Mi mejor desición.

Tamaño de fuente: - +

~Capítulo18~

A la mañana siguiente la alarma del despertador de James comienza a sonar y ambos despertamos abrazados tal cual nos dormimos.

-Buenos días hermosa. -Me saluda y me da un beso en la punta de mi nariz.

-Buenos días amor ¿Cómo dormiste? -Le pregunto devolviéndole el gesto.

-Bien, feliz de despertar al lado de la persona que más quiero.

Rodamos y quedo encima de él. Nos damos un dulce beso y terminamos de levantarnos.

Yo voy hasta la habitación de al lado y elijo un conjunto de los que me regaló.

Mientras tomo una ducha, siento que el celular de James comienza a sonar y a los pocos segundos atiende.

-¿Qué? ¿Cómo? ¿Cómo se enteraron? -Escucho que James grita a todo pulmón.

-...

-No...

-...

-No voy a hacer eso. Tengo que atender mis responsabilidades.

Al terminarme de duchar me visto y salgo a toda velocidad del cuarto.

-¿Qué sucede? -pregunto al ver la cara de furia que tiene James.

-Sucede que la prensa se entero de lo nuestro. -Dice pasándose la mano por la cabeza- Me acaba de llamar Mara avisando que están todos en la puerta de la empresa.

-¿Qué? -No esto debe de ser un chiste- ¿Cómo que se enteraron?

-Si, no sé. Alguien de la oficina habrá sido supongo. Juro que mataré al que haya sido.

-¿Y ahora? ¿Qué haremos? -le pregunto, es que realmente no se que se hace en este tipo de casos, pues siempre pasé desapercibida y ahora me encuentro en el ojo de la tormenta.

-Tú no te preocupes, algo se me ocurrirá.

Veinte minutos después, nos encontramos en el auto yendo al trabajo.

-¿Nos vemos para el almuerzo? -Le pregunto.

-Si llego si, es que hoy tengo reunión y no sé a que hora terminaré. Y más con los reporteros molestando.

-Vale, cualquier cosa avísame. -Le doy un beso rápido.

Al llegar a la constructora, nos encontramos con que hay un gran número de reporteros en la puerta del edificio y los de seguridad intentando frenarlos para que no entren.

Cuando ambos bajamos del auto, la orda de periodistas se nos viene encima haciendo preguntas que no alcanzo a contestar y veo como miles de flashes se disparan a la vez. James me toma de la cintura y me ayuda a avanzar por entre la multitud. Una vez dentro de la empresa, aún se distinguen los flashes.  

Una vez que llego a mi piso, saludo a los chicos y me dirijo a mi escritorio.

-Linda forma de arrancar el día. -Se burla Clara.

-¿Cómo se enteraron? -pregunto algo afectada aún.

-La verdad no lo sé, pero no iban a pasar mucho tiempo sin que la prensa se enterara lo de ustedes, y más sabiendo que el padre de él es el accionista más grande de Techint. Ya eres toda una París Hilton.

-¿Hace mucho están acá esperando? -le pregunto a Víctor haciendo caso omiso al comentario de Clara.

-Según tengo entendido desde las cuatro de la mañana.

-¿Es que no tienen vida estas personas? -pregunto frustrada tomando asiento en mi escritorio.  

Una vez que el ordenador termina de prender, comienzo a hacer el trabajo del jueves y viernes que tengo atrasado.

Mientras archivo los documentos terminados, el teléfono de la empresa comienza a sonar, atiendo y es Mara, la secretaria de James.

-Señorita De Franco, le aviso que a las diez tiene una conferencia de prensa en el auditorio junto al señor Gonzalez.

-¿A las diez? -pregunto, la verdad estoy sorprendida.

-Si, es más pidió que venga a su oficina así bajan juntos.

-Perfecto, en un rato estoy por allá. -Corto la llamada y prosigo con mi trabajo.

Mientras paso los balances a un informe, llega mi jefe, nos saluda en general y yo me levanto, llevándole los últimos informes de la empresa.

-Gracias Laura. Ahora los miro, y después te los entrego ya firmados.

-Si, no hay apuro. -Giro y vuelvo a mi escritorio- Señor, a las diez debo retirarme un momento.

-Si, ya hablé con James, decidió dar una conferencia de prensa para que los dejen en paz y no los atosiguen, es lógico que suceda en cuanto todo el mundo conoce a su padre.

-Bien, terminaré mi trabajo y me retiraré, después del almuerzo retomare mi trabajo.

-Genial.

Luego de esto salgo de la oficina y prosigo con mi trabajo.

La mañana se pasa entre pilas de trabajo cuando se hacen las diez voy a la oficina de James, quien me esta esperando.

-¿Estas lista? Esto será rápido hermosa. Se que no estas acostumbrada a tanta atención. Te prometo que será rápido.

Luego de unos minutos, bajamos al auditorio y nos encontramos con este casi lleno. Subimos al escenario y la conferencia arranca.

-Bueno, antes que nada, decidí hacer esta conferencia de prensa para que quede claro de una vez y no se sigan metiendo en mi vida privada ni en la de la señorita De Franco. Ella y yo hace poco que estamos saliendo, nos conocimos aquí hace algún tiempo, pero hasta ahora decidimos salir como pareja. Agradecería que no la atosiguen ya que no esta habituada a este ambiente. 
Laura por favor.

Al nombrarme, dirige su vista hacia mí y me extiende una mano en señal de que me acerque. Por inercia lo hago y él me aprieta junto a su lado.

-¿Preguntas? -Habla por el micrófono.

-¿Qué edad tiene señorita? -Pregunta una mujer pelirroja.

-Veintidós. -Respondo. Los flashes me están dejando ciega.

-¿Vive con sus padres aún? -pregunta esta vez un joven de anteojos.

-No, ellos se encuentra en otra ciudad. -Digo así,  pero no doy nombre para resguardarlos.

-¿Hace alguna dieta para mantener esa figura? -pregunta alguien, pero no logro saber quien.

-No, la verdad no. -Respondo y es que es la verdad, hacer actividad física me da pereza.

-¿Planean casarse? -pregunta la misma persona.

-Por el momento no, no sé más adelante, pero por el momento estamos conociéndonos. -Respondo.

La rueda de prensa no se extendió mucho más. Cuando todos se hubieron retirado, volví a mi trabajo.



ElianaElisabet

Editado: 04.01.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar