Mi corazón de algodón♡

Tamaño de fuente: - +

Capítulo II "Dulce manjar"

Las clases terminaron y era hora de irme a casa. Si por fin, hoy la clase fue sin novedad alguna a excepción que Cami no dejo de robar miradas ni un segundo, todos se hicieron amigos de Cami al instante de conocerla, me era un fastidio porque las chicas creídas de mi curso, también se hicieron amigas de mi prima y que podía hacer yo. 

Nada, total era decisión de Cami. 

Salía del curso, poniéndome el tirante de la mochila solo de un brazo, Cami se quedo conversando con esas chicas, no era mi problema si no venía conmigo, aunque sabría que mamá me mataría, pero Cami ya no era una niña, ella sabría como arreglárselas. 

Mientras caminaba por el pasillo en dirección a la salida, sentí una mirada intensa en mí, gire hacia dónde pensé que me miraban y me tope con unos ojos hermosos cafés claros, y si era él que pensaba. 

Me miró de lejos intentado sonreír, yo no sabia que hacer estaba nerviosa, solo me quede estática mirándolo, era él chico nuevo, aquel chico que me dijo que me vería luego.  

Entonces el comenzó a venir hacia mí, y comenze a sentirme más nerviosa, trate de respirar sin que se notará mi nerviosismo. 

*Inhala, exhala*  (eso se repetía en mi cabeza mientras él se acercaba) 

-Hola.-dijo por fin sonriendo, paso su mano en su cabello, tratando de arreglarse un mechón que se le venía a la frente.

Le sonreí un poco tambien con mis nervios logre decir Hola... 

  • - Recordé que no te pregunté tu nombre. - me miró amablemente, luego sonrió un poco como sabía hacerlo.
  • Me llamo Kath.- dije de inmediato, ya menos nerviosa segui hablando.-  Y¿Cuál es tu nombre? - pregunté mirándolo a los ojos.
  • El sonrió y miró hacia la salida, como queriendo irse.
  • -Me llamo Bryce, un gusto Kath.- me miró unos segundos y nuevamente  miró hacia la salida. - Sabes me viene a recoger un amigo y pense si quieres te paso dejando. - sonrió coquetamente y sentí mis nervios de punta.
  • No sabía que decir, lo mire unos segundos nerviosa pensando en que decir, por dios era un chico muy lindo y amable, pero acababa de conocerlo. ¿Qué haría Cami? En estos momentos quisiera que estuviera a mi lado.
  • De pronto como si Cami fuera mi hada madrina o algo por el estilo, apareció ante nosotros.
  • -Kath me voy con las chicas vienes con nosotras.- dijo sonriendo mirándome solo a mi.

Quería que me salvara pero no de esta manera, ¿Qué sería mejor? irme con Bryce un chico muy lindo que acababa de conocer o irme con aquellas chicas que conocía 3 años pero no soportaba lidiar. 

Le pedí unos minutos a Bryce para hablar con mi prima a solas, el asintió y dijo que me esperaría afuera. 

-Kath que sucede.- me miro Cami intrigada.- ¿Acaso interrumpi algo? .- dijo sin dejarme hablar. 

Tranquila, no interrumpiste nada. Cami el chico nuevo me acaba de invitar, me llevara en su auto a mi casa, bueno el carro de su amigo. Y no se si decirle que si.- dije mordiendo un poco mis labios, lo hacía siempre que tenía nervios, era un tic. 

-Kath no deberías preguntarme esto, ya deberías estar en el auto con ese chico. Créeme no intentará matarte, eres muy dulce y habria muchos testigos y no le conviene dejar sospechas. - dijo riendo.- luego agregó solo anda. 

Estás loca.- solté una risa. Siempre con tus ocurrencias, bueno me iré ya.  - sonreí  y me despedi de Cami. 

- Conquistalo chica.- alzó una ceja y sonrió. 

Nos vemos en casa, ten cuidado con ellas.- dije sin despegarles la mirada encima a las patéticas del curso, así les llamaba yo junto a mi mejor amigo Colin. 

Quién no regresaba aún de vacaciones, ya lo extrañaba demasiado. 

Camine hacia la salida  arreglando un poco mi cabello, de lejos pude ver a Bryce recostado sobre el auto y en el timón a quién supuse que era su amigo. 

Me acerqué a Bryce y lo mire unos segundos. Para luego dirijir mi mirada unos segundos a su amigo, quién lucía bien, con un aspecto de pocos amigos, tenía el cabello rubio, ojos café oscuro, unos músculos que resaltaban de su camisa negra, una mirada seductora; lo digo porque me miro de arriba hacia abajo, lo cuál me hizo sentir incómoda. 

Bryce me miro enseguida con una sonrisa y  se levantó del auto, ya que estaba recostado. 

-Kath que bueno que hayas aceptado, te presento a mi amigo Dereck. - dijo sonriente mientras me hacía una seña hacia su amigo. 

Sonreí y dije. Hola Dereck lindo auto.- fue lo único que se me ocurrió decir ante su mirada seductora.

El sonrió picaramente, me miró de arriba hacia abajo nuevamente. 

Y por fin habló. 

  • -No se queden parados, tomen asiento.- dijo riendo mientras se movió del asiento para abrir la puerta de alado suyo. - tu amiga puede sentarse a lado mío. - me guiño el ojo y luego miro a Bryce, quién no puso un lindo gesto.
  • -Esta bien si Kath quiere.-  dijo Bryce mirándome esperando mi respuesta.
  • Yo no quería armar un lío por esto, solo asentí y me sente alado de Dereck. Bryce no dijo nada y se sentó
  • atrás.
  • - Y bien por dónde vives Kath.- pregunto Dereck mientras encendía el auto.
  • A unas 5 cuadras de aquí, por el supermercado del centro.-agregué.
  • Dereck entendió y comenzó a conducir. Y Bryce no dejaba de mirarme por el retrovisor, lo cuál me ponía muy nerviosa, no me gustaba solo lo había conocido hace poco, pero me atraía bastante.
  • Todo el recorrido, nadie hablo, fue un trayecto aburrido y muy silencioso, por ratos Dereck me miraba coquetamente, pero no le prestaba atención.
  •  
  • En 5 minutos ya había llegado a casa, solo fueron 5 minutos soportando miradas intensas de Dereck y de Bryce pero era diferente, yo también quería mirarlo.

Bryce se bajo del auto enseguida para abrir la puerta del auto dónde iba sentada. 



Lunadash

Editado: 04.03.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar