Mi Piel DÁmara

Tamaño de fuente: - +

Lengus y saliva parte 2

—Tu chica me mira como si no pudiera verla —me susurra Electric Blue a mi lado, trayéndome de vuelta al presente.

Giro la cabeza hacia ellos. Cas tiene la espalda prácticamente apoyada en la puerta del coche y contempla a Electric Blue con la misma expresión que pone cuando vemos StrangerThings.

Me río, y Cas se reincorpora hacia delante de sopetón al saberse descubierta.

—Piensa que si te mira fijamente no puedes hacerle daño —explico burlona.

—Nada de eso...—musita Cas enfurruñada, pero está más tensa que la cuerda de una guitara.

El humor de Electric Blue es igual de particular que él, porque alza una mano hacia el cuello de Cas provocando que varias cosas ocurran a la vez:

Drake, que ha visto el movimiento por el retrovisor, da un frenazo en seco que nos impulsa a todos hacia delante.

Yo doy un grito por el susto y al notar como el cinturón de seguridad se me clava en la clavícula.

Evans aleja la mano de Electric Blue de Cas con un movimiento telequinético mal controlado por la celeridad de los hechos y por la inercia del coche que acaba conmigo golpeándome la sien contra la ventanilla.

Pero lo más sorprendente de todo es que los instintos defensivos de Cas, la han hecho alzar las manos y agarrar la muñeca de Electric Blue, y es él y no ella, quien parece estar asistiendoalgo que Cas está mostrándole.No dura más de unos segundos, pues Cas aparta la mano de él violentamente y se pone tan blanca que estoy segura de que va a vomitar.

—Mierda —se lamenta, mientras que Electric Blue tiene los labios entreabiertos y los ojos perdidos en su rostro, con una expresión me mata de curiosidad.

Cas se cubre la cara con las manos.

—Mierda —. El sonido sale ahogado.

Mi amiga es de esas personas dramáticas con las que cuesta saber cómo de grave es la situación porque siempre sobreactúan. Pero es el rostro encendido de Blue, tras su actitud apática de toda la tarde, que me dice que debe tratarse de algo jugoso.

Nos quedamos todos observándoles en silencio,a sabiendas de que el poder de Cas es mostrar algo que haya visto en el pasado.

—No te preocupes, cariño —comienza Electric Blue. Todo su hastío de esa tarde se ha desvanecido dejando solo un brillo felino en sus ojos. Parece positivamente animado, y tiene una sonrisita misteriosa curvándole los labios.

—Por favor... —le ruega Cas, pero se interrumpe así misma con un gemido mientras se vuelve a tapar la cara con la mano.

Estoy muerta de la curiosidad.

La sonrisa de Electric Blue se amplia.

—Soy una tumba, cariño —le promete.

No puedo dejar de apreciar la ironía de esa comparación, pero entonces escuchamos el estruendoso y sorprendido claxon de un camión, y nos damos cuenta de que estamos parados en mitad de la carretera. Tenemos suerte de que ese sea el primer vehículo que ha pasado y que nos haya visto a tiempo para esquivarnos.

Drake pone el coche en marcha pero lo veo lanzar miradas por espejo retrovisor.

Saco mi teléfono de la mochila, y tecleo discretamente un mensaje para Cas.

WTF???

Cas ve mi mensaje, pero se limita a echarme una breve mirada compungida y regresa la atención a su ventanilla.

Podría preguntarle al animado chico sentado a mi lado, pero sé que sus respuestas cripticas y misteriosas van a irritarme aún más. Además, acaba de prometerle que no dirá nada. Frustrada,voy a guardarme el teléfono de vuelta, cuando vibra con un mensaje de Evans:

De q iba todo eso??

Me paso la lengua por la comisura de la boca mientras respondo.

Ni idea...

Cas me oculta cosas!!!!!!

4 años de relación para esto

🙁

—Eh, Drake, disminuye la velocidad... —le pide Evans tras echar un vistazo al contador del coche. Se guarda el teléfono en el bolsillo de la chaqueta—, no queremos acabar detenidos.

Si hay algo que he aprendido de Drake, tras años de tenerle como taxista personal, es que acelera cuando está enfadado, y eso me lleva a sospechar que lo que Cas le ha enseñado a Electric Blue lo afecta de algún modo. De hecho, me sorprende que esté aquí en absoluto, teniendo en cuenta que hace dos noches le mostró su muerte, y que, a juzgar por su reacción desmesurada, esta no va a ser nada agradable.

Se me pone la piel de gallina al ponerme en los zapatos del chico y pensar lo que ha tenido que ser para él vivir su muerte y descubrir que es horrible o que ocurre pronto. ¿Por qué le habrá hecho eso?

Entiendo porque fue a mi casa, entiendo que fue su forma de consolarme; y lo ha logrado de más formas de las que puede imaginar, pero ¿por qué mostrarle al alguien su terrible final?

Y ahora que lo pienso, Evans sabe de las habilidades de Electric Blue porque...porque probablemente le haya mostrado también su muerte.

Se me acelera el corazón ante la idea tangible de la muerte de Evans. De pronto, necesito saberlo y al mismo tiempo no creo que pueda soportarlo.

Nunca antes había sentido la muerte tan presente en nuestras vidas... al menos no hasta que llegó Electric Blue. Ahora comprendo porque me aseguró que nadie lo quiere cerca, y que sienta que tenemos eso en común.



Beca Aberdeen

Editado: 12.02.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar