¿¡mi mate es la debil omega!?

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 19

Narra Cristina:

Lanzó un gruñido cuando uno de los Rogué intenta morder la pata trasera de Malcom ya que él le está siendo de frente a los vampiros y dándole la espalda a los rouges, todos se me voltean a ver al instante que gruño, Malcom me mira sorprendida,molestó y con preocupación o al menos eso hace leo, los rouges dejan a Malcom con los vampiros y se dirigen a mí me acorralan en un círculo y van dando vueltas a mi alrededor como un animal enjaulado o como un cazador que ya capturó a su presa.

Uno de ellos se me abalanza en cima y no me da tanto tiempo pero actuó rápido y la lámpara se cae haciendo un fuego que hace que el Rouge se quede en cerrado en un círculo de fuego, los otros dos me miraron mas enojados que antes le doy un leve vistazo a Malcom y leo está a punto de desplomarse en el piso, de forma inconsciente lanzó un gruñido haciendo que los vampiros se volteen a mirarme.

—  Hay que linda, está tratando de asustarnos-dice uno de ellos

Suelto un gruñido involuntario nuevamente, veo a su alrededor y hay una especie de lanza niego lentamente, la lanza se levita lentamente y luego rápidamente se entierra en su corazón el me mira sin creerlo para luego desplomarse en el suelo de rodillas los otros dos me miraron entre asombrados y asustados y desaparecieron como flashes también los rouges me acerque a Malcom con un poco de miedo de que haya muerto.

Al estar al lado de el me transforme, el se transformaba de humano a lobo y se movía rápidamente no podría explicarlo bien, puse su cabeza en mis piernas pude percibir como tenía una daga de plata en el abdomen acerque mi mano lentamente a la daga y la y saqué, pensé que mejoraría pero solo se mueve más rápido que antes, intenté tranquilizarlo pero era inútil y las lágrimas no se hicieron esperar un sollozo escapó de mis labios y todos los cristales se rompieron.

— ¡Noooo! ¡Por favor no te mueras cariño! ¡Resiste solo un poco!-digo

Debo pensar y tranquilizarme, a ver un hechizo capaz de sanar.... No existe tal hechizo para tratar una herida tan letal pero.... Es la única forma, empiezo a recitar el último hechizo que me enseñaron y por ende el más peligroso, signos escritos en amharico aparecen abajo de nosotros con las lágrimas cayendo comienzo a susurrar en amharico un idioma no tan común la mayoría tal vez no lo conozca.

Los signos comienzan a brillar de forma muy potente y la puerta se abre no presto mucha atención solo me concentro en el ritual este es el mas peligroso un error y me muero por hacer este hechizo de tal magnitud, se que son mis hijos porque los siento Malcom se queda quieto por un momento y pienso lo peor pero continuo mientras mas lagrimas caen.

— Malcom no me dejes por favor, ¡Quédate conmigo!-digo

Continuo el ritual hasta que el abre los ojos son de un amarillos demasiado brillante como el sol, el respiro demasiado hondo y yo sonreí mientras terminaba el ritual iba a hacer un hechizo para su ropa pero se le comenzó a formar en el cuerpo a lo que yo sonreí supongo que por ser uno de los elegidos tiene un poco de poderes, no lo entendieran ni yo lo quise entender cuando me lo dijeron.

— Gra...Gracias-dice

— Nunca te dejaría morir-digo

El intento sonreír pero le salio como una mueca a lo que yo reí entre dientes, mis hijos se acercaron corriendo y rodearon a Malcom los signos en amharico se van apagado poco a poco hasta desaparecer y recibo un totazo, no se de quien es hasta que me volteo y veo a un muy enojado Byron mirarme si el me pega debe ser que hice algo muy malo soy mas grande que el pero como quiera el muy idiota pega fuerte.

— No te dije que no hicieras tal hechizo ¿Y si hubieras muerto?-dice Byron

— Lo siento pero no podía dejarlo morir-digo

— Y hiciste bien ¿Por que después quien protegerá a esa chica?-dice

— ¿Entonces por que me pegas?-digo fastidiada

— Quería saber si por lo menos podías mantenerte en pie, algunos dicen que tal hechizo te agota por completo y que no puedes ni siquiera mantenerte de pie-dice

— Esa no es una razón para pegarme en la cabeza idiota-digo

— Ya sorry no fue tan mi intención-dice

— ¡Hay si claro! idiota-digo

— Yo también te amo mi hermosa hermanita-dice

Yo rodé los ojos y Malcom intento pararse pero no pudo de no ser por Álex y Gian que lo sostienen se cae de bruces al suelo de nuevo.

— Oh al parecer no es al que lo hace si no al que lo recibe, deberían ser más especifico-dice un poco molesto Byron

Yo lo mire con una ceja arqueada y el desapareció al instante, yo me volteo para ver a Malcom quien ahora lleva una cara de pánico al mirar sus piernas y me mira a mí con esa misma cara.

— Amor....-dice de forma tartamuda

— ¿Si?-digo

— ¿Por qué no siento mis piernas?-dice

Tal vez sea un efecto secundario de el hechizo, no creo que por una pequeña cortada se vaya a quedar sin poder mover así piernas o al menos eso espero, antes de que Malcom hablara o dijera por lo menos "a" Heaven lo durmió y Gian lo subió a su hombro como pudo.

— Tu, busca un medico-digo

— Yo no soy tu sirvienta -dice Stefanny



Lucy1351

#116 en Fantasía
#88 en Personajes sobrenaturales
#16 en Magia

En el texto hay: hombreslobo, celos, amor

Editado: 03.05.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar