Mi DecepciÓn Amorosa

Tamaño de fuente: - +

Nuestro amor

Llegamos lentamente a nuestra parada y ahí conversamos más a gusto.

-se qué piensan que no soy lo mejor pero no habrá más que solo esfuerzos de mi parte para poder conquistarte y mostrar que te merezco.

-cariño eso no es nesesario para mi eres el mejor por que me amas y me respetas.- le dije esperando que quede claro.

Tomamos el autobús y aguardamos apasiblemente a que cada uno llegará a su parada 
Yo bajaba primero y el seguía. Luego de diez minutos tuve que bajar y me  despedí con un suave beso en la boca sin duda sus labios eran lo mejor yo disfrutaba como si no hubiera probado nada igual.

Estaba distraida en clases, sin embargo estaba intentando prestar atención pero vagamente estaba pensando en Yeicop deseaba que llegara la tarde para verlo y estar con el.

No se en que momento paso pero terminaron las clases y estaba de pie esperando a que el llegará por mi, gracias al cielo la espera no duró mucho.

-amor -me dijo dando un beso en mi mejilla -disculpa pensé que saldrias más tarde.

-la profesora Olivia nos soltó antes de tiempo . Pero  dime ¿como te fue en el trabajo?.

-un poco ajetreado pero bien. Por cierto me gustaría brindarte un helado.

Al escuchar esas palabras mis ojos se agrandan me encanta el helado y acepto sin dudar, nos acercamos a una pequeña heladería y ahí ocupamos una pequeña mesa.

-me encanta estar así contigo -dice de repente- me hace apreciarte como realmente eres.

Estoy super emocionada la verdad me encanta escuchar cuando me habla de esa forma, pero más me gusta ver el brillo que aparece en sus ojos en esos momentos.

-¿que pasa? -me dice al ver que me he quedado observándolo-¿por que me miras asi?

-a ti te gusta verme, dígamos que a mi me gusta lo mismo, se me hace un poco increíble que estemos aquí disfrutando este helado, pensé que nunca te animarías a hablarme.

En su rostro apareció una tremenda sonrisa el siempre me observo durante semanas pero nunca se atrevió a hablarme casi me da algo cuando me hablo por primera vez para decirme:

¿te gusta la manzana ?.

Eso fue muy extraño hizo la pregunta por qué me vio en un puesto mirando las manzanas, pero después de eso todo quedó bien.

- me costó tanto hablarte por que temí tu rechazo no lo puedo negar. Pero me alegro mucho de esa tonta pregunta que hize.

Miró mi reloj y el tiempo ha pasado volando así que le digo

-vamos no quiero llegar tarde a casa. -le digo

-claro vamos princesa.

Siempre pensé que el amor no existía y que no sería capaz de encontrar una relación con alguien en donde eso se refleje, estaba pensando ser la típica esposa en algún momento.

Observo a mi amor caminar a mi lado y le agradezco a la vida haberlo puesto en mi camino.



LUNAREMA

#4615 en Otros

En el texto hay: desamor y amor, ilusion mentira y desafios

Editado: 15.09.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar