Mi muerte eres tú

Tamaño de fuente: - +

Capítulo XV-segunda parte

 

_prometo que te nada te pasará...pero por favor, come.

Kate estaba intentado que probara bocado, pero no queria nada. Deseaba dormir.
Marco estaba sentado en un sillon, observando por la ventana.
Era de noche, Kate habia rentado un cuarto de motel para pasar a limpiar mis heridas, luego intento que mordiera el sandwich que habia comprado.

_Lizzy...por favor_Marck me observo por unos instantes.

_déjala...déjala que descanse_la voz derrotada de Marcos, al dirigirse a su hermana, me hizo sentir debil, acabada, temerosa por lo que llegará a pasar.

Decidí dormir, al menos podría desaparecer por unos instantes de mi realidad.




 

_deseas unas galletas_el hombre de ojos verdes me observaba sonriente.

Le sonreí como agradecimiento y tome unas cinco galletas del tarro, tenia mucha hambre.

El hombre se rio de mi acción_eres una glotona, pequeña_dijo mientras me rozaba su dedo gordo por mi labio inferior.

Mis padres me habían dejado con el, según ellos volverían después.

Mordi la tercera galleta rellena de chocolate, estaba muy feliz, papá solo me regalaba dulces cuando queria que me fuera de casa por un rato.

_¿te gusta?_el hombre de barba se sento a mi lado y acarició mi cabello.

Asenti con la cabeza, mordi la ultima galleta, senti la mano del hombre en mi espalda, donde se encontraba el final de mis cabellos.

Me levante del asiento algo nerviosa.
Los ojos del hombre habian cambiado, me miraban demasiado fijos.

_quiero a mi mamá_le dije algo nerviosa.

_tengo unas muñecas, ¿quieres jugar?_el hombre sonrio amigablemente y mi desconfianza se disipo al imaginarme con una muñeca, yo no tenia muñecas.

_bueno_le respondí emocionada.

El hombre se levanto y se dirigio hacia un mueble, mientras observaba un poco el lugar, en el medio de la mesa habia un candelabro y una fuente de fruta, me imagine que seria un rey.

_toma_el hombre me dio una bebita, una que al apretarle la pancita comenzó a mover sus ojitos y a moverse como si fuera real_puede ser tuya...¿si quieres?

_¡¡¡esta linda!!!_grite emocionada, siempre veia estos bebotes en las propagandas. Una vez le pedi una a mamá y ella me dio una muñeca de trapo. La llame Cindy, mi hermanita._¿y, eso?_dije al ver otras muñecas en sus cajas.

_tambien pueden ser tuyos...¿si quieres?

_gracias_me subi al sillon, un poco torpe, y lo abrace. Fue mi error.

Lo siguiente fue sus manos recorriendo mi cuerpo, mis lágrimas y sollozos...




 

_NOOO_Grite mientras empujaba las sabanas y todo lo que estuviera encima de mi. Cuando vi a Marcos levantarse y a Kate tomar su arma me tranquilice. Tome la almohada del suelo y llore abrazandome a eso_lo siento...lo siento...

_Lizzy...tranquilizate_Kate guardo la pistola y me abrazo, aun cuando ni siquiera le correspondí.

Estuve llorando un largo tiempo, Marck me observo en silencio mientras Kate me abrazaba.

Y asi fue como me dormi y desperte, Kate aún estaba a mi lado, durmiendo.

Observé mis manos, me ardian y las vendas comenzaban a generar picazon.

_debemos partir...Kate puedes manejar?_le pregunto a la chica que abrio los ojos rapidamente.

_esta bien_yo aún estaba abrazada a ella_debemos irnos, Lizzy_me hablo dulcemente.

Me pare y fui al baño a quitarme la suciedad de sangre y lágrimas.

...

Narra Gabriel.

_perdio mucha sangre, pero se recuperará, es un joven fuerte...tenga fe_comencé a sentir todo a mi alrededor, la voz de un hombre me desperto.

_digame si vivirá, doctor_esa era la voz de mi sobrino_...por favor_suplico.

Comencé a recordar lo acontecido, apenas y habia logrado ver el rostro del hombre frente a mi cuando caí al suelo y perdí la conciencia.

_esta fuera de peligro_escuche decir al doctor, no podia moverme pero si escuchar.

_gracias a Dios_respondió mi sobrino.

Una puerta se abrio y se cerro. Senti una mano tomar la mía.

_descuida tio, yo me quedaré a protegerte_mi sobrino apenas y tenia trece años.

Abri mis ojos con pesadez, dislumbre su cabello negro apoyado en la camilla, sus ojos estan cerrados.

Trate de hablar, pero no lo logre, un ruido ronco salio de mi y capte la atención de mi sobrino.

_¡¡tio!!...no hables, tienes un sedante en tu cuello y varios puntos, que pieden abrirse_me alerto. Asenti y lo observe, tenia unas ojeras, seguia con el uniforme del colegio, su cabello estaba desordenado, y tenia los ojos llorosos.

_espera, ahora vuelvo_dijo mientras abrio su mochila y arrancaba una hoja de su carpeta, luego me dio un lapiz que tome torpemente_ahora...escribe lo que quieras decirme.

Estaba debil y no sentia mi mano, comenze a trazar las lineas.

"Angelica?"

Mi sobrino leyo el papel y nego con la cabeza.

_la chica desapareció, escuche a tu jefe decirlo por teléfono, estaba enojado porque firmo unos papeles y al parecer la misma policia los halló y ahora estan en su poder_me contestó.

Volvi a escribir. Esta vez más horrible.

"Enojado? El hombre que me disparo?

_el hombre que me disparo..._leyo mi sobrino, haciendo lo posible para comprender mis jeroglíficos_...lo encontraron muerto en una zanja esta tarde, muy cerca del lugar, y tu jefe se enojo porque, segun escuche, ella no debía firmar nada...estuvo aquí, momentos atrás, pero no puede ingresar... solo familiares.

Los papeles?

_ya te lo dije, los tiene la policia, me dijeron que te diera este sobre, es de tu amigo Sandoval...él tiene tus papeles_me dio un sobre con el sello de la Policía._el tiene los papeles, los cuidara hasta que tu piedas buscarlos o bien, la chica que los firmo.

Porque?

_porque esos papeles tambien fueron asegurados por una mujer...Gabriel era... era...tu jefa_ni siquiera mi sobrino queria decir su nombre.



Maria Bassi

#4354 en Joven Adulto
#12918 en Novela romántica

En el texto hay: romance, hot

Editado: 10.02.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar