Mi amor imposible

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 43 "Cerquita de mi"

Tras conducir alrededor de dos horas, buscando a Emma en toda la ciudad llamo a Isaac y Aaron para reunirnos en la plaza más cerca a mi casa. Bajo del auto y camino hasta ellos
-nada bro- dice Aaron apenado
- llame a John y tampoco sabe nada- dice Isaac.
-vayan a descansar es tarde, si saben algo me llaman sin importar la hora. Gracias. Les doy la mano en forma de saludo y me dirijo a mi coche nuevamente.
Encaminó a mi casa, al llegar entró el auto al garage, abro la puerta y veo a Anthon sentado en el sofá, y al lado veo a Sarah acostada durmiendo, me acerco sin hacer ruido. El Rubio me ve y se pone de pie.
-¿no la encontraron?- pregunta. Yo niego con la cabeza.
-mañana temprano salgo a buscarla nuevamente.
-eh bro vino alguien a buscarte- dice serio
-¿alguien?- pregunto
-no recuerdo su nombre, pero era una chica de cabello castaño ojos verdes. No puede ser Lena.
-¿Sarah la vio?- pregunto
-si, de hecho ella la atendió..maldita sea.
-¿no te dijo que quería?-
- no, hablo con ella y se fue. Y Sarah no me dijo nada.
-gracias - digo.
-¿ya admites que te gusta?- pregunta. Yo lo miro y frunzo el ceño
-no me gusta nadie bro.
-si claro- responde en tono ironico.- nos vemos mañana . Sale de allí, yo llevo las manos a mi cabello, maldita sea ¿por que no la lleve conmigo? Espero Lena no  le haya dicho nada. Volteó y la veo sentada
-¿no sabes nada de Emma? - pregunta sin mirarme. Camino hasta ella y me siento a su lado, me hace bien tenerla cerca.
-no, mañana saldré temprano nuevamente a buscarla, tiene que aparecer.- digo. Ella se pone de pie y camina hasta la entrada.
-¿a dónde vas?- pregunto
- a mi departamento- responde- por cierto dijo Lena que vendrá a verte mañana.
Camino hasta ella y tomó su mano antes de que abra la puerta.
-no te vayas- le pido, la giró ella me mira sería
-no tengo nada que hacer acá Liam, ni siquiera se donde puede estar mi amiga.
-quedate conmigo. Ella quita su mano de las mías.
-no, solo te pido que si sabes algo de Emma me avises.
-deja que te lleve al menos- digo. Tomo nuevamente su mano y noto que está temblando -¿tienes frío? Preguntó, ella niega con la cabeza. La envuelvo entre mis brazos ella empieza a llorar. Me separo un poco y tomó su rostro con mis manos
-¿qué tienes? Por alguna razón detesto verla llorar y no saber que hacer para ayudarla, limpio sus lagrimas con mi pulgar.
-¿crees que ella este bien? ¿ y si le pasa algo?
-sabes el día que no te encontrábamos a ti ella estaba muy preocupada no hay dudas de cuanto se quieren. Ella va a aparecer.- respondo, la vuelvo a abrazar. Tenerla en mis brazos me transmite tanta paz, a pesar de que estoy preocupado por mi hermana de alguna manera Sarah me calma.
-¿te vas a quedar?- le pregunto. Ella asiente, yo sonrió. La tomó de la mano y juntos subimos las escaleras, abro la puerta de cual era su cuarto. Ella entra yo también lo hago, Sarah voltea a verme.
-podemos dormir los dos aca- digo mientras me encojo de hombros restandole importancia, pero la verdad no quiero ir a mi habitación- yo duermo en el sofá- digo. Estar en este cuarto me traen recuerdos, diría hermosos recuerdos. Las veces que tuvimos sexo lo hicimos aca, no quise llevarla a mi cuarto ya que allí estuve con Lucy, con Sarah quise hacerlo en un lugar donde no haya entrado nadie más.
-tranquilo no muerdo- responde acostandose en la cama
-no temo a que me muerdas, solo no quiero incomodarte. Ella se sienta y me mira
-no me incómodas Liam, por mi acuestate donde quieras, hay lugar de sobra- señala la cama.
Yo me pongo de pie y camino hasta ella
- ya que insistes, si me quieres cerquita de ti dormiré aca- digo. Ella enarca una ceja. Yo sonrió, me quito la remera, y el pantalón siempre duermo en boxer.
-puedes dejar de desnudarte- dice ella.
- disculpa no puedo dormir vestido, si no puedes resistirte solo dime- bromeó
-yo estoy bastante incómoda y no me quito la ropa.
-puedes hacerlo- me encojo de hombros mientras deseo que lo haga. Ella se pone de pie, me mira de pies a cabeza 
-al menos cubrete- dice. - voy a buscar un pijama de Emma- Sale del cuarto, yo sonrío.
Ella regresa ya cambiada con un short color negro, y una remera de tirantes blanca, se ve hermosa. Yo aún sigo destapado.
Se mete en la cama, se cubre con la sabana y me da la espalda.
Giró mi cabeza en su dirección, en esta cama lo que menos hicimos fue dormir nunca pensé querer abrazar a una chica sin follarla.
No estoy seguro de lo que lo que me está pasando.
No puedo dormir, de solo sentir su aroma deseo acariciarla, abrazarla, pasar mi mano en su cabello. Tocó su hombro
-Sarah- digo ella se gira y me mira - ¿qué fue lo que te dijo Lena? -pregunto, solo me interesa saber que no la haya molestado.
- lo que ya te dije- responde
-¿segura solo eso?
-olvide la mitad de las cosas, pero tu recado lo dije tal cual.
-solo la vi una vez, entre ella y yo...
- no me tienes que explicar nada, que estemos  acostados en la misma cama no quiere decir que tengas que hacerlo- dice.
-Lena no me importa- digo sincero
-¿a ti te importa alguien?- pregunta, no puedo decirle que ella está empezando a importarme como no tiene idea. Ante mi silencio vuelve a hablar - no tienes que responder sino quieres.
-¿qué sientes por Isaac?- pregunto
- lo divertido de preguntar es que respondan, tu no me respondiste- dice.
-es lo justo, esta bien si me importa alguien, ahora dime tu .
-Isaac es muy lindo conmigo, pero no siento nada por él. Eso es bueno pienso
-¿él lo sabe?
-siempre fui sincera con él, desde el principio le dije que estoy enamorada de...- se calla de repente. Yo la miro
-¿de?- la ánimo a que siga hablando
-de otra persona.
-¿de quien?- indago
- es mi turno me hiciste dos preguntas de más
-en realidad no es un juego- me encojo de hombros.
-¿por qué escogiste azul cian para tu traje? Y no me mientas se que lo compraste tu.
- no queríamos repetir los colores con los chicos- trato de ser convincente -me quedaba bien ¿o no?. Ella asiente.
- ¿qué es lo que tiene que tener una chica para gustarte?
-bueno yo creo que eso no es como si le elige, me tiene que gustar su sonrisa, bueno creo que si hay algo; generalme me gustan de cabello rubio.  Es mi turno.
-¿qué es lo que tiene que tener un chico para enamorarte?. Ella se sienta en la cama y me mira. Yo la imito me siento.
- tiene que ser más alto que yo- responde
- eso no es muy difícil, con medir un metro ya esta- bromeó. Ella Sonríe debil.
-yo dije que me tiene que gustar la sonrisa tu di algo de eso- me interesa saberlo.
-su mirada, que cada vez que me mire me haga olvidar de todo a mi alrededor- dice bajando la vista. Bueno ahí ya no tengo oportunidad.
-creo que ya es tarde- digo. Ella asiente - ¿mañana vamos juntos a buscar a Emma?- le pregunto
- si despiertame, suelo dormir muy fuerte pero ...
- si ya lo se- la interrumpo - te despertare.
- gracias. Hasta mañana- dice, mientras se acuesta nuevamente. Yo también lo hago, ella apaga la luz de la lámpara.
~~~~~~~~~

La claridad comienza a molestarme, abro los ojos y veo a Sarah dormir a mi lado, ¿en qué momento nos abrazamos? Nuestras piernas estan enredadas, intento moverme sin despertarla, ella me abraza con fuerza yo sonrío.
-¡Sarah!- la muevo un poco.
-¡Sarah!- intento nuevamente. Quito su cabello del rostro y la observo unos segundos dormir, se ve tan linda.
Acerco mi boca hasta la suya y dejo un casto beso. Deseo besarla, ella mueve su cabeza un poco y abre los ojos lentamente
-no me despertaste- dice
-acabo de despertar- miento. Ella se separa mi cuerpo.
Toma su teléfono.
-creo que se donde puede estar Emma- dice.
-¿donde?- le pregunto
-que John vaya por ella- dice. Se pone de pie y sale del cuarto.

~Narra Sarah~

Espero encuentren a Emma, intento marcarle una vez más pero nuevamente me manda al buzón. Respiro con pesadez, suena el timbre corro a abrir, veo una chica de cabello castaño ojos verdes, muy linda más alta que yo y un cuerpo envidiable. Me mira de pies a cabeza
-¿está Liam?- pregunta. Yo niego con la cabeza
-¿tú quien eres? ¿ su empleada?- se ríe - yo soy su novia cuando lo veas dile que mañana regreso. Mi mira con desprecio y se va, me encontró en un mal momento. Yo siento un nudo en mi garganta, ya parecía muy lindo para ser real, ya tenía que aparecer una bruja. Por primera vez no es rubia; me siento en el sofá nuevamente y vuelve a sonar el timbre ¿y si es ella de nuevo?, me dirijo a abrir veo a Anthon.
-hola- se acerca y me da un beso
-hola- respondo
-¿aún no se sabe nada de Emma? - pregunta, yo niego con la cabeza, él entra y yo cierro.
-¿ estas bien?- pregunta .



Kathee

#262 en Joven Adulto

En el texto hay: viaje, amor tristeza

Editado: 05.06.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar