Mi dulce soledad

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 3 Malas noticias

Sólo espero que mi mochila esté en el salón, en el basurero pero al menos no escondida, "perdida" o simplemente destruida, estoy segura que son capaces de hacer cualquiera de esas cosas. Lo Bueno de todo esto , si es que puedo llamarlo así, es que mamá no estará en casa. Mientras Erika se trataba de limpiar todo el papel que aún le quedaba pegado de cuerpo y ropa para tratar de no dejar olor en su casa lloraba, si al día siguiente su mamá le veía los ojos hinchados de tanto llorar le preguntaría y era mejor llorar desde ese momento a explotar en la casa, pero para la sorpresa de Erika su mamá se encontraba llorando en la cocina y ambas se sorprendieron en la misma medida. 
Erika? 
Mamá? 
¿Qué haces aquí? - las dos al mismo tiempo preguntaron. 
Mamá tuve un accidente en la escuela pero nada grave, me mandaron a casa a cambiarme y darme una ducha. (Espero crea mi mentira, después de todo es una piadosa y la mitad es verdad, es un accidente) - hija me despidieron del trabajo 
¿Qué? No, no, esto no puede estar pasando, mamá pero por qué? Nunca faltaste ni llegaste tarde, incluso te quedabas más tiempo del que debías. 
Erika, Erika por favor ese no es el punto, así suelen de se los trabajos en muchos o la mayoría, me corrieron quizá por recorte de personal o quizá sólo porque se les dió la gana, pero no es momento de preocupaciones y ya sé que no tiene sentido que te lo diga llorando pero sólo estaba desahogándome, por lo pronto ve a darte un baño y a cambiarte que aun te faltan 3 clases mas o menos. - mamá, quería decir más pero no podía, no sabía qué decir exactamente así que sólo me limite a asentir- está bien mamá. 
Sabes qué, es el primer día y yo también sé lo que es asistir a la escuela, deja tus cosas, ¿y tus cosas hija? Tardó en darse cuenta mi mamá pero ya tenía excusa para eso.- debido al accidente no quise pasar por mi mochila mamá, se hubiera impregnado el olor también, así que mejor se la encargué al maestro. Ok hija no importa ve y dúchate y ven a comer conmigo veamos el lado positivo a estas desgracias que nos acaban de pasar, casi no nos vemos, al menos disfrutemos este día juntas. - mamá es genial, con tan poco ya hizo bastante, incluso había olvidado lo de mi mochila cuando reía con ella sobre su juventud y sus novios, me pregunto si papá la hacía feliz. Al final del día cenamos y nos pasamos 4 horas en la televisión viendo episodios de series al azar, no teníamos alguna en especial. Pero antes de irnos a dormir mamá solía leerme la mente. - ¿ qué tal tu medio día de escuela hija? - bien, ya sabes alcancé a entregar mi ensayo al maestro, bueno hizo que expusiéramos y logré pasar antes del accidente. - exactamente ¿cómo pasó el accidente hija? - "maldición si mamá se enterara de todo esto es probable que haya una infinidad de problemas, me podría o trataría de mandarme a otra escuela, estoy segura de que seríamos capaz de mudarnos a otro estado, quizá iría a hablar con alguna maestra o coordinadora pero eso sólo empeoraría las cosas" pues el intendente estaba sacando la basura de los baños cuando en una euforia de todos los compañeros de nuevo ingreso al querer ir a conocer la escuela me empujaron y tropecé con el bote de la basura. - bueno hija estoy segura que estas cansada y yo también lo estoy, mañana tengo que ir a buscar trabajo, dejaré algunos currículums y solicitudes, espero tener llamadas pronto o mejor aún que me pidan que me quede en ese preciso momento así que no me esperes en caso de que algo así suceda Erika. - está bien mamá, "No dijo nada sobre la excusa que puse de la escuela pero así está bien ni siquiera me gustaría recordarlo" buenas noches mamá me voy a mi cuarto - Erika, dijo mi madre en un tono muy serio pero nada del que me pudiera preocupar, -¿Sí mamá? - sabes que puedes contarme cualquier cosa en cualquier momento, yo fui como tú, una adolescente, pero sobre todo, soy tu madre. Te amo hija eres todo lo que tengo ahora mismo, literalmente eres lo único que tengo en estos momentos, cuando tu padre se fue, fui diagnosticada con depresión y ansiedad, son dos cosas de las que normalmente hoy en día no se habla a pesar de ser cosa sería y a pesar de que son comunes entre comillas, la mayoría de los jóvenes la padecen, por muchas cosas hija, cosas que ni siquiera me gustaría decirte, pero estoy segura de que sabes a lo que me refiero. Erika, no me gustaría que tú pasaras por algo así, en ese momento te tenía a ti, eras una bebé aún y entonces entendí que no todo tiene que ser gris que no todo está perdido cuando amas a alguien más. Te amo y vale la pena seguir a pesar de todo lo que me llegue a pasar. 
Me sentía tan aliviada por esas palabras de mi madre. No estaba segura de qué hacer, se lo contaré más adelante, cuando todo esto acabe y lo único que quede de todo esto sea poder reírnos. Pronto será. 
-Mamá no pasa nada, estoy bien, prometo decirte las cosas si algún día llegaran a pasar. Subí a mi recámara sin darme cuenta de que esas palabras significaban más de lo que creía. Dormir fue fácil, estaba cansada y adolorida de los pies de tanto caminar, pero valió la pena haber pasado por algo así y pasar el resto del día con mi madre, aunque me sentía muy triste por lo de su trabajo, tal vez pueda reacomodar mis materias y buscar un trabajo de medio tiempo o incluso hacer trabajos para los demás. Será difícil hacerlo ya que no me habló con nadie. Mmm ya sé, entregaré volantes o folletos y pegaré alguna que otra hoja en postes. No, no, no, pero qué estoy diciendo, si alguna de esas hojas llegara a las manos de algún maestro no sólo me suspenderían sino que por las faltas bajarían mis calificaciones. Buscaré un trabajo de medio tiempo mejor, para esto tendré que esforzarme el doble en mis materias 
Al día siguiente, solamente estaba mi desayuno, un poco frío pero era porque mamá salió muy temprano para ir a buscar trabajo e imagino que no quiso despertarme, si supiera que no me importaría que lo hiciera, una chuleta con sopa era lo que había hecho mamá y un té quiero encima de la chuleta escrito con algún tipo de salsa, mamá se merece todo por este tipo de detalles. Me pregunto por qué papá se fue si ella es tan linda. Desayuné y salí de mi casa estuve a punto de regresarme a buscar mis cosas pero recordé que podrían estar en el basurero ahora mismo, tenia que pasar a la papelería por una libreta sólo por si acaso pero ya se me hacía tarde y prometí esforzarme más en mis estudios así que ya me las arreglaré con mis apuntes. Sin embargo este día parece que será igual al de ayer ya que esta sería la primera vez que el autobús también se volvía un tormento- huele horrible no les parece? Dijo Antonio al ver que me subía al autobús y me sentaba en mi lugar de siempre, imagino que lo hace por lo de ayer, pero no es mi culpa jamás saldría con un patán como él. - vamos Antoni siempre ha olido de esa manera, aunque tienes algo de razón sabes, está vez huele peor que nunca. Decía otro de los miembros del equipo de Ricardo, estoy segura que les comentó algo al respecto para que le siguieran el juego. Demonios, ahora es cuando más necesito mis audífonos para poder evitar este tipo de insultos, de lo contrario me harán llorar incluso ahora en el autobús. Mi sorpresa fue mayor cuando vi que el chico nuevo no estaba en el mismo lugar de ayer, bueno Santiago ya no tengo por que llamarlo de esa manera, sería incómodo tanto para él como para mí sí un día se enterara. Me pregunto si alguien del equipo de fútbol le hizo algo después de haber retado a todo el mundo el día de ayer, ya no supe nada después de las primeras dos clases así que no imagino qué más podría haber hecho. En fin, sólo espero que esté bien, fue el único que no se burló de mí incluso cuando me vió bañada de toda esa porquería. Ojalá que nada de eso cambie con el tiempo. Quizá hasta podamos ser amigos. Todas mis fantasías con él hacían que los comentarios de los demás dejarán de existir y lograban sacar una pequeña sonrisa en mi rostro y no sólo fantaseaba porque era guapo sino porque puede existir la posibilidad de poder llevarme bien con alguien en la escuela por primera vez. Además como lo dije antes, parece buena persona y hace que centre mi atención en otra cosa que no sea la mirada de Antoni acosándome, la mirada de Samara matándome o la de cualquiera insultándome. 
Al llegar a la escuela lo primero que hice fue a pedir informes a la rectora sobre alguna beca y de poder reacomodar mis materias para mis planes de ayudarle a mamá con los gastos y todas las responsabilidades, nunca me imaginé que hubiera tantas posibilidades de poder sacar una beca, pero claro era absurdo no pensarlo cuando la ayuda de la escuela la reciben de un rico obsesionado con el deporte de su hijo. Había becas de talentos ,baile, canto, obviamente fútbol, tenis, atletismo y demás. La única que me interesaba era la de promedio que aunque no estuviera por aquí en tantos papeles, folletos y revistas escolares estaba segura de qué existía, todas las escuelas tiene una no sólo por obligación sino por reputación; A todo el mundo le gustaría ir a las mejores escuelas, tanto por las posibilidades de poder estudiar cualquier cosa como por la popularidad que esto conlleva. Mi sorpresa mayor del día estaba a punto de entrar por esa puerta cuando logro ver a Santiago con mi mochila colgada en su hombro directo en dirección hacia mí.



AtlasEG

Editado: 21.11.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar