Mi amor imposible

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 46 "Me confundes"

La claridad se hace presente en cada rincón de mi habitación   y aunque admito me encanta dormir, sentir esa loción tan varonil a mi lado me quita el sueño, volteó y veo a Liam con su celular en la mano.
-buenos dias- dice concentrado en su aparato.
-buenos dias- respondo.
-¿preparamos el desayuno?- pregunta dejando el móvil a un lado. Yo asiento, hacer el amor es perfecto pero compartir pequeños momentos con él fuera de una cama no tiene precio.  Liam se pone de pie  y comienza a vestirse, yo lo miro disimuladamente, luego lo imitó, ambos nos dirigimos a la cocina.
Empezamos a preparar todo.
-muero de hambre- dice
-yo igual- respondo. Podría comerte a ti- pienso.
-¿por qué trabajas en ese lugar?- pregunta serio
-¿qué tiene "ese lugar"?- hago énfasis a esas dos últimas palaras
- no es seguro para una chica, además cualquier idiota puede  sobrepasarse. Yo lo miro sería, ¿desde cuándo le importa si alguien intenta pasarse de listo?
- en ese caso trabajan dos chicos allí, Taylor es un cabrón pero Cristian supongo me ayudaría - respondo
-¿quién es Taylor?
- el chico de la barra.
-¿por qué no te cae bien?
-porque es un idiota, cree que quiero ligar a todos por atenderlos amable. Liam frunce el ceño
-¿y ese Cristian?
-otro mozo, y quien me acompañó anoche. Antes de que llegues. Liam no responde nada, se dedica a servir el desayuno, luego tomamos asiento, esta vez lo hago a su lado, no al frente.
Doy un sorbo a mi leche chocolatada y lo miro, él esta serio e ido
-Liam- empiezo a hablar -quiero pedirte algo. Él me mira confundido
-dime- responde.
-¿recuerdas a Bianca la novia de mi hermano?  la chica de la juntada, la cual le firmaste una remera para su hermanito. Liam lo piensa unos segundo y luego asiente. -bueno el niño es fans tuyo y se me ocurre que podemos darle la sorpresa de conocerte ¿qué te parece?- preguntó entusiasmada, en verdad me encantaría que Liam acepte estoy segura de que ese niño será completamente feliz.
- esta bien ¿cuando quieres que vayamos? . Yo sonrió feliz, me pongo de pie y le doy un abrazo
-gracias por aceptar, creí que no podría convencerte- digo sincera. Nos separamos y el eleva una ceja
-me conoces poco- dice.
- no es cierto, te conozco muy bien, solo que crei que te harías rogar más, o me pedirias algo como que luego no vuelva a molestarte o nose- me encojo de hombros.
-me gustas- dice. Yo abro los ojos como plato
-¿que?- pregunto 
- que me gusta estar contigo- dice. Yo estaba a punto de abalanzarme en sus brazos y decirle que el a mi me encanta y ...
-ahora que mi hermana no está nunca en casa me aburro- dice interrumpiendo mi estúpidos pensamientos.
-¿quieres adoptarme de hermana?- digo irónicamente. Él niega divertido.
-solo digo que prefiero estar contigo antes de estar aburrido.
-ya no la aclares que la oscureces más. De pronto mi estómago se cierra y el hambre se me quita.
- no comiste nada- dice él
Yo trago en seco, lentamente levanto la mirada y la clavó en sus ojos.
- no tengo hambre- respondo
-dijiste que si.
-ahora ya no- digo seria.
-mujeres ,mujeres quien las entiende - exclama.
¿de verdad no se da cuenta? Cierro los ojos, y respiro con pesadez, se me está yendo de las manos esta situación. Abro los ojos y veo a Liam mirandome.
-¿qué me ves?- pregunto irritada
-¿cuándo vamos a ir a la casa de ese nene? - pregunta sin dejar de mirarme.
-cuando tu tengas tiempo.
-¿hoy?- dice. Yo asiento.
- voy a avisarle a Bianca. Me pongo de pie y camino al cuarto, tomó mi celular y la llamo.
Ella me confirma que estan en su casa, me envia su dirección y finalizamos la comunicación. Vuelvo a la cocina, Liam esta de pie recostado en el refri, su mirada esta pérdida.
-dijo Bianca que hoy estan en su casa- digo. Él asiente sin mirarme.
-¿te arrepentiste?- preguntó. Liam niega con la cabeza. -¿no tienes lengua?- me cruzo de brazos.
-¿quieres averiguarlo?- me mira y dice en tono burlón. Yo entorno mis ojos, a veces no lo entiendo a este chico.
-acabas de hablar- él se ríe. No deja de mirarme y eso es raro.
-ve a bañarte, luego vamos a mi casa yo me baño y vamos a almorzar así más tarde vamos a ver al niño- dice.  ¿Pasar parte de la mañana y la tarde juntos? Vaya, eso no me lo esperaba.
- esta bien, Siéntete como en tu casa, si quieres encender el televisor hazlo- digo 
-bien- responde. Me dirijo a mi cuarto, tras elegirme la ropa empiezo mi baño.
~~~~~~

Liam estacióna su auto frente a su casa, bajamos y caminamos hacia la entrada, abre la puerta y entramos.
-Siéntete como en tu casa- me guiña un ojo, voy a bañarme- yo asiento, comienza a subir las escaleras; yo enciendo la tele, hago zapping nada parece entretenido. La apagó y dejo el control donde estaba antes; pasó la mirada en toda la estancia, todo sigue igual extraño vivir acá. Saco mi celular y empiezo a  mirar mis redes sociales, sin darme cuenta del tiempo que pasó Liam baja nuevamente y se sienta a mi lado
-aun falta para almorzar ¿qué quieres hacer?- pregunta. Yo dejo mi celular a un lado y lo miro
- no lo se, ¿qué quieres hacer tu? . Él mira mis labios y luego sube su mirada hasta mis ojos. Se acerca un poco más y acaricia mi mejilla, se acerca un poco más nuestros labios quedan a escasos centímetros, cuando creo que va a besarme apoya su frente a la mía y cierra los ojos.
-Sarah quiero que quede claro que entre nosotros no va a pasar nada más, tenemos sexo y la pasamos bien y es sólo eso- dice manteniendo la misma posición
Yo me separo de él y lo miro a los ojos, al alejarme él abre los suyos y me mira
-Yo lo tengo claro, no te preocupes solo la pasamos bien- respondo, ¿para qué hablar de eso? Estábamos bien.
-no quiero que te confundas- dice. Yo niego con la cabeza.
-me gusta estar contigo, la pasó bien pero es sólo eso-
-descuida Liam lo tengo muy presente- respondo. Él me sonríe débil, se acerca a mi y me da un casto beso en los labios.
-los besos solo cuando tengamos sexo- digo. Él muerde su labio inferior nervioso y asiente. Mi corazón late a gran velocidad, siento ganas de gritarle lo idiota que es,  ¿por qué no viaje con mamá? Mi vida no es nada, en España, ni el Los Ángeles ni en Australia no tengo nada que perder.
-¿quieres que te lleve a tu departamento?- pregunta, claro el almuerzo era solo una farsa para volver a acostarse conmigo. - no quiero que estés incómoda, podemos dejar el almuerzo para otro dia-
- no estoy incómoda, además vamos a ir a casa de Bianca después.
- esta bien. ¿miramos una película?. Yo miro la hora en el celular.
-se nos va a hacer tarde- respondo
-¿jugamos a la play? - pregunta. Yo asiento. Empezamos a jugar un partido de fútbol, lógicamente Liam me gana siempre. 
Al terminar nos dirigimos a un lugar donde almorzaremos.
Durante el camino no miro a Liam solo me dedico a revisar mis redes sociales. Él detiene el vehículo, levanto la mirada y veo en un letrero  restaurante "Café de París"
Entramos y tomamos asiento en una de las mesas libre. Su decoración tipo bistrot de los de antes, con grandes cristaleras, techos altos, lámparas tipo bola, bancos corridos en piel burdeos y mesas de mármol blanco, lo hace totalmente hermoso. Un chico de cabello castaño claro alto y ojos miel se acerca a nosotros.
-buenos dias- saluda amable.
-buenos dias- respondo, el nos entrega la carta.
La carta consiste en un menú cerrado hecho a la minute, en la que el plato principal es toda una experiencia protagonizada por entrecote.
El chico se retira, Liam esta serio.
-¿te pasa algo? - pregunto confundida. Él niega con la cabeza. Él mozo regresa con una botella de vino la cual pidió Liam, empieza a servirnos en las copas.
Liam lo mira molesto, el chico me mira y me sonríe , luego se aleja
-¿por qué lo miras así?- le pregunto. Liam me mira y respira con pesadez.
- ¿a casó no lo ves como babea por ti?
-¿de verdad?- preguntó entre risas. Liam enarca una ceja
-¿qué es lo gracioso?
- como te comportas- respondo   
-explicate- dice, yo doy un trago a mi bebida 
-¿por qué te comportas así?- pregunto, en verdad me desconcierta, quiere dejar en claro que solo quiere tener sexo conmigo y ahora esta celoso.
-¿así como?- pregunta con fastidio
- Liam que me haga la tonta no quiere decir que lo sea, me miras raro, luego me dices que no confunda las cosas contigo y ahora estas  celoso.
- no estoy celoso- dice tajante
-disculpa crei que dijiste que babeaba por mi  entonces ¿por qué estás molesto? - preguntó en tono ironico
-porque es un desubicado, él no sabe que somos no tiene que coquetearte delante de mi.
-si fuéramos pareja habríamos entrado tomados de la mano, además no me coquetea, solo es amable.
- si claro- responde ironico. Él chico deja los platos encima de la mesa.
- que lo disfrutes- dice mirándome
-gracias- respondo, él sonrie y luego se retira. Miro a Liam
- que lo disfrutes- dice imitando al chico claro que en tono burlista, yo niego divertida. El resto del almuerzo fue tranquilo, al terminar Liam paga la cuenta y nos retiramos.
~~~~~~~~

Toco el timbre, estoy ansiosa por ver el rostro del hermanito de Bianca cuando vea a Liam. La puerta se abre poco después.
-¡Hola!- grita Bianca. Nos damos un corto abrazo.
-hola- saluda a Liam. Se hace a un lado, ambos entramos. -Alan esta en el patio del fondo vamos. La seguimos. Su casa en inmensa, las paredes son blancas, el piso color negro  muy brilloso.
Caminamos tras un largo pasillo, salimos a la parte trasera, allí hay un piscina, un parquizado muy lindo, sus papás se encuentran sentandos en unos bancos junto a una mesa circular blanca, el niño está sentado en una silla de ruedas.
Bianca nos mira - Alan no puede caminar, desde hace dos años. - dice apenada.
- lo siento- digo .tomó su mano y ella sonríe 
-vamos.- dice . Llegamos hasta ellos. Él señor castaño al ver a Liam abre sus ojos color celestes como plato, la señora cabello negro sonríe sin poder evitarlo.
Liam se acerca a Alan y se agacha a su altura
-Hola campeón- lo saluda. Él niño abre los ojos y boca como plato, realmente esta sorprendido y emocionado, segundos después reacciona y le da un abrazo.  Al separarse se limpia las lágrimas. Bianca me toma de la mano.
-mamá ella es Sarah Morton hermana de Erick.
-mucho gusto- dice la señora. Se acerca y me da un beso. - eres muy parecida a Erick y Erin. 
-Hola Sarah- saluda el señor. - parecen trillizos- sonríe.
-hola- saludo. - si nos parecemos. Miro a Liam quien esta hablando con el niño. Bianca se acerca a mi
-gracias, no se como agradecerte de verdad- sus ojos se cristalizan. Yo la abrazo.
-con que hagas feliz a mi hermano me alcanza y me sobra- susurro. Ella asiente.
- eso siempre- responde - y tu ¿no andas con este bombón aún? - pregunta en susurro. Yo niego con la cabeza. Tomamos asiento, y miramos la tierna escena de Liam y Alan hablando.
El nene lo mira a Liam con tanta admiración.
Pasamos una bonita tarde, Bianca me presento ante Alan pero el niño solo tiene ojos para Liam, se tomaron varias fotos, Liam le regaló su camiseta firmada. Nos despedimos de ellos y caminamos hasta el auto.
Al subir miro a Liam, lo veo emocionado, sin decir una palabra me acerco a él y lo abrazo con fuerzas. Él responde de inmediato, no quiero soltarlo, me siento tan bien entre sus brazos, pero debo ir a trabajar. Me alejo de él, sus ojos estan cristalizados.
Miro la hora en el celular, solo faltan diez minutos para mi hora de ingreso; tomó su mano entre las mías, él me mira.
-Él cree que soy alguien especial, desea ser como yo algún día, lo que no sabe es que él ya es mejor- dice.
-fue hermoso lo que hiciste por este niño, nunca olvidará este día- digo.
Liam sonríe y presiona mi mano.
-gracias por hacer que lo conozca- dice. -¿tienes que ir a trabajar?- pregunta.
- si y creo que voy a llegar tarde.
-abrocha tu cinturon- dice. Yo lo obedezco, él también lo hace luego enciende el vehiculo.
Miro el celular nuevamente solo faltan cinco minutos. Estoy segura de que Zoé me regañara a lo mejor me despide.
Liam se detiene frente al bar.
-gracias - digo. Antes de bajar, él me toma de la mano.
-¿a qué hora sales? -pregunta
-no lo se, pero no tienes que ...
-avisame y vengo por ti. - me interrumpe. Yo sólo asiento y me bajo.
Entro y veo a Taylor y a Cristian en la barra, ambos voltean a verme.
-hola saludo a Cristian. Él me ignora, no tengo idea de porque lo hace, no le doy importancia, decido ir a cambiarme. Ya lista salgo, reviso que todo este en orden, llega Zoé. Agradezco mentalmente  que no estaba,
-hola amor- saluda a Taylor, luego saluda a Crsitian, a mi como es de esperar me ignora, abre las puertas del bar;
-amor la modelo llegó tarde- dice Taylor. Ella me fulmina con la mirada. Se acerca a mi
-¿cómo que llegaste tarde?- pregunta molesta
- no llegue tarde, llegue justo- aclaró. Ella me toma del brazo, y empieza a jalarrme haciendo que camine.
-sueltame- digo intentando zafarme, ella presiona con más fuerza impidiendo que pueda hacerlo.
Golpea la puerta en la que estuve por primera vez, allí esta su tío.
-¿qué pasa mi amor?- le dice él
-tío la nueva llegó tarde- dice ella haciendo su voz de niña buena.
-yo me encargo- responde él y ella se retira.- siéntate- me señala la silla que está frente a él.
Yo tomo asiento sin decir una palabra.
-mira niña si hay algo que es fundamental en cualquier empleo es la puntualidad, no puedo pasarlo por alto, si me dices el motivo a lo mejor pueda entenderte y el castigo sea menor- dice.
- no llegue tarde señor ...
-mi sobrina no dice mentiras, la propina que hagas hoy no lo llevas, la próxima te suspendo- finaliza
-llegue a horario su sobrina no estaba ...
-deja a Zoé fuera de esto.- me interrumpe -si quieres lo solucionamos de otra manera-  me guiña un ojo.
-puede quedarse con la propina- digo mientras me pongo de pie y salgo de allí y empiezo a hacer mi trabajo, Taylor, Zoé y Cristian murmuran entre ellos me dedico o ignorarlos.
Las horas pasan lentas, la noche esta tranquila, pocas personas están allí, espero en un rincón y Cristian se acerca a mi
- hola Sarah, disculpa que no te salude antes, Zoé no quiere que tengamos relación. Yo no respondo, él me parecía una buena persona y ahora ya no se que creer, tal vez quiera sacar información acerca de algo no estoy segura. Veo entrar a una pareja me acerco a ellos y cuando veo quienes son mi corazón se acelera  y  siento como si fuera a salir de mi pecho.



Kathee

#232 en Joven Adulto

En el texto hay: viaje, amor tristeza

Editado: 05.06.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar