Mi Cuento

Tamaño de fuente: - +

Será divertido

 

--Gorda, caminas lento, hace 10 minutos que dejamos a los demás en la esquina y todavía no los pierdo de vista, si estas cansada dime para parar un taxi o si quieres te empujo para que vayas rodando. Ja,ja,ja,ja, ya anda, me duele todo el maldito cuerpo. -me estoy arrepintiendo de ir con él, ¿es tarde para desechar mi orgullo, y matar mi dignidad regresando a casa?... Si lo es, changos y monos, creo que me voy a un hotel, allá hay uno, este huevón me está exasperando. -

--Idiota, olvida el trato, me voy a ese hotel. No vaya ser que mi gordo no quepa en tu ca…

--Mira linda, un trato es un trato y no me gusta romperlos. Sabes que no ando solo, un día puede que me entren ganas de jugar y mis otros amigos (que no son nada -esta lindos)-me está amenazando--quieran jugar también. Ahora, camina para llegar rápido, bañarme y dormir--es un fresco, lo es, lo es, todavía me jala de la mano, pero mi bocota nadie la controla...

--Eso quiere decir que ya no te curaré, rom...

--Cállate y no hables estupideces mocosa, claro que curarás mis heridas, mi boca no deja de sangrar por tu culpa, ¿cómo diablos explicaré en mi trabajo toda mi cara? Ya me mandaron un memorándum diciendo que si volvía todo golpeado, me botarían. Anda, dame una solución Pequeñota-no me gusta cómo me dice Pequeñota, el único que me dice así es zambo, nadie más. Maldito idiota...

--Diles la verdad, diles que una mocooooosa te dio una paliza. Espero que mis acciones no pongan en duda tu "hombría" ja,ja,ja,ja.

--Buena idea tarada...--no dijo más, pensé que había dado un golpe a su ego, pero no, nada; no me gusta esto, para nada.

Caminamos unos minutos más y llegamos a un edificio de 5 pisos. Cuando entre a su departamento, era pequeño, limpio y cómodo. Era nuevo, la paredes blancas lo delataban, la cocina hermosa, su frigider era uno negro delgado y estilizado, las alacenas eran de melanina negra con sujetadores plateados, la cocina era eléctrica con una campana encima de ella; tenía una barra con dos sillas. Quiero casarme con la cocina--Monga, ya comeremos, tranquila que mi cocina no se irá a ningún lado. Te mostraré donde dormiremos.

--¿Dormiremos?-me sonrió y camino por un corto pasillo, su sala y comedor estaban vacíos, había solo un puff frente a un televisor que se encontraba sobre una tabla de melanina negra que esta a su vez estaba sostenida por latas de cerveza Heineken, me gustó esa idea, creativo.

Pasamos una puerta, dos puertas y a la tercera entramos; había una cama de dos plazas, toda destendida, ropa tirada en el piso y en una silla, había un armario bastante amplio con un espejo en una puerta, al lado derecho había un ventanal que daba a un balcón (la vista es preciosa), y al lado izquierdo el baño, en cerámico negro, el wáter negro y el lavamanos era de vidrio redondo, simple y elegante. La ducha tenía una puerta de vidrio llovizna, la terma es solar y había un pequeño colgador para poner todo lo necesario para tomar una ducha.

--Gordita, ¿qué te parece? ¿Te sorprendiste eh? Estoy seguro que pensaste que vivía en un cuarto lleno de mugre y hecho un asco.

--Ordenado tu cuarto no está. Aclarando nunca pensé eso. Pensé que vivías con tus papás, eso es todo. Ahora dime donde dormiré...

--Aquí, en mi cama conmigo. O la ni...

--¿No eres cospión o sí?

--¿Co-que?...

--Ósea que si te mueves mucho en la cama.

--Tranquila pequeña, que hoy no tengo ganas, me duele todo el cuerpo.

--¡Imbécil! Ya olvídalo, me iré al puff a dormir.

--Ja,ja,ja… ya relájate, ten llama a una pizzería mientras me baño, tengo hambre. --dicho eso último se fue al baño dejándome parada y enojada. Deje mi maleta, llame a la pizzería y me tiré a la cama, todo olía a él (¿qué tipo de perfume usaría?)Pero aquí no puedo dormir, ordenaré un poco (no es que sea super ordenada, pero aquí no sé dónde está la almohada). Tome toda la ropa y la tiré al piso, tomé el cesto de ropa sucia y comencé a seleccionar, sucio, limpio, sucio, limpio, casi todo lo puse en el cesto.

--Gorda, estoy listo. Cúrame de una vez, antes que la pizza llegue. ¿Eh? ¿Por qué estás tan roja bebe?-el condenado esta sin nada de ropa, sigue algo mojado y desnudo, ¡puto, mil veces puto! Lo hace a propósito. ¿Qué hago? ¿Qué hago?

--Anda, ¿me dirás que nunca viste a un hombre desnudo? por favor. Ja,ja,ja,j-a,aaa. ¡Putamadre! ¿Es enserio? Ya, ya relájate, disfruta el show.

--Po-ooo-nte algo, y-yo



UNA MONA

#4526 en Joven Adulto
#8768 en Otros

En el texto hay: sexo, problemas, malentendidos

Editado: 09.12.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar