Mi muerte eres tú

Tamaño de fuente: - +

CAPITULO V

¿Porque siempre pasaba lo mismo? El siempre tenia que escaparse, sin explicaciones o alguna información y no tenia como comunicarme con él...al menos para pedirle una disculpa por el golpe.

_soy una estúpida_mi pensamiento salio de mi boca, convirtiéndolo en una realidad.

_¡¡¿disculpa?!! ¿Que haz dicho?_mi madre entró por la puerta abierta, no me habia dado cuenta, me miraba con el ceño fruncido pero luego respiro y se acercó a abrazarme._Angy, tenemos que hablar...¿lo recuerdas?_su voz amable me tranquilizó y nos sentamos juntas en el sillon de mi cuarto.

_¿que pasa?

_es un tema delicado y yo...queria decirtelo hace mucho pero lo mejor era que no te preocuparas_dijo tomando mi mano y me indico sentarme en el sillon, prosiguió a hablar_... a veces en la vida uno tiene que hacer sacrificios para ser feliz y tú eres uno.

_no te entiendo, Mamá dilo sin rodeos

_tengo cancer...

_¡¡¿q-que?!!

_hace un año me enteré de ello y estuve haciendome varios examenes y recibiendo medicamentos que me ayudarían a mantener el tumor en su tamaño original, pero todo se revertio y aumento su tamaño en un lapso de tiempo muy corto...los doctores me dijeron que mi última oportunidad seria la quimioterapia...pero si recurria a ese metodo... probablemente no podria pasar los últimos cinco meses contigo..._las lagrimas no solo fueron mias sino tambien las de mi madre.

_¿cinco meses?

_solo eso me queda, cariño...sabes que no soy de guardar secretos pero...

_...pero el mayor secretos de todos, si...ese si pudiste guardar y ¡¡¡lo peor de todo es que viene con cronometro!!!_estaba furiosa, rabiosa, porque tenia que ocurrir así...de repente.

_¡¡¡calmate!!! Por favor, se que fue una decisión dificil el no habertelo dicho, pero en el fondo tenia la fe de llegar a salir de esto sola...

_¡¡espera!!!¡¡¿mi padre no sabe de esto?!!!_mi padre estaria destrozado si llegara a saber que mi madre...

_tu padre lo sabe, el mismo me acompañó a las sesiones y fuimos juntos a firmar algunos papeles respecto a mi futuro descenso_mi madre miraba el suelo, cuando era pequeña ella estuvo para mi y ahora era mi turno de darle todo el amor que me dio hasta hoy, pero porque el tiempo es corto y porque no me lo dijo antes, tal vez nada de esto estaria pasando y probablemente yo no tendria los nervios de punta. Me quede sentada junto a mi madre, el silencio era mejor, tome su mano y llore junto a ella, no queria recordar sus palabras pero tampoco queria que se fuera, queria que el mundo desapareciera y el tiempo fuera infinito.
La muerte de un ser querido-en este caso mi madre, el ser humano más magnifico que piso este mundo- siempre se trata de buscar desesperadamente una solucion ilógica, pero lo que buscas es una oortunidad no solo de salvarla sino de comprar tiempo, el tiempo siempre es el mayor enemigo de todo ser vivo, quiero que mi madre fuera inmortal, que yo pudiera pasar a través de la linea que separa lo vivo de la muerte, quiero estar en los zapatos de mi madre y ser yo quien tiene sol cinco meses y no ella...deseo morir en su lugar, porque ella no se merece una muerte tan injusta, ella merecia todo y más.

...

Queria pasar todo el tiempo con mi madre, asi que dormí a su lado, recordando cuando tenia siete años y tenia pesadillas en medio de la noche, mi madre me dejaba dormir con ella-justamente como en este momento-me acurruque a su lado y la abracé, ella peinaba mi cabello entre sus dedos, siempre me gusto ese cosquilleo...como unos cuantos trazos en tu cabellera pueden hacerte sentir comesón logrando que se implante una sonrisa en tu rostro. Mi madre comenzó a tararear una canción, nunca supe su nombre pero ella siempre lo hacía, cuando estaba triste la tarareaba, aun recuerdo la primera vez que la escuche, mis padres se habian peleado por unos papeles de un negocio y eso produjo que mi padre perdiera dinero, fue la primera y unica ves que los vi levantarse la voz, la unica manera de que ella no perdiera los estribos era cantando y luego la escuche tararear una cancion y es la misma en esta ocasión.

Cinco meses, cinco meses, cinco meses..cino meses...solo cinco meses...mi corazón latia con fuerza, el sudor bañaba mi frente, y un escalofrio recorria mi columna repercutiendo en todo mi cuerpo, observe a mi madre dormir placidamente, cinco meses no era suficiente para despedirse, no era justo...menos en estos momentos.

La pesadilla no me dejo dormir, pero no perdi el tiempo buscando maneras imposibles de remediar todo lo que estaba mal, por lo que me dedique a observar el rostro de mi madre, lo recordaria por siempre.
Observe sus arrugas, muchos diríamos que eso no es bello, pero en el rostro de mi madre era una caracteristica que formaba parte de su blanca sonrisa, sus pestañas negras resaltaban su blanca piel, sus labios finos y rosados, unos pómulos marcados y un afilado menton, su cabello rubio estaba perfectamente teñido con algunas luces, sus cejas perfectamente delineadas rectas...parecía un angel, uno que se iria muy pronto, y al cual extrañaría tanto, que de solo saberlo se me estruja el corazón, esto no es justo los hijos no deberian despedir a sus padres tan temprano, ella apenas y tiene cincuenta años, ¿porque? Esa es la pregunta que muchos deben hacerse y la que no tiene respuesta o no tiene respuesta que nos tranquilice.



Maria Bassi

#4387 en Joven Adulto
#13056 en Novela romántica

En el texto hay: romance, hot

Editado: 10.02.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar