Mi Cuento

Tamaño de fuente: - +

LA PELEA

Las cosas como siempre no marchan bien, si en este momento ocurre un terremoto estaría más que agradecida de poder salir de la vida monótona que tengo.

Camino a paso normal (según yo; ya me han dicho que parezco loca caminando tan rápido), tengo una rara sensación en el estómago, algo malo va a pasar…Lo sabía, están discutiendo de nuevo, no entiendo porque siguen juntos.

--¡Tu hermana es mala, te quiere meter a la cárcel y aun así la defiendes!--grita mi mamá.

--¡Mi hermana no te ha hecho nada! Ya veré como arreglo este problema, en vez de ayudar me alteras más. ¡Mierda no ayudas en nada!-- grita  mi papá.

Mi hermano menor y yo, espectadores ausentes y presentes, el prefiere irse a su cuarto. No lo culpo, vivir con esto todos los días es tóxico, estresante, doloroso. Sentir algo ya no me es permitido, debo obviarlo, debo fingir frente a un niño que está en la etapa más "difícil" (¡pura basura!).

Mi mamá esta pálida, todo el día estuvo mal, pero sigue ahí parada. Mujer digna de admiración... Llegó el momento de calmar las cosas.

--Papá, mi mamá tiene razón, ¿porque la justificas? Mira en lo que te ha metido. Ella sabe que tienes una familia y le importó un comino y te denunció. No tiene nada mejor que hacer que jodernos la vida. Pa--

--Cállate ¿sí? ¿Tú qué sabes? ¡Lo único que saben es hablar mal de mi familia, doñas perfectas!

--Nosotros somos tu familia, ellos se meten donde no deben, nos tratan mal a mí y a Diego, ¿crees que es bonito? ¡No papa, ya me cansé! Mañana mismo me cambio de apellido.

-- Hazlo, cámbiate a lo que se te la gana, tú eres la culpable de todo, tú y tu madre me arruinaron la puta vida.

--Lo sé, ¿crees que no me doy cuenta? Si tanto les jodí la vida, ¿porque carajos simplemente no me tuvieron o dieron en adopción? ¡Nadie les dijo que me tuvieran!

--¡dios, paloma cállate! ¿Qué diablos estás hablando? ¡Y tu huevonazo, decirle a tu hija que no debió haber nacido! ¿En qué cabeza?—mi mama se empezó a poner colorada, arrastraba las palabras como si estuviera borracha. Eso no es bueno, las ultimas 4 veces me enseñaron a advertir que es lo siguiente a pasar.

--Papá, ya basta, mamá está mal, mírala. Olvidemos todo hay que ir al hospital.

--¡Claro, ella se pone mal y hay que ir corriendo a atenderla! ¿Dime quien mierda se ha interesado por mí? Solo mi madre y ya está muerta.

--Papá nadie te pregunta, porque jamás comentas nada, hay que adivinar si estas de buen o mal humor, tu solo quieres hacerte la víctima cuando ni siquiera confías en nosotros. Si nos preocupamos por tu salud...

--Claro que lo hacen, solo les preocupa que el árbol ya no les de plata. ¿Después qué?

--Papa, ya basta, en serio, mira como esta, sabes qué significa esto, hay que llamar una ambulancia o tomar un taxi, es necesario llevarla al hospital.

--No sé cómo vas a pagar un taxi, no tengo plata, ella ni siquiera trabaja, no me ayuda en nada, lo único que saben hacer es joderme la vida.

--Eres un conchudo. No tienes plata pata tu mujer e hijos, pero si para pagar un juicio y futura indemnización por la maldita de tu hermana; ¿Todavía reclamas? Tu mujer ha tenido 4 embolias, le está dando la quinta y ¿piensas en la plata? Mi madre esta con cáncer, la quimio la tiene mal y eres un estúpido. Sabes que olvídalo, yo cuidare a mi madre. ¡Diego, cámbiate nos vamos al hospital!

--Paloma, ya basta, ¡Estoy cansada, los dos me van a matar!  ¡Déjenme, me voy sola con mi hijo!

--Pero mama, y-yo solo...

--Cállate, cállate ya, ya todos los vecinos se enteraron de lo que pasa. Eres una imprudente que mete la pata toda la vida... ¡Paloma! Te estoy hablando, ven aquí muchacha malcriada, ¿dónde vas?



UNA MONA

#4521 en Joven Adulto
#8752 en Otros

En el texto hay: sexo, problemas, malentendidos

Editado: 09.12.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar