Mi muerte eres tú

Tamaño de fuente: - +

Capitulo XXIII-segunda parte

Dedicado a: Dayii Camargo

 

 

 

 

 

 

Realmente era un baile. 
Bill fue un caballero y ,aún cuando pense que solo queria asesinarme en cuanto me vio, simplemente tomo mi brazo y me llevo hacia la fiesta.
 


 

Todo parecia estar bien, pero...yo conocia a algunos de los invitados.
 


 

_¿porque estamos aqui?_pregunte, Bill no me habia dirigido la palabra en ningún momento y ahora deseaba tener a Alan a mi lado. 
 


 

_solo mantente callada_me respondio, trataba de no chocar con nadie ya que su brazo aún no se recuperaba.
 


 

Alan habia venido después de todo, la sonrisa que llevaba en su rostro era muy escalofriante. Al parecer la llamada que habia recibido, momentos antes de que subiera al coche junto a Bill, le tenia de buen humor. Algo extraño.
 


 

_¿Alan?_le llame, estaba sentado a mi derecha. Bill hablaba con empresarios, ¿como sabia que eran empresarios? Bueno...porque algunos eran amigos de mis padres y tambien amigos de amigos de mis padres, en algun momento los habia visto y en estos momentos agradecia que mi padre no le gustaba que me metiera en sus reuniones de trabajo.
 


_¿que?_ giro hacia mi. El baile era hermoso en otra ocasión yo estaria bailando con mi amigo...pero ahora no.

_¿como logro Bill ser invitado a estas reuniones?

_él fue quien organizo esta fiesta_Alan ensancho su sonrisa al ver mi rostro pasmado por la respuesta. Era imposible...pero entonces recordé el porque Kate y Marcos le tenian miedo a Bill, claro, él tenia contactos.

_¡¿como puede tener tanto dinero?!

_la pregunta que me gustaria que respondieras es...¿confias en Marcos?_Alan estaba sonriendo divertido hacia la gente que entraba al salon,no supe que responderle, hablabamos de Bill no de Marck.

_confio en Marcos...y tambien en Kate_le dije segura, Alan me guiño un ojo y siguio sonriendo para si mismo. Repare en su traje, lo observé más relajado y no podia creer que hasta pensaba que se veia sexi.

Alan se acerco a mi de improvisto, por suerte no me vio observandolo, y susurro en mi oído.

_espero que no te arrepientas..._la manera en que me lo dijo fue tan escalofriante que me aleje por instinto chocando con la espalda de Bill, este me dio un vistazo de muerte...acababa de chocar con su brazo herido. Para mi suerte Bill no dijo nada, se levanto y se retiro de la mesa.

Alan se rio por lo bajo, me sorprendió, se levanto de su asiento y camino hacia la pista de baile, interceptando a una pareja que acababa de llegar, se acercó a una mujer, la chica era de piel oscura completamente bella, pero esa bella mujer venia en compañía del gobernador, aquel hombre podria reconocerme ya que era muy amigo de mi familia. Me levante rápidamente para huir pero en cuanto gire vi a Bill y entonces su mirada solo me dijo una cosa: _"te sientas o te mató"

Volvi al asiento y me quedé alli tratando de ocultarme, disimuladamente, con el centro de mesa que habia en la mesa.

Observe como Alan saludaba al gobernador y luego le sonreia a la mujer,  le beso la mano de manera que ella le sonrio coqueta, intercambiaron algunas palabras y luego Alan avanzo junto a la chica devuelta a nuestra mesa.

Era hermosa, tenia un hermoso vestido azul que se acomodaba perfectamente a su cuerpo, su cabello negro era lacio y le caía como cascada por encima de su cintura, parecía modelo de revista.

Di un suspiro de alivio al ver que el gobernador se alejaba para saludar a un hombre, Alan le sonreia a la mujer como buenos "amigos", se acercaban a mi. Era la unica sentada en la mesa.

_...te presentó a Elisabeth_me presento Alan. La mujer me sonrio y extendio su mano en mi dirección, de cerca su belleza podia ser comparada con la de Kate_...es una amiga de Marcos_comento mirandome fijamente, me levante y correspondí al saludo_...Elisabeth, ella es Nance...LA NOVIA DE MARCOS_mi mano quedo estatica en cuanto pronuncio esas palabras.

¿novia? Marcos...¡¡me mintio!!

Mis ojos me ardieron y entonces sentí que una lagrima se asomaba. Retire mi mano de manera abrupta y fingi que bostezaba.

_¡vaya! Creo que tengo sueño..._comenté, Alan sonreía y ahora comprendía el porque de su felicidad, la chica sonrio y ambos se sentaron a mi lado.

_¿eres amiga de Marck?_me preguntó Nance. En esos momentos recorde la escena entre Alan y Marcos...cuando nombraron a una tal Nance...era ¿ella?

_si, una vieja amiga_le respondí, mis ojos querian estallar en lagrimas pero no le daria ese placer a Alan, quien me observaba atento a todos mis gestos. Al parecer no penso que pudiera seguirle el juego porque en cuanto vio que mis lagrimas comenzaban a desaparecer perdio el interes de la conversación.

Hablamos de Marcos y de Kate, le conte que los conocia de niños pero que nos habiamos distanciado. Tambien que trabajo para Bill, en cuanto pronuncie su nombre parecio desagradarle la idea, tambien me hablo de que trabaja como secretaria del gobernador y que si necesitaba ayuda en algun momento que no dudará en contactarla, para ella cualquier amigo de Marcos era su amigo.

Pero...entonces Alan decidió molestarme un poco más.

_Nance...¿como se encuentra Dylan?_preguntó.

_está perfectamente...el año que viene comenzara a ir a la escuela_comentó ella, al parecer tenia un hijo.

_le pedi a Bill que le diera vacaciones a Marcos para que pueda visitar a su... hijo_En ese momento no sentí que mi corazón se quebrara, no, sentí que mi sangre hervia por la mentira que acababa de ser revelada por Alan. Marcos tenia un hijo y me lo ocultó...Nance estaba más feliz que nunca, no parecia una mala mujer pero en esos momentos desearia que se alejara.



Maria Bassi

#4342 en Joven Adulto
#12832 en Novela romántica

En el texto hay: romance, hot

Editado: 10.02.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar