Mi muerte eres tú

Tamaño de fuente: - +

Capítulo XVII

 

_Elisabeth_el chico de ojos verdes me observaba con detenimiento, de pies a cabeza y quedo observando mi calzado, solo fueron unos segundos pero lo note.
 


 

Por suerte, no reparo en mi rostro.
 


 

_¿que quieres aquí?_me pregunto, ya no me parecia atractivo, cuando era mi entrenador se comportaba amable y atento conmigo...pero ahora.
 


 

_estoy aqui para suplantar a Kate_mi voz debia sonar neutral. 
 


 

Recuerda, como Kate...debes aparentar ser Kate.
 


 

_¿ah sí?...bueno_el chico y otros sonrieron por lo que dije, estaban burlandose de mi. Eso me cabreo, frunci las cejas y levante el menton retandolo.
 


 

_quiero hablar con tu jefe_le reclame, el se levanto del asiento y he inclino su cabeza a un lado observandome, su sonrisa burlona habia desaparecido.
 


 

Todos estaban atentos a lo que diria. En ese momento tuve el error de mirar hacia Marck, estaba con la cara roja por la furia, podia escuchar como rechinaba los dientes, luego mire a Kate que tenia la mirada perdida y a la vez asustada, miraba de él a mi y de a mi a él, luego hizo un gesto con los manos que entendi como un: huye pero ¡rapido!
 


 

_estas hablando con él_mi ex entrenador de taekwondo queria golpearme por mi falta de respeto, pero mi plan consistía en ser Kate, no debia fallar.
 


 

_mientes_le dije sonriente. Mire detrás de mi ex entrenador y observe que alguien estaba jugando con un arma y no cualquier arma, era una muy similar a las que salen en la pelicula de vaqueros en el viejo oeste. No podia ver su rostro por que estaba detras de una columna de concreto pero podia ver una palida mano hacer amagues de un disparo al estilo caboy.
 


 

_Kate, ¿crees que aceptaremos a cualquier mierda?_le pregunto el "supuesto lider" a la hermana de Marck.
 


 

_no eres tú, es él_dije apuntando a la sombra y en cuanto lo hice, la mano se quedo quieta,como si pudiera verme y ver que lo acababa de apuntar con el dedo.
 


 

Todos se quedaron observandome, luego miraron a Kate con odio.
 


 

_juro que no le hable de ti, Bill_pronuncio Kate, creo que algo salio mal.
 


 

_¿como te diste cuenta?_una voz encantadora salio de la sombra.
 


 

_facil, alguien con tanto poder jamás mostraria su verdadero rostro a cualquiera, además estas detras escuchando todo y en cuanto te apunte...te quedaste quieto_una sonora carcajada retumbo en todas las paredes, la musica de abajo apenas era audible. 
 


 

_tu argumento es muy basico, pero funcionó_mientras hiba hablando se levanto y avanzo hacia la luz, era un hombre muy guapo, demasiado. Pero no fue su voz o fisico lo que me dejo helada sino fue...que se hacía Familiar. ¿Acaso, lo conozco?_...por descubrirme te dare la oportunidad de salir de aqui sana y salva, prometo que no te sucedera lo mismo que a la anterior.
 


 

Su voz dejo de ser melodiosa y paso a ser una de maldad, un escalofrio recorrio mi espalda. 
 


 

_no me ire_le conteste, di un paso al frente. Apoyo sus manls en la mesa de metal que los rodeaba y los separaba de mi, me miro fijamente y ,al igual que mi ex entrenador, se quedo observando las zapatillas negras que traía puestas.
 


 

_bonitas zapatillas..._susurro, luego miro a Kate que parecia aún más aterrada, está vez no pudo ocultarlo._...¡trae a Park, Gust!_grito, escuche que golpeaban dos veces en la puerta y sonoros pasos alejandose.
 


 

Me quede quieta y de pie en mi lugar, siendo observada por las nueve personas sentadas. Mientras tanto repase la información.
 


 

Kate habia hablado acerca de un tal Alan, uno que quiso asesinarme en la primera oportunidad, claro que no me lo habia dicho a mi, más bien escuche una conversación de hermanos, ese debia ser mi ex entrenador. 
Gracias Gulpi por salvarme la vida.
Bill es el hombre frente a mi.
 


 

Bill seguia observandome, parecia disfrutar de la vista.
 


 

Dos toques en la puerta me hizo sobresaltar, senti una corriente de aire en mi espalda-la puerta estaba abierta.
 


 

_Park, te dare una oportunidad..._mire hacia atrás y vi a un hombre con varios golpes en el rostro, sangraba del labio y tenia las manos atadas, los golpes parecian recientes por que aún se mantenia de pie_si matas a la chica_dijo apuntandome_...serás hombre libre y tu deuda estara saldada_el hombre o muchacho, me miro y sonrio, no fue una sonrisa amistosa.
 


 

_Elizabeth, te presentó a Park_me gire encarandolo, hiba encerio con lo de asesinarme, mi corazón comenzo a golpear mi pecho con nerviosismo y adrenalina_él va a asesinarte.
 


 

Una sonrisa macabra se dibujo en su rostro, eso era todo. Aqui acaba mi vida.
 


 

_si gano, tomare el lugar de Kate_demande. 
 


 

_No es justo, Bill_reclamó Kate_...a la otra chica la dejaste vivir.
 


 

_¡callate!..._le grito, Kate parecia querer llorar no por el grito sino por mi_...pero, tienes razón..._se toco el menton con la punta del arma y me apuntó_...acepto, si logras ganarle tomaras el puesto de mi Kate...en todas las circunstancias.
 


 

_bien..._me gire hacia mi victima, este era un buen momento para usar mis habilidades en defensa personal.
 


 

Gust, el chico de la puerta, saco un cuchillo divertido por lo que ocurría, corto la soga del hombre y le dio una palmada en la espalda para animarlo a atacarme.
 



Maria Bassi

#4384 en Joven Adulto
#13078 en Novela romántica

En el texto hay: romance, hot

Editado: 10.02.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar