Mi mejor desición.

Tamaño de fuente: - +

~Capítulo21~

En la mañana del Lunes, luego de terminar mi trabajo, le mandé un mensajes a mi novio para almorzar junto con los chicos.

Después de un mes y de haber blanqueado nuestra relación públicamente, los días pasaban y se habían vuelto una rutina, nos levantábamos temprano, James me dejaba en mi piso e iba al suyo. Al mediodía, me pasaba a buscar e íbamos a algún lado para almorzar si es que no tenia reunión u organizaba para almorzar con Clara y Víctor. Cuando volvíamos del trabajo, solíamos relajarnos un poco más, si no teníamos trabajo de la oficina, nos la pasábamos hablando, nunca se nos agotaban las conversaciones. Por las noches, nos acostábamos temprano, exuastos después de cenar, para poder rendir a la mañana siguiente.

Mientras revisaba unas facturas del trabajo y James preparaba café, me pareció que era el momento apropiado para obtener algo de información para mi amiga.

-Amor, te quiero preguntar algo. -Le digo mientras me acerco a la barra que separa la sala de la cocina.

-Dime amor, ¿qué sucede? -comenzó a llamarme así, a partir del día en que me llevó a conocer a su familia.

-¿Tú amigo Dylan está soltero? -pregunto y él se gira mirándome extrañado y con una taza en la mano.

-¿Por qué quieres saberlo? -pregunta serio, ¿Está celoso? Es evidente que si.

-Por que a mi amiga Clara le atrae. -Le respondo y veo como relaja el semblante.

-Oh, bueno... Si es eso... Si Dylan esta soltero. -Responde más tranquilo.

-¿Qué te pusiste celoso amor? -le pregunto seria.

-La verdad...si. -Yo me levanto de la silla alta y rodeo la barra para abrazarlo- Tu siempre seras mía.

-Y tú siempre serás mío. -Respondo mientras lo beso.

Una vez que está el café hecho volvemos a la sala y nos ponemos a charlar sobre nuestros respectivos amigos.

Luego de cenar, una vez que me acuesto, me pongo a leer una revista, mientras espero que James se termine de duchar.

Levanto la vista justo cuando James sale del baño en bóxer y secándose el pelo con una toalla. Una vez que termina, la cuelga del borde de la puerta del baño.

Mientras lo miro detenidamente, observo su cuerpo bien formado y eso hace que la respiración se me atasque en los pulmones y las pulsaciones se me aceleren.

-¿Qué sucede amor? Tienes las mejillas coloradas. -Me pregnunta recostándose a mi lado.

-N... Nada... -Respondo tímida apartando la vista.

-Oh, pensé que estabas así por verme solo en ropa interior. -Ok, salió señor egocéntrico.

-¿Qué? -Diablos se dio cuenta de que me le quedé viendo. Lo miro fingiendo estar molesta y me acuesto dándole la espalda.

Si bien he estado con mis novios anteriores, con él me siento diferente, me hace sentir diferente.

-Ya, vale. Se me fué la mano hermosa, perdón. -Se acerca y me da un beso en el hombro. Eso provocó que me diera una descarga eléctrica que me recorrió todo el cuerpo.

-Vale, no pasa nada. -Respondo y me giro para darle un beso de buenas noches.

No sé cuanto duró el beso, lo único que sé es que ya ninguno de los dos se pudo separar. 
Comenzó dándome tiernos besos por el rostro y el cuello, mientras el exploraba mi cuerpo con sus grandes manos por debajo de la remera, yo le exploraba su espalda desnuda con las mías, sintiendo como cada músculo se contraía al pasar mi mano.

Aquella noche nos entregamos uno al otro.

-Te amo hermosa. -Dice después de que ambos quedamos exhaustos.

-Te amo mi amor. -Respondo con una sonrisa, mientras levanto mi cabeza de su hombro y le doy un breve beso.

-Nunca me cansaré de esto. -Dice mientras se pone de costado y me mira a los ojos- Eres perfecta en todos los sentidos amor. Y lo mejor de todo es que eres mía.

Después de haber hecho el amor por primera vez con mi novio, ambos nos quedamos dormidos abrazados.

Llegó el viernes, luego del trabajo, aprovechamos a relajarnos un poco, ya que habíamos quedado de juntarnos en lo de Clara.

Yo le había contado lo de la charla con mi novio sobre Dylan y Clara organizó una cena.

Cuándo llegamos aquella noche, ya se encontraban todos. Víctor, Matt con su novia Victoria, Dylan y la misma Clara.

Luego de saludarnos, Clara anunció que estaba la cena lista.

Mientras cenábamos, Clara se levanta y va a la cocina a buscar mas vino, Dylan hace lo mismo y la sigue. Por lo que a James y a mi no se nos escapa ese detalle.

-¿Qué dicen si salimos a algún antro? -propone Matt.

-Y podría ser. ¿Qué dicen? -pregunta Dylan mirando a Clara.

-Yo me apunto. -Contesta Clara.

-Yo igual. -Responde Víctor.

-¿Y ustedes chicos? -Pregunta Matt dirigiéndose a mi novio y a mí.

-No se, ¿tú que dices hermosa? -pregunta James- ¿Vamos un rato?

-Pues vamos un rato amor. -Le respondo.

-Si, nosotros también vamos. -Responde James.

-Si que te ha cambiado estar de novia Laura. -Dice Clara con una sonrisa.

-Ya, vale. No hagas que me arrepienta. -Le digo riendo.

Cuando la cena acabó y se hizo la hora, todos nos pusimos en marcha.

Al llegar, pagamos la entrada y por un pasillo entramos a la pista. Estaban pasando música electrónica. Fuimos hasta la barra y todos pedimos algo de tomar.

Buscamos si había alguna mesa libre y nos acomodamos en ella.

Luego de un rato James se levanta, me toma de la mano y comenzamos a bailar.

Al mirar hacia la mesa, los veo a Clara y a Dylan conversando.

-A Dylan también le gusta tu amiga. -Me dice al oído casi gritando por el ruido de la música al tope.

-¿Cómo lo sabes? -Le pregunto.

-Por qué me lo dijo hace unos días atrás, después de que me dijiste de lo de Clara. -Contesta James.

Bebo un sorbo de mi campari y me vuelvo acercar.

-Ojalá que terminen juntos. -Digo con una sonrisa- Ambos son buenas personas.

-Si tenías dudas observa. -Me dice señalando hacia la mesa.

Al girar la cabeza veo que mi mejor amiga está a los besos con Dylan.



ElianaElisabet

Editado: 04.01.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar