Mi Mejor Patologia

Tamaño de fuente: - +

Nunca hizo falta.

Pasar ratos con ese hombre era fenomenal,las horas pasaban y ni cuenta hacia del tiempo transcurrido,era más que obvio que a su lado se sentía en tranquila,é l generaba en ella una paz  interna que no tenía explicación,se cansó de buscar excusas para no estar cerca suyo,ya no hiba a luchar más...si él la busca,ella ya no se descenderá.

Con el paso de los días descubrió cosas que  Charles le contaba de su vida,tiene dos de los cuales uno es adoptado pero no hay diferencias entre ellos. Su  hermano  menor,con el cual comparte apartamento,es el que  le sacará canas en plena juventud.  Sus padres residían en un pueblo llamado Punta Cana,es por tal razón que los fines de semana viaja hasta allá ya que ellos no vienen a la capital a visitarlos  muy a menudo.

No pasó desapercibido para ella la alegría que desprendía de éste al hablar de su familia...vivían muy cómodos  económicamente aquí en la capital,pero siempre soñaron con tener una casa de campo fuera de los ruidos de la ciudad,y es por eso que viven alejados hace ya dos años, han montado un negocio el cual ha dejado buenos resultados.  Alejados sólo porque ellos no quieren vivir en ese pueblo,cuenta que es un lugar hermoso,con una naturaleza palpable,el aire de libertad que desprende el lugar  da deseos de quedarte alli para siempre...cosa extraña porque para Charles y su hermano al pasar los días ya deseaban irse a respirar el aire contaminado y a escuchar los ensordecedores ruidos de la ciudad.

 

Es el mayor de los hermanos y para su madre es y seguirá siendo así siempre,pues le encarga su hermano de veinte y dos años como si este tubiera diez. 

Ella sólo lo escuchaba atenta a cada palabra y reacción,su emoción al hablar de los suyos era contagiosa,llenas orgullo y admiración hacia sus progenitores y muy a pesar de los dolores de cabeza que podían provocar sus hermanos...la verdad es que no pudo esconder lo mucho que los amaba.

~ Y...que me cuentas de ti?      Como es tu vida familiar.

Se nota expectante a lo que ella cuente pero nada sale de su boca. Ama su hermana y a su madre pero...que va a decirle?

No quiere dar detalles,nunca quiere ahondar en su vida privada.

~Bueno...sólo puedo decirte que en mi casa somos tres, mi mamá,mi hermana y yo.  Vivimos juntas las tres.                  Él la ve a los ojos tratando de entender porqué no continúa por lo que ella entiende que debe abundar un poco más.

~Soy la menor de las hermanas y... Carajo!!  que puede decir ?

Trabajamos las tres, somos algo así como un equipo que se cuidan una a otra aunque, a mi, en particular es la que más tiempo le dedican.  Al pronunciar esas palabras un nudo en su estómago le hizo ver que llegó al final de el relato.         Charles la ve de una forma que la intimida a gran magnitud,porque es tan cerrada en algunas cosas y para otras tan abiertas? además, que tenía de malo hablar un poco de su familia?

~Valla, creo que no termino de aprender que eres un enigma y al parecer los tuyos son parte de eso.    Dice después de unos minutos y ella sólo puede sentirse fatal después de ver como él ha compartido  de su vida con ella.     No es un enigma, al menos  parte de su familia no lo es.

~No hay mucho que decir la verdad,mi familia son mi hermana y mi me..así ha sido siempre, vivimos las tres ayudándonos en todo sentido.

~Entiendo, supongo que es un tanto difícil,no?

Perfectamente entendió a lo que se refiere.

~Nunca estuvo...nunca hizo falta.     Su respuesta fue tajante y sin lugar a cuestionar.

Charles asiente pensativo  comprendiendo un poco;solo un poco.



En trozos de papel.

Editado: 01.09.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar