Mi Mejor Patologia

Tamaño de fuente: - +

LO QUE SEA.

~Hola Kat. Ya son las ocho de la mañana y aprovecho para llamar a mi amiga e informarle que no asistiré a la entrevista,me hará un rollo pero no puedo ir.

~Yidra, ya estas aquí?

Debí suponer que seria así, ella un día como hoy llegaría mas temprano al trabajo y eso seguro era por ayudarme a mi en dicha entrevista.

~No, es que...no iré.

~Que!! bromeas verdad?

Alejo el teléfono de mis oídos,siento la cabeza explotar y ella no esta ayudando a mi malestar

~No puedo ir Kat, no me siento bien.

~no dormiste a noche. Lo afirma porque me conoce.

~Dos horas cuentan? Trato de bromear aunque para nada es un chiste.

~pero yidra. Dice con voz apagada, Suena triste,decepcionada.

~Escucha, si crees que hay otra oportunidad por favor ayudame ahí, dile a la señora Alberta que no sucederá de nuevo.

La escucho suspirar, sabe que puede suceder una vez mas,incluso sabe que puedo simplemente desistir de ir.

~por que mejor no tratas de dormir unas horas y yo pospongo la cita, ya sabes que soy quien las organiza así que mi jefa no se dará cuenta,pero no me pidas posponerla porque ella sabe muy bien que es el día de hoy.

Recuesto mi cabeza en el respaldar de el mueble en el que me encuentro tirada

ella ni nadie entiende que si no duermo no puedo salir y enfrentar el mundo,simplemente es imposible. Estoy segura que no daré una buena impresión ante su jefa, así no querrá ni ponerme a prueba, no me dará tan siquiera el beneficio de la duda.

~No puedo.

~Si puedes. Insiste. duerme unas horas y a las dos de la tarde te espero aquí.

~Ayudame y cambia el día por favor. Se queda callada unos segundos y se que lo esta considerando.

~Esta bien. Dice al fin. Haré lo que pueda.

~Gracias. ~Todavía no me las des.

 

Miro el frasco en mis manos por largo tiempo, no quiero tomarlas, no quiero ser dependiente de una píldora para poder dormir, para estar centrada,no.

Yo puedo manejar esto, puedo con esto, tengo que poder. No puedo hundir mas mi vida y estar para siempre bajo el dominio de algo diminuto echo de químicos que me dañaran mas, no es justo, y no lo haré.

 

Mi lucha sera hasta el final,así tenga que arrastrarme persiguiendo un poco de energía, así tenga que leer siento de libros de técnicas de relajamiento,o irme al campo unos días para tener paz y poder regresar como nueva. Lo haré por mama, por mis abuelos,por yesica,por Kat.

 

Opto por tomar un te de manzanilla,eso ayuda un poco con el sueño.

Coloco un cojín en el piso y cierro mis ojos esperando relajarme.

~Yidra, cariño. Mi madre se acerca a mi con cara de preocupación. Cuando no ?

La miro y le sonrío para tranquilizarla,lo ultimo que quiero es ver esa cara de angustia. Es la mujer mas fuerte que conozco, quedar sola a los treinta con dos hijas de diez y quince años de edad no debe ser fácil. Mas aun cuando una de ellas le ha dado tantos problemas. Salio adelante,trabajando y siendo madre y cubriendo la falta del padre al mismo tiempo,   dándolo todo por el todo; es mi ejemplo a seguir y una de las razones por las que lo inteto una y otra vez.

 

~Hola ma, ya te vas?

~ Que sucede hija,  pensé que estarías con Kat en la entrevista.

~Le pedí que cambiara la fecha, hoy no puedo ir.

~No puedes? Pregunta meditativa arrugando un poco su frente.

~No, no puedo.

~Ya veo. Por que no subes a tu habitación y tratas de dormir un poco.

Hago una linea recta en mis labios y asiento lentamente . Duele ser tan predecible.

~yo debo ir a trabajar hija,recuerda que estoy al pendiente del teléfono y ...tomate la píldora por favor, si no dormiste anoche es porque a lo mejor la olvidaste. Es su forma de reprocharme, sabe bien que odio tomarlas.

~Si mama,no te preocupes.

Una vez sale mi madre por la puerta subo a mi habitación y me dedico a contar ovejas,cabras,vacas,lo que sea que me ayude a dormir unas horas ,pero esos medicamentos no los tomare,eso si que no.

 

 

 

 

 



En trozos de papel.

Editado: 01.09.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar