Mi muerte eres tú

Tamaño de fuente: - +

Capitulo XXII

Dedicado a: Aris Trinidad.

 

 

 

 

 


Alan y yo llegamos a una casa muy cerca del edificio de Bill.
Parecia cansado y apenas entramos al lugar el simplemente se arrojo al sillon que habia en la sala, mientras estaba dormido fui a inspeccionar el lugar. 
Al menos esta pequeña casa tenia dos cuartos, las camas parecían ser nuevas. Me quede en el cuarto que aparentaba tener menos uso, pues el cuarto de enfrente ya tenia sábanas, seguro Alan tenia varios lugares para esconderse, igual que Marck.

_Marck_dije en un susurro, lo extrañaba. No debi dejarle sin explicar y justo ahora comenzaba a arrepentirme.

Me quedé sobre el colchón hasta que mis ojos se cerraron y me entregue a los brazos de morfeo.

Era de noche cuando me desperte, Alan parecía ver la tele o al menos eso escuchaba. 
Me levante y frote mis ojos, todo estaba oscuro.

Alan se encontraba frente al televisor viejo y pequeño que se encontraba encima de una mesita con ruedas.

Para mi sorpresa en las noticias...estaba mi padre.

_mi hija Angelica lleva desaparecida más de cuatro meses, he ofrecido recompensas muy abultadas para quien la encontrara...pero hoy he decidido_mi padre se quedo pensativo por unos segundos y luego prosiguio_ofrecer un millon a quien me de los nombres de los secuestradores de mi hija_mi padre trato de calmar a la multitud de periodistas que comenzaban a preguntar un sin fin de cosas_mi hija aparecerá y espero que este con vida...porque de no ser asi me encargaré de quien le haya echo daño pase por el peor de los infiernos_mi padre no dijo más y se marcho con los guardias, parecia a punto de llorar, mi padre debia estar muy triste.

_idiota

_¡¿que?!_Alan se dio vuelta observandome y yo me di cuenta que acababa de hacer una estupidez_...¡¿que dijiste?!_trate de que no se notará mi desliz, Alan se giro y cambio de canal.

_ese hombre es un idiota_volvio a decir, quise golpearlo y mandarlo a la China pero esté era un buen momento para extraer información.

_¿porque lo dices?

_alguien como él no hallará a su hija a partir de dinero_soltó, volvio a cambiar de canal.

_es un hombre desesperado¿que más puede hacer?

_¿desesperado?¿crees que está desesperado?_me quede muda y solo levante los hombros demostrando mi indiferencia_alguien como tú...no entiende

_¿que debo entender?

_que lo unico que logrará es que asesinen a su hija, es facil...

_¿facil?

_los secuestradores, alguien les dira quien la tiene y cuando lo hagan...la matarán. Simple

Eso es imposible, Marcos y Kate jamás hablarían, ellos jamás lo harían.

_¿y que pasa si nadie conoce a los secuestradores?

_alguien debe conocerlos, para ocultar a una persona se requiere varias personas y alguno hablará o le habra ayudado sin siquiera saberlo y ahora...con esta noticia no dudaran en probar suerte_en esos momentos recorde mi documento, Marck lo consiguió a partir de la ayuda de un amigo y si ese amigo comienza a atar cabos; los pasajes de avion, Kate los compro con ayuda de conocidos, oh no, si alguno decidiera investigar...estaré muerta.

Papá...¿porque hiciste algo así?

Alan dejo un canal en donde pasaban una pelicula de acción, me quede viendo la pelicula pero en mi mente estaba asustada, que haré si todo se descubre, Bill hira a por mi...Alan terminará lo que empezó o peor...me entregaría a Marshall.

Escuche la voz de Alan hablarme pero era muy distante, mi cuerpo se desplomo en el suelo y aunqué sentí el dolor solo cerre los ojos para dejar de existir.

...

Narra Marco

Kate me llamo para que fuera a verla, Bill le habia echo daño y aún cuando ella ya no fuera libre él se atrevió a golpearla.

_debemos terminar con esto

_lo se, Lizzy debe estar esperándome_lo último lo dije en susurro, en cuanto recibí el mensaje de Kate me fui dejandola sola, soy un imbécil.

_¿esperandote? Acaso...lograste que Alan te dejará cuidarla_se sorprendió, gracias a Kate habia logrado saber en donde se encontraba.

_no exactamente, debemos partir hoy_Kate no dijo nada, creo que habia entendido_debemos acabar con Marshall y Lizzy será libre.

Hace una semana descubrimos que Marshall estaba residiendo en una isla, para ser un ex preso tenia bastante dinero, lo único que entraba y salían de esas islas eran sus chicas de turno y los guardias. 
Al parecer el hombre no podia salir de esa isla.

Nuestro plan era sencillo, Kate entraría a la casa como una de esas chicas, la mayoria eran jovenes de dieciséis a diecinueve años, ella entraria sin problemas, yo deberia colarme en el yate en donde viajarian y lograr no ser descubierto hasta que llegaramos a destino. Alli Marshall morira.

El plan era facil y demasiado simple, si algo salia mal tendríamos que usar la fuerza pero lo bueno era que los guardias no tenian armas, como dije...Marshall tiene libertad pero tambien reglas, cuando le pedi ayuda a Nance sobre él, el expediante dice que fue preso por lavado de dinero no muestra que haya sido por intento de violación. Lo que era extraño, Lizzy no pudo mentir.

Ella no me engañaria.¿o si?

El viaje lo haríamos hoy, por esa razón queria hablar con Lizzy pero una cosa llevo a la otra y ahora...no podré despedirme.

Kate ya tenia su mochila y yo viajaria son equipaje, los boletos en mano. 
Cerre los ojos recordando la noche anterior, Lizzy era mia y ahora tenia que seguir adelante...olvidarme de ella.

Kate salio de la casa y yo igual, nos subimos en el coche y Conduje directo al aeropuerto. El dinero que llevábamos seria suficiente para sobrevivir estos tres dias.

Esperame Lizzy...pronto serás libre
 



Maria Bassi

#4384 en Joven Adulto
#13080 en Novela romántica

En el texto hay: romance, hot

Editado: 10.02.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar