Mi dama, mi perdición

Tamaño de fuente: - +

#36

*10 meses después... *

Después de pasar tres días en la ciudad con Kael volvimos a la rutina de siempre, nunca más volví a saber nada de Ale y éso en parte el alma me dolía, me la pasaba trabajando y visitando a los papás de Ale y a mi mamá, Kael se va a casar con mi secretaría Valerie y ella espera un bebé de él, yo los visito aveces cuando estoy libre y pocas veces me quedo en su casa un fin de semana y ayudo a mi amiga con las cosas del bebé. Me duché y me vestí un traje suelto hasta las rodillas color rojo abierto en toda la espalda mis tacones negros y el cabello suelto, me maquillé un poco y me fuí, hoy tengo mucho trabajo en la empresa, al llegar fuí a mi oficina y entré, el papá de Ale me esperaba estaba llorando se veía fatal

-Buenos días Roberto, ¿estás bien? 
-No hija siéntate tenemos que hablar

Tomé asiento y esperé a que hablara

-Alexia nunca se fué del país 
-¿Cómo? -osea nos había mentido a todos como siempre lo hace 
-Si ha estado éstos 10 meses internada en el hospital del doctor Noel Carapas, tiene cáncer terminal y está muriendo Andrea 
-Dios no...

No pude más y me heché a llorar mi Ale estaba muriendo y nunca nos dijo nada no quizo vernos sufrir

-Ella pidió que no nos dijeran nada hasta el día que ella muriera y dejó un testamento y su última voluntad, el doctor es buen amigo mío y me llamó hoy para decirme todo me dijo que está en sus últimos días 
-Quiero verla 
-Pues vamos

Tomé mis cosas y nos fuimos, tardamos 15 minutos en llegar al hospital bajamos y entramos en éso salió el doctor

-Querido amigo 
-Hola Noel, ¿como has estado? 
-Bien Roberto, vengan los llevaré con Alexia 
-Gracias

Nos llevó hasta su habitación y antes de entrar nos habló

-Solo puede entrar una persona y luego la otra 
-Ve tú hija yo hablaré con Noel un rato

Ellos se fueron y yo entré, esa no era mi Ale estaba muy pálida y muy delgada estaba perdiendo el cabello, al verme se le iluminaron los ojos

-Hola Andrea 
-Hola Ale 
-Ven siéntate

Caminé hasta ella y me senté a su lado

-¿Como has estado? 
-Mal Ale 
-Lo sé princesa y perdón pero ésto es algo que debía pasar yo sola 
-Ale por dios nos íbamos a casar sabes 
-Lo sé y lo haremos,antes de morir quiero que seas mi esposa y escucha algo nunca te engañé 
-Lo sé tu padre me contó todo pero cuando fuí a buscarte ya te habías ido 
-Lo siento princesa 
-No he dejado de amarte ni un solo segundo Alexia Méndez 
-Ni yo a tí Andrea Guerra, escucha está es mi última voluntad 
-Dímela 
-Quiero que te cases con Kael y formen una familia y el día que tengan una hija quiero que le pongan Alexia

No podía decirle nada de Kael

-Esta bien

Me dió un beso y me recostó en su pecho, en ése momento me besó la cabeza y me dijo

-Llegó mi hora princesa, tengo sueño y debo descansar te amo

Comencé a llorar y la miré, tenía los ojos cerrados y una hermosa sonrisa en su rostro, en eso el sonido de la maquina me confirmó lo que no quería saber, mí Ale el amor de mi vida había muerto, en éso entró el doctor con el papá de Ale, Roberto me tomó en brazos y me separó de Ale

-Ven hija ya Ale se fué

Mí Ale la persona que amé más que a nadie mi novia mi amiga mi amante mi todo se me había ido y para siempre, jamás volvería a ver esa mirada llena de amor ni volvería a sentir sus besos y caricias cuando me llevaba en brazos a la cama y me hacía suya toda la maldita noche, ahora que haré sin el amor de mi vida no creo poder superarlo jamás

-Lo siento mucho Roberto fué muy valiente y una gran guerrera,parece que estaba esperando la visita de ésta chica por que murió en paz y con una sonrisa
-Si ésta era la prometida de Ale se iban a casar 
-Cuánto lo siento señorita 
-Gracias doctor 
-Bueno hija debemos irnos tenemos que hacer todo el trámite de velatorio

Nos despedimos del doctor y fuimos a hacer todo, en la noche velarán a Ale y mañana la entierran, su padre mandó a poner cosas de béisbol en su funeral, esa era su pasión

-Padre iré a ver a Kael debo decirle 
-Claro hija ve con cuidado 
-Claro

Me despedí y me fuí hasta casa de Kael, bajé y toqué la puerta, a los segundos abrió Kael

-Hola tía pasa, Vale no está pero volverá pronto

Pasé y me senté en el sofá, el hizo lo mismo, se sentó a mi lado y tomó mi mano

-Kael debo decirte algo 
-Venga tía suéltalo 
-Ale murió hace unos minutos 
-¿Qué? 
-Sí se nos fué Ale Kael se me fué mi amor



LaCondesa08

#5345 en Novela romántica
#995 en Chick lit

En el texto hay: amor dolor perdon

Editado: 07.10.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar