto. Nos terminamos de maquillar, y bajamos, estamos en casa de Les, los chicos estan alli. Nos miran, -hola- saludamos.
-hola- nos saludan ellos.
-¿a donde van? -pregunta Anthon
-nunca invitarnos - dice Aaron
-vamos a salir- dice Les
-y es salida de chicas- dice Emma. Los demas no dicen nada, evito mirar a Liam, desde que fue a mi cuarto el día que llegamos no hemos vuelto a hablar.
-¿llamo el taxi?- pregunta Les. Miro a Emma y ambas asentimos.
-deja que las lleve- dice Anthon
-no- dice Les - tu quieres espiar a donde vamos. Él entorna los ojos -¿y por que no podemos saber a donde van? - se cruza de brazos.
Les pone los ojos en blanco - para que no aparezcan.
-dejen de peliar- dice John - yo las llevo.
-nos vamos en taxi- dice Emma. Nos toma de la mano y salimos de alli.
-¿no van a tener problemas después? - le pregunto
-¡claro que no!- dice Les - nada que una buena noche de cariñito no arregle. Sonrie, miro a Emma - estaban avisados que iriamos solas.
-que bueno a ti nadie te controla Sarah- dice Les entre risas.
-yo creo que Sarah quisiera que alguien lo haga - dice Emma. Yo solo niego divertida. Estamos afuera esperando el taxi, en eso sale Aaron - chicas no es de pesados pero dejen que alguno las lleve ¿que tal yo? No tengo novia, no  molesto, no las acoso- se rie.
-le vas a decir a ellos- dice Les.
-tampoco es un secreto a donde van ¿o si?- contesta él.
Con Emma nos encogemos de hombros.
-esta bien- responde Les.
Caminamos hasta el auto de John, Les se sienta adelante, con Emma lo hacemos atras.
Llegamos a una discoteca, la cual yo desconozco, bajamos.
-gracias- le decimos a Aaron. Él nos sonrie y se va.
-es obvio que van a venir- dice Les - no me molesta que lo hagan, pero hablo por mi es como si Anthon no confia, eso me enfada.
-si puede que tengas razón- dice Emma - podemos ir a otro lugar.
-¿que dices tu Sarah?- dice Les.
-no conozco esta disco, mejor entremos, si quieren venir que vengan y si no no importa, nos vamos a divertir. Les guiño un ojo. Ella sonrien - eso seguro- grita Les.
- entremos- dice Emma.
Entramos, a diferencia de la otra discoteca, ésta era solo de una planta, cuenta con tres pistas, y una barra. Nos dirigimos a comprar unos tragos, no pueden faltar los destornilladores.
Con los vasos en las manos caminamos hasta una de las pistas, empezamos a bailar, compramos la segunda y tercera ronda de destornillador.
Estamos alegres, pasandola genial, bailando todo.
Se nos acerca un grupo de chicos, nos invitan a bailar, nosotras negamos, en eso alguien me toma de la mano, me giro como resorte al sentir una electricidad recorrer mi cuerpo, y me encuentro con esos hermosos ojos color miel.
Él lame sus labios, y luego sonrie -¿bailamos? - dice Liam. Yo no logro decir una sola palabra, solo asiento. Miro a las chicas, que estan acompañadas por sus novios. Vuelvo mi vista a Liam, sin dudas este chico es perfecto, ¿podre superarlo algún día?, él coloca sus manos en mi cintura, yo cruzo mis brazos por su cuello, empezamos a movernos al compas de la música lenta, mirandonos a los ojos. Hoy esta más guapo que de costumbre.
Él apoya su frente en la mia, cierra los ojos, yo ni siquiera lo intento, de solo pensar en que es un sueño, no quiero despertar. Lo miro fijamente, estoy realmente jodida, tengo a Liam  clavado hasta los huesos. El los abre y me vuelve a mirar, en ese instante, lo demas se borra, no existe, para mi solo esta él alli, bailando conmigo, y no importa nada más. Él se acerca a mi boca y une nuestros labos, cierro mis ojos, lo profundizo. Nuestras lenguas se entienden a la perfección, es un beso lleno de deseo, pero tierno a la vez. Nos separamos, nuestras respiraciónes estan agitadas. Él acaricia mi mejilla y me da otro beso, éste es más dulce, yo sonrio. Seguimos bailando unas canciones más, ahora una movida. Busco a las chicas con la mirada y no las veo, Liam se acerca a mi oido- ellas estan bien acompañadas, no te preocupes- susurra y siento que se me eriza la piel, asiento nerviosa.
-¿quieres otro trago?- pregunta. Yo niego con la cabeza.
-avisame cuando te quieras ir. Yo asiento -¿tu te quieres ir?
-cuando tu quieras nos vamos.
-vamos. Digo segura. Él sonrie, salimos de alli, afuera corre una fresca brisa, él me abraza por encima del hombro - en el auto tengo una campera- dice.
-no la voy a rechazar- digo temblando.
Llegamos hasta su coche, abre las puertas, subo de inmediato, él busca en el asiento de atras una campera, no es cualquier campera, es la de su club, yo la tomo y me la coloco.
-no traje una de vestir- dice nervioso
Su olor inunda mis fosas nasales, si estaria sola hubiese suspirado, pero no iba a hacerlo delante de él - abriga igual, gracias- respondo con una sonrisa. Él se abrocha el cinturon de seguridad, enciende el motor, y se pone en marcha, se detiene en un semaforo y me mira, se quita el cinturon y se acerca , queda a centimetros de mi boca, toma mi cinturon de seguridad y me lo abrocha.
-es lo primero que debes hacer. Dice prendiendo nuevamente el suyo, luego mira las luces de adelante. Cuando cambia a verde, sigue el camino. Yo solo me dedico a mirar por la ventana, si es por mi babearia por él, pero sentiria mi mirada encima todo el tiempo.
Al llegar estaciona el vehiculo, ambos bajamos. Lo miro y le pregunto ¿por que fueron justamente a la misma disco?
Él coloca la llave en la cerradura, luego abre la puerta, se gira y me mira - teniamos ganas de salir, fue casualidad.
-si claro- digo con ironia. Cierra la puerta, yo camino hasta las escaleras, subo el primer escalon y me giro a verlo - ¿te la tengo que devolver ahora? - digo señalando a la campera.
-cuando tu quieras.
-si quieres buscala en mi cuarto- digo girandome y subiendo los demas escalones. Llego a mi habitación, abro la puerta, huelo la campera sin discreción alguna, me tiro de espaldas en la cama, y cierro los ojos.
-¿quieres mi perfume? Abro los ojos de inmediato, y me siento como resorte, él esta recargado en la puerta, más sexy que de costumbre.
-quiero algo más que tu perfume- digo. Claramente estoy ebria, sino ni en sueños le responderia así a Liam.
Él camina hasta mi, quedando a centimetros de mi rostro -¿que quieres Sarah? Me pregunta y sentirlo tan cerca me deja sin aliento. Me inclino hacia él y besos sus labios, empezamos con delicadeza, pero luego se intensifica, siento calor en todo mi cuerpo, la ropa me estorba, lo deseo tanto, muerdo su labio inferior, él sonrie. Comienza a besar mi cuello, mientras me acaricia las piernas. Él esta deseando tanto como yo, que se repita.



Kathee

#243 en Joven Adulto

En el texto hay: viaje, amor tristeza

Editado: 05.06.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar