Mi mejor desición.

Tamaño de fuente: - +

~Capítulo 8~

Mientras conversamos, el mozo nos trae el pedido y nos deja solos una vez más.

-Cuéntame más de ti. -Dice James comenzando a cenar.

-Pues... Como ya sabes, trabajo para tu constructora Jhonson & Company, como contadora. Hoy el señor Rodriguez me pasó a planta permanente.

-Hay que festejarlo. -Ambos tomamos nuestras copas , brindamos y bebemos un trago. 

-¿Y tú? ¿Hace mucho que eres director? -pregunto mientras me llevo un nuevo bocado a la boca, que dicho sea de paso esta muy bueno- Por que no he escuchado jamas de ti, en la empresa.

-Hace poco que ascendí. 

-¿A qué te dedicabas anteriormente? -me siento intrigada.

-Era jefe de secror, vi la oportunidad de ascender y no lo dudé. 

-¿Tus papas son grandes?

-No tanto, mi madre tiene cuarenta y siete y mi padre tiene cincuenta, es el accionista más importante de grupo Techint. 

¿Cómo? Ok, eso no me lo esperaba pienso, mientras proceso la información. 

-¿Te dejé sin habla? -pregunta mientras me estudia el rostro.
-La verdad que si. 

-¿Los tuyos a que se dedican?

-Mis padre se dedican al sector automotriz. Mi madre se encarga de controlar los pedidos y mi papá de las finanzas. Por él es que me gusta lo que estudié.

Mientras seguimos conversando, ninguno de las dos nos fijamos que alguien se acercaba a nuestra mesa.

Al voltear nuestras cabezas, yo me quedo muda y me pongo pálida. ¿Por qué me pasa esto a mí? Estaba pasándola tan bien... ¿Tan mala persona soy que me tengo que cruzar con Dereck no una vez sino dos en lo que va del día? 

-Hola Laura. -Saluda el idiota y yo lo ignoro, pero James nos mira a uno y a otro sin comprender que es lo que sucede- ¿No me vas a saludar? - pregunta mientras nos observa a ambos.

-Hola y Chau. Por si no ves estoy ocupada. -Le respondo cortante.

-¿No me vas a presentar? -Pregunta de nuevo.

-James, te presento a... -Intento hablar, pero él me corta.

-Señor Freizen, que raro verlo por aqui. -Termina como si destilará veneno, al observarlo mejor noto que esta tenso.

-Oh, hola señor, no vi que era usted... -Iba a replicar, pero James lo cortó.

-La dama te pidió que te retires. -Le dice cortante con las manos hechas puños a los costados.

-Yo... Lo siento. -Se disculpa pero al ver que James lo esta por cortar de nuevo, lo interrumpo yo.

-Ya James, vámonos, no vale la pena. -Lo corto con voz nerviosa.

-¡Mozo! -llama James sacando la billetera, gracias a Dereck ni terminar la cena pudimos- Traigame la cuenta.

En un minuto, le traen la cuenta, pagamos y nos vamos del lugar sin siquiera hecharle una mirada. 

Al entrar al auto, los dos nos quedamos ahí un momento callados hasta que decido romper el incómodo silencio. 

-James... te debo una disculpa por lo de recién. 

-¿Tienes algo con él? -me pregunta sin despegar la vista del volante, puedo ver lo furioso que está, ¿Por que la vida es tan injusta conmigo?  

-No, ya no. Hace un año atrás salí con él, pero resultó ser un completo idiota. No tenia idea de que vendría... 

Sin decir una palabra James se acerca a mí y como si nada me calla con un beso en los labios. 

Mientras me besa puedo sentir que sus labios son firmes y su sabor es embriagador, aún conserva el sabor del champán, su aroma inunda mis sentidos provocándome mareos. Al principio me quedó quieta, pero al segundo le comienzo a corresponder el beso. 
Cuando nos separamos ambos tenemos las pulsaciones aceleradas. 

-Laura... Yo... Lo siento, es solo que... Tú me gustas. -Dice apartándose de mi y mirando al frente- Entenderé si no sientes lo mismo que yo. -¿Qué acaba de decir? ¿Qué le gusto? No puedo creerlo.
-James... Tú... Tú también me gustas -Contesto sin poder creer aún que ambos sentimos lo mismo.

James gira la cabeza y me mira sorprendido.  

-¿En serio lo dices? -pregunta claramente aturdido. Se ve que no esperaba que le contestara igual.

-En serio, me gustas. -Le respondo. Era imposible seguir negándolo.

-¿Te gustaría que lo intentemos? -pregunta tomándome las manos y llevándoselas a los labios.

-Si, me gustaria. -Contesto, ya qué, hace rato que no tengo nada con nadie y es lindo contar con alguien a tu lado. Él se acerca a mí y me da un corto beso.

Luego de esto. Pone el auto en marcha y nos marchamos del lugar.



ElianaElisabet

Editado: 04.01.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar