Mi destino eres tú

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 3

En la empresa Andersen

Sebastián: necesito casarme con ella. No puedo negarme, si por mí fuera, nunca lo haría en mi vida. Pero, no puedo hacerle eso a ella.

Blaine: la mejor solución a ese problema. Sera que tu hermano se casara con ella. De todos modos, todavía, no están comprometidos.

Sebastián: tienes razón. Le dice de algo estoy completamente seguro, nunca voy a dejar que mi hermano se case con ella. Porque ella será mi futura esposa.

Blaine: definitivamente, hablaste como si fueras un novio celoso y eso que nunca la has visto en persona, me pregunto que harás cuando eso suceda.

Sebastián: sé que la manera de expresarme, no fue la correcta. Estoy consciente de que me voy a casar y eso muy pronto lo sabré.

Blaine: te deseo mucha suerte. Le dice espero que con el tiempo surjan sentimientos entre ustedes, todo puede ser posible, amigo.

Sebastián: eso lo dudo. Antes de eso necesito conocerla y nos va a servir mucho la convivencia diaria y más cuando se convierta en mi esposa.

Blaine: llego la hora de irme, para que te concentres en tu trabajo. También, necesito hacer el mío, este día será demasiado pesado para ti.

Él sale de la oficina de su amigo y esperaba que él pudiera ser feliz con su futura esposa. El tiempo siguió su curso entre tanto trabajo

En la escuela

Carolina: al fin terminaron las clases. Llego el momento de despedirnos, este será un día de muchos cambios en mi vida. Espero que mi prometido no se desilusione cuando me vea.

Regina: debes de estar tranquila cuando lo conozcas. Además, si el no cumple su compromiso contigo, la vida tiene que continuar y tus padres lo entenderán.

Carolina: se escucha tan sencillo. Pero mis padres no descansaran hasta verme casada. Toda mi vida, me han dicho que soy la vergüenza de la familia.

Regina: será mejor que olvides todo esto. Por qué presiento que tu felicidad está a su lado y eso lo comprobaras cuando lo veas por primera vez.

Carolina: muchas gracias, Regina. Le dice sé que él nunca me va amar. Debo de olvidar mi sueño de enamorarme alguna vez.

Regina: los sueños siempre se cumplen. Nada más, tienes que tener mucha paciencia y la espera siempre valdrá la pena.

Carolina: me despedido de ti. Necesito llegar a mi casa temprano. Le dice nos vemos hasta mañana para contarme como me fue.

Ella sale de la escuela para ir directamente a su casa, tiempo después llega y espera un momento para entrar y lo hace



Karen Pamela De La O Jaimes

#1483 en Novela romántica

En el texto hay: boda, romance, fea

Editado: 14.10.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar