Mi pecado

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 25 Zaid Habbak

Zaid Habbak 

Estoy parado frente al ventanal de la sala de espera del área vip frente a la pista de aterrizaje donde se supone que en un par de minutos el avión de mi empresa aterrizará…..

Observo al cielo, y veo las luces que indican su descenso, mi corazón empieza a latir a toda prisa, siento los pasos de Omar detrás de mi.

- Señor, ese es el avión… - sólo le asiento …. 

Vemos como aterriza el avión y luego de abrirse las puertas y asegurar el avión, la primera persona en salir es mi madre, como siempre vestida de diseñador y llena de oro, ese oro que  desde que tengo uso de razón es su mejor amigo, mi padre siempre a mimado a Mi Madre… está bellísima vestida de verde.. Y su perfecto hiyad adorna su cabeza… cuando baja las escaleras, agradece a todos con un asentimiento y emprende su camino hacia donde estoy esperándola, en cuento me ve sonríe de oreja a oreja…. 

Abro las puertas de cristal que nos separan y el frío de new York hace estragos en mi cuerpo, ella acelera más su paso y corre a abrazarme…

- Mi Príncipe te extrañe tanto… - le dice… 

Al abrazarla su rostro queda recostado en mi pecho, cuando me volví tan alto, que ella queda tan diminuta en mi cuerpo…

- Yo más omi! Yo más… - le digo apretándola..

- Que le sucede a mi hijo, que pidió un permiso para traerme a el ….

- Creo que ya lo sabes… - le digo mirando a las personas que vienen detrás de ella…

- Tu divorcio… - me afirma… yo asiento… 

- Zaid Habbak? – dicen detrás nuestro…

- Nacid Saad? – le pregunto al árabe muy parecido a mi, la diferencia son sus ojos que son de un verde esmeralda y es  un poco mas bajo que yo…

Estira su mano, y asiente en forma de respeto, le entregó la mano…

- Siento todo esto… - le digo realmente arrepentido.

- Por Samira hago lo que sea…

- Es impresionante lo que hace el dinero…

- De Samir puedes esperar lo que sea, mando a sus matones por mi el día de su matrimonio…

- Eso no lo sabía – le digo caminando junto a el a la sala vip para poder hablar tranquilamente.

Abrazo a mi madre más a mi cuerpo, la cual viene acompañada de Nakar, la cual tuvo que quedarse con ella en ausencia de mi padre..

Cuando entramos en el calor de sala, Nacid empieza a presentarme un par de amigos y primos... Los cuales nos servirán de testigos.

Incluyendo mi madre….

- Omi? Ya sabes el porque estas aquí cierto?

- Soy testigo… - le asiento.

- Lo  sabías…. – la veo suspirar.

- Si, desde que la conocí ella tan sólo tenía 15 años y ya estaba enamorada de Nacid… por eso te dije que esperaras… y actuarás con inteligencia, que esto tenía solución... 

- Lo se Omi, tu voz siempre estuvo aquí en mi mente, recordándome esas palabras… - le Digo acariciando su mejilla.

- Nos vamos … - les digo a todo.

Todos asienten y nos encaminamos en donde se encuentran las camionetas que nos esperan…

Ellos se hospedaran en uno de mis apartamentos…

Nadie puede saber que están acá, hasta que llegue Samir!

Hablo rápidamente con Nacid dejándolos en el edificio y con varios de mis hombres a su disposición.. y un personal encargado de atenderlos en el apartamento.  

Mañana vendré por ellos….

- Lista para ir a casa – le digo a mi madre al montarme en  el auto…

- Si, quiero ver a mi Jade… como se ha portado por cierto? – me Dice mi madre…

- Bueno… no podría mentirte a ti, pero esa niña es tremenda.!

- Tiene al mejor maestro – me Dice sonriendo.. – y mi Amal?

- Bien Omi, ella es feliz en su matrimonio y más siendo musulmana…

- Si lo se, y Nathalia? – suspiro al escuchar su nombre…

- La verás en un rato... – voltea a verme de golpe.

- Y Samira?

- No te preocupes Omi, no es lo que piensas… Nathalia me está haciendo rogar y mucho… - escucho a mi madre reír.

- Me alegro, ella vale mucho! Más que todo el oro del mundo!

- Así es Omi! 

Llegamos al apartamento y empiezo a ponerme nervioso y lo peor es que no se porque…

No debería de estarlo, mi mama Amara a Luna… lo se!

Antes de ir por mi mamá, le pedí a Nathalia que viniera con Luna, y ellas están esperando arriba… con Samira!!! Siento que me equivoque al pedirle eso a Nath pero realmente quería que mi madre conociera a Luna hoy … y Nath accedió sin problemas...

Uno de los de seguridad nos abre la puerta al ver que al ascensor se abre y somos nosotros…

Entramos al apartamento y sólo escucho unos zapaticos sonando…

- Llegó papi – Dice Amal y mi madre voltea a verme sorprendida.

- Papi? – me pregunta…

Y eso viene corriendo un pequeño monstruo de ojos grises a nosotros….

- Papi!!!! – Grita al verme y se abraza a mis piernas, me bajo a su estatura y la cargo para que mi madre la vea… 



Marijo Marino de briceño

Editado: 30.12.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar