Mi maldito jefe

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 4

Cuando ya estamos fuera, le pregunto

-¿ Porque has echo eso?
-¿ A qué te refieres?
- A retrasar todas tus citas una hora.
- Para que tengas tiempo de sobras a disculparte, porque me apetece conocer ala chica con la que he chocado está mañana y porque quizás a donde vamos tardan un poco en servirnos, pero vale la pena.
- Creo que me ha quedado claro- . me siento ilusionada y no me gusta esto.

Ali que estás haciendo, a penas lo conoces y ya caminas de la mano con él, si al final te contrata de diseñadora vas a ser una empleada más, tienes que tenerlo claro, no lleva a ningún parte esto. Me dice mi subconsciencias. Le suelto la mano

- ¿ Alisson pasa algo?-. ahora que digo
- No, pero es que a pensar nos conocemos, y solo estoy aquí por un empleo, y me parecía raro ir de la mano.
- No pasa nada, era para dirigirte al lugar, suelo cojer confianza con mis empleados es importante eso.-. este chico es un idiota, sintiera escalofríos cada vez que me toca, creyendo que es un dios, bueno si es el dios de la mierda. Pero que esperaba es un simple empleo y mi primer día.
-Ah

Entramos en el restaurante, sin decir una sola palabra más, nos sentamos en una mesa al lado de la ventana y llega el camarero para darnos las cartas de los platos, pero parece que solo me mira a mí y Adrian parece tensarse en la silla y me causa diversión que sea tan transparente.
El camarero se retira.

- ¿ Ya sabes que quieres comer?-. ni me he fijado en los platos que hay y algunos no los conozco, así que optó por la opción más fácil.
- No así que pide para mí también de lo que cojas tú.
- Vale, como quieras

Adrián le hace una seña al camarero para que nos tome nota.

- Pongamos de primero la lasaña, de segundo el bistec con la salsa de boletus, el postre lo pediremos más adelante.
- Perfecto ¿ Y usted señorita que va a querer comer?-. vaya el camarero me mira como antes le miraba Amanda y Adrián.
Y Adrián parece tensarse por momentos, y literalmente estoy disfrutando.
- Lo mismo que él gracias.

El camarero se marcha

- Este chico es estúpido
- ¿ Porque? Nos ha atendido bien
- No te has dado cuenta de como te miraba 
- Pues como todo el mundo-. quiero jugar un poco aunque sé a que me va a llevar esto.
- A penas te conozco, pero pareces demasiado inocente-. a él que le importa
- ¿ Pero que te importa?
- A mi, nada pero no quiero distracciones en mis empleadas.
- Tranquilo no me voy a distraer de mis obligaciones laborales.

El camarero deja nuestros platos y con ellos deja un papel, cerca de mí plato. Abro el papel y hay escrito su numero de teléfono y me dice que le llame

- ¿ Qué pone?
- Nada importante-. decido guardarme lo en el bolso.
- Vale, como quieras

 



LaChicaBandi

#9636 en Novela romántica
#3317 en Joven Adulto

En el texto hay: jefe, amor

Editado: 02.01.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar