Mi pecado

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 20 Nathalia Barone

NATHALIA BARONE  

No ha sido nada fácil está semana, verlo nuevamente, verlo junto a Luna, es lo mejor de este mundo, se ríen igual, tienen los mismo ojos, y ella destila felicidad al tenerlo cerca …

Pero escucharlo insinuar cosas sobre mi, verlo admitir que se acostó con ella me dolió y mucho… que haré? Que debo hacer con mi vida? 

- Diosa, como te sientes? – me Dice Zeit acercándose.

- La verdad cansada… quisiera… - le digo y el lo entiende a las perfección 

- No hay problema diosa, mañana vendré si no es problema..

- Claro que no, pensándolo bien podrías llevarnos a casa de mis padres por favor…

- Si¡ vamos!

Recojo lo más rápido que puedo algo de ropa para Luna y para mi nos montamos en el auto de Zeit y nos vamos con el.

Le explicó con calma la dirección de mis padres a Zeit, mientras Luna juega con el… mientras ellos sonríen yo observo por la ventanilla todas las casas y el pequeño paisaje … necesito paz…

- Gracias.. Zeit, nos veremos mañana…  

- Claro que si, diosa aquí estaré para ti.. 

- Lo se – le digo tocando su mejilla..

Me bajo del auto junto a mi Luna y caminamos hasta la puerta de la casa de mis padres, los necesito hoy más que nunca…

- Mi Nath!! Mis niñas que hacen aquí? Paso algo? – nos abre mi padre…

- Papa!!! – lo abrazo y siento que mi paz ha vuelto!

- Nath.. que sucede… ven entremos… 

Llegamos a la sala y me consigo con mi mamá tejiendo una de sus famosas mantas …

- Nath!!!! – se levanta al verme y viene hasta donde estamos Luna y yo…

- Mama, Zaid… - es lo único que logró decirle..

- Papi Sai… - Dice Luna al escucharme.

- Ya entiendo, amor podrías… - le dice mi madre a mi papá 

- Claro que Si, Lulú ayúdame a preparar una rica cena, ven con abuelo! – Papa carga a Luna y se la lleva haciéndole cosquillas…

Me siento junto a mi madre en la sala y le cuento todo… 

- Hay Dios!!  Y mi lu lo reconoció? 

- Si Mama, hasta le dijo papi, bueno ya la escuchaste, era imposible que no lo reconociera con todas las fotografías que tiene en su habitación!

- Si lo se, es lo mejor que has podido hacer, y que hará ahora? Que sabe que tiene un hija?

- No lo se Mama, tal vez lo hablemos mañana… hoy no quería escucharlo fue demasiado…

- Te entiendo amor… Jacob? Sabe que el está acá?

- No! Y no se si decirle.

- Creo que Si, tienes que decirle!

- Lo haré mañana, mientras tu única hija y tu bella nieta quieren quedarse a dormir hoy aquí, podemos?

- Mi amor… eso no tienes ni que preguntarlo, para eso tienen una habitación acá!

- Gracias mamá…

- Bueno veamos que desastre hacen esos dos en la cocina … te parece? 

- Si vamos… 

Llegamos a la cocina, y vemos a Luna disfrutando de una pasta rápida que Papa a hecho, y nos sentamos junto a ellos a cenar.

Luego de unas perfecta platica que me ayuda a pensar con claridad y calmar mi mente subo a mi habitación… a esa habitación que mis padre habilitaron para Luna y para mi, mis padres…. 

- Lulú es hora de dormir, princesita árabe hermosa!!!

- Mimir? 

- Si, si si si si!!! – con cada si le doy un beso…

Luego de 25 minutos de canciones y cuentos logró que Luna se duerma, así que veo las hora son las 8 aún es temprano, llamo a Jacob.

- Hermanita!!! Buenas noches hoy me haz tenido abandonado - me Dice al contestarme…

- Hermanote, tenemos que hablar!

- Paso algo?

- Zaid, está aquí y ya sabe de Luna! – le digo y un silencio se hace en la línea….

- Ya voy para allá! 

- Estoy a que Mama!

- Ok!

Tranca el teléfono y me cambio para esperarlo…. 

Al cabo de unos minutos me encuentro con Aly y Jacob hablando en el jardín…

- No puedo creer que el muy iluso te ha reclamado, con que derecho! Como se le ocurre siquiera… - Dice Jacob molesto.

- Eso es lo de menos, aquí lo que importa es Luna y que no se vea afectada..  

- Eso no lo permitiría… - le digo a Aly.

- Dejaras que la vea? – me pregunta Jacob!

- Es su hija… y no se lo impediré…

- No lo quiero cerca de ti Nath – me Dice Jacob.

- Eso estará difícil… - le digo..

Luego de una larga platica de tratar de convencer a Jacob de que no fuera a buscarlo para hacerlo trizas… se van y me acuesto con mi pequeña Luna… 

Si olor a bebé, es mi droga, sus leves ronquidos me dan risa, y esas pestañas pobladas me haces suspirar la amo…

Cuando estoy por quedarme dormida, mi teléfono suena….

Veo el número y no lo conozco…

- Quien llama a estas horas! – digo molesta.

- Hola, habla Nathalia? – es una mujer…

- Quien es?? – pregunto confundida.



Marijo Marino de briceño

Editado: 30.12.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar