Mi único amor

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 2

Regina: estaba en su salón de clases, no sabía si salir al receso. Para decir si voy a salir y además necesito comer mí almuerzo. Lo único que me gusto es que sentí algo bonito cuando lo vi. Algo que jamás había sentido en toda mi vida.

Ella sale de su salón para ir a la cafetería, aunque ella lo negaba quería verlo por última vez, pero lo que no se imagina es que su destino era encontrarse

En la cafetería

David: Donde podrá estar ella, no puede ser que sea tal difícil encontrarla. Ya la he buscado con mi mirada por todos lados.

Julián: tranquilízate, por favor. Si, tu destino es estar con ella la vas a encontrar, amigo. Qué linda casualidad ahí viene pero todavía no te ha visto. Espero que esta vez, no salga huyendo de ti como lo hice en la mañana.

David: es ella y no tengo la menor idea de que hacer. Si, presentarme ahora con ella, que me aconsejas.

Julián: el único consejo que te puedo dar es que hagas todo lo que te dicte tu corazón.

David: tienes razón. Quiero saber el nombre de la chica que me robo mi corazón. Le dice nos vemos en el salón de clases y va donde esta ella sentada comiendo su almuerzo.

Regina: eres tú, otra vez. Siento lo que hice en la mañana, prometo que ya no volverá a pasar.

David: no vine hablar de eso. Nada más, me gustaría saber tu nombre y cuando termines de almorzar llevarte a tu salón.

Regina: está bien. Te puedes sentar por favor y así lo hace. Mi nombre es Regina Thompson Miller y no veo razón suficiente para que me lleves a mi salón de clases si apenas me conoces.

David: encantado de conocer tu nombre, yo me llamo David Williams Roberts. Por eso quiero hacerlo, porque quiero conocerte.

Regina: eres el primero que me dice algo así. Nunca he tenido amigas y mucho menos amigos con quien hablar, soy una persona solitaria que siempre ha vivido en su propio mundo, pero ya no te quito más tú tiempo hablando de cómo me siento.

David: si, necesitas un amigo. Yo siempre estaré para escucharte. Le dice no quiero que te sientas sola.

Regina: muchas gracias, David. Esto no lo voy a olvidar. Nada más, deja que termine mi almuerzo para irnos a mi salón.

Él tenía que esperar hasta que terminara, Regina era su amor, si ella quería un amigo eso sería de esa manera estaría cerca de ella, pero muy pronto la iba a convertir en su novia. De eso estaba demasiado seguro y no pensaba descansar hasta conquistar su corazón

David: veo que terminaste antes de que dieran el timbre para entrar. Lo más seguro es que no quieres llegar tarde a tus clases.

Regina: no lo pienso negar. Le dice cada día que pasa aprendo más cosas, si pones atención a todos los maestros. Solo de esa manera no se siente el tiempo.

David: entonces, eres una chica que solo le interesa estudiar. Por eso nunca te había visto antes.

Regina: como ya te distes cuenta a mí, no me gusta salir. Prácticamente, me críe sola y me acostumbre estar siempre en mi casa. Pero siempre que salgo fuera de mi casa, me siento fuera de lugar.



Karen Pamela De La O Jaimes

#1370 en Novela romántica
#156 en Novela contemporánea

En el texto hay: romance, celos, miunicoamor

Editado: 10.07.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar