Mi pecado

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 41 Zaid Habbak

ZAID HABBAK 

 

Ha pasado exactamente un mes desde que despedimos a Zeit en el aeropuerto, comenzó a los días de irse a trabajar En las mixtas, las cuales por decisión mía se las cedi, son suyas, no sólo es el CEO, es el dueño, se merece eso y más por salvar la vida de mi Nath, aunque a regañadientes aceptó, le tocó hacerlo cuando cambie las escrituras, yo sólo pase a ser un socio más… 

 

No ha llamado Nath en todo este tiempo, y eso a ella la tiene mal, porque lo considera un amigo, pero ella tiene también que entender que el necesita sanar y estar en contacto con ella no lo ayudaría, yo me he encargado de Habbak Petrol, al 100%, miles de petroleras a nivel de Latinoamérica requieren de nuestros servicios…

 

Mi Nath empezó a trabajar para Mi, al igual que Aly y Jacob… 

 

Hablando de ellos hoy será su boda, estoy en mi vestier, terminando de arreglarme…

 

- Se te cayo un poco de sensualidad al piso… - me Dice Nath detrás de mi…

- ¿ah Si? – le digo volteando a verla y sonriéndole de oreja a oreja, está hermosa lleva un vestido rojo hasta sus rodillas con bello escote de corazón y su cabello suelto como tanto me encanta.

- Si… ¿que hacemos con ese pequeño inconveniente árabe estúpido? 

- Será que me ayudas a recoger mi sensualidad del piso…

- Mejor la dejamos allí, no quiero que las primas de Alyssa anden detrás de ti!

- Eso es inevitable…

- Oh que modesto el señor! – me Dice acercándose a mi.

- Este señor, sólo tiene ojos para ti – le digo acariciando su brazo hasta subir a su rostro.

- Más te vale …. Árabe! – me sonríe y se acerca a abrazarme.

- ¿Y Luna? – le pregunto.

- Ya está lista esperando por su papi…

 

Sentimos la puerta de nuestra habitación abrirse y un llanto entra..

 

- Mami!!!! – llora Luna.

- Acá estoy mi Luna lunera… - le dice Nath saliendo para abrazarla, la toma en sus brazos y la abraza.

- ¿papi?

- Esta acá… - entra con Luna cargada, pero no se porque algo me Dice que se la quites de los brazos…

- Lu, ven con papi! ¿Amor, estas bien? – le digo tomando a Luna y viendo como se recuesta en mi hombro, sólo quería dormir conmigo…

- Si, es sólo que… - toca su pecho… y respira profundo – nada ya se me paso, sólo quería dormir un rato en los brazos de su papi..  – me Dice acariciando a Luna y yo sólo puedo mirarla a ella con preocupación.

- ¿Nath, te está doliendo la herida? – le digo mirándola fijamente.

- No… es sólo que me canso muy rápido… 

- ¿Segura?

 

Ella asiente y sale del vestier, para ir a las habitación, Luna se abraza más a Mi, cuando siente que camino…

 

- Nath, Amor… ¿Qué sucede?

- Nada, tranquilo – me Dice sentándose en la cama para ponerse sus tacones…

- Nathalia… 

- Estoy bien, dame a Luna para que termines de arreglarte… - extiende sus manos para que le pase a Luna…

 

Le entrecierro los ojos y niego con la cabeza, acuesto a mi pequeña princesa vestida con un perfecto vestido rosa y un cintillo de lazo en su cabecita.

 

- ¿Te está doliendo el pecho? – le pregunto arrodillándome frente a ella.

- No, como te dije estoy algo agotada, debilidad es sólo eso – tomo sus manos y las llevo a mis labios… 

- Mañana iremos al médico!

- No es necesario… sólo es falta de vitaminas y aunque me duela admitirlo de reposo...

 

Me levanto y camino, hasta el vestier pero me detengo antes de entrar.

 

- Igual iremos… - entro para buscar mi americana, mi camisa en el hombro está llena de lágrimas y baba de mi princesa… pero no me importa  sonrío al colocarme la americana…  

 

Luego de darnos los últimos arreglos, de que Luna armara un berrinche porque no le gustaba su cintillo, vamos en camino a el matrimonio de nuestros amigos…

 

Al llegar nos conseguimos con los padres de Nath, Noah y su novia..

 

- Lulú!! – corre abrazarla y llenarla de besos..

- Papa!! – le dice Luna sonriendo.

- Hola Zaid, Nath! – Nath, le da un beso en la mejilla y va para donde están sus padres.

- Hola Noah, ¿Cómo estas? – le digo.

- Bien bien, pero ahora mejor porque mi Luna está aquí…

- Ella es la alegría de muchos – le digo.

- Así Es! Nath, ¿como se siente? La veo algo pálida…

- Esta algo débil, mañana iremos al médico…

 

Camino junto a el hacia donde están los padres de Nath, Noah nos presenta a su novia, se llama Jess, es una chica muy linda, y simpática, enseguida empieza a jugar con Luna al verla…



Marijo Marino de briceño

Editado: 30.12.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar