Mi Primer Amor 2

Tamaño de fuente: - +

CAPÍTULO 7: Encuentros parte dos.

Si, no lo he olvidado, pero esta vez yo he cambiado y no volveré a caer en sus juegos, estoy cansada de sufrir por amor, de que agarren de idiota y jueguen con mis sentimientos, esta vez no caeré en los estúpidos juegos del amor o eso espero.

La semana como siempre aburrida, las clases eran distintas a la secundaria, teníamos horarios distintos, compañeros y profesores diferentes, el estudio más difícil y pesado, pero si quieres ser alguien la vida hay que luchar para poder llegar a esa meta.

—¡Vamos Anne, que llegamos tarde!—gritó mi mamá desde la sala, mientras yo me encontraba en mi habitación dándome los últimos retoques para la boda. Me había puesto el vestido que compramos con mi amiga, era de color blanco la parte de arriba todo bordado con piedras blancas y la parte de abajo de color coral con un tajo del lado izquierdo.

—¡Voy!—contesté. Me coloqué un poco de perfume y bajé a la sala.

—¡Qué hermosa que estás hija!—me alagó mi madre.

—¡Tú también mamá!—aseguré. Ella tenía un vestido negro estilo hombro spandex sirena con ranura.—’Wau, que lindo está mi amigo!—dije al ver que Lucas bajaba de la escaleras con un esmoquin y zapatos negros.

—Tú también, pero más mi novia—dijo dándole un beso en la frente mientras bajaban juntos. Angie vestía con un vestido muy elegante de gasa y de color rosa magnético con pliegues, volantes y con abalorios en la parte de la falda.

Tomamos un taxi y nos dirigimos hacia la iglesia en donde mi hermano se iba a casar. Al llegar nos sentamos en los primero bancos y esperamos a que todos los invitados se acomoden, mi madre se había ido a ver a mi hermano para luego entrar al altar con él. Luego de varios minutos un pianista comenzó a tocar la típica canción de bodas y mi hermano tomado del brazo de mi madre empezaron a caminar hacia donde estaba el sacerdote. Una vez adelante mi madre lo abraza y se larga a llorar de lo emocionada que estaba, mi hermano no sé qué le dice y mamá se sienta a mi lado.

Luego de unos minutos aparece Belén con su vestido blanco sencillo en corte imperio con parte superior ornamentada y escote en v, su cabello ondulado, suelto y una corona de flores como accesorio. Ella cogió del brazo a su padre y caminó hacia el altar, luego sostuvo con su brazo derecho a mi hermano.

—Queridos hermanos: estamos aquí junto al altar, para que Dios garantice con su gracia vuestra voluntad de contraer matrimonio ante el ministro de la iglesia y la comunidad cristiana ahora reunida (...) Por favor, unan sus manos derechas y respondan: Belén Macarena Machado ¿Aceptas como esposo a Matías Nicolás Scott y prometes serle fiel en la prosperidad y en la adversidad,

en la salud y en la enfermedad,y, así, amarla y respetarla todos los días de tu vida?

—Sí, acepto—contestó Belén.

—Matías Nicolás Scott ¿Aceptas como esposa a Belén Macarena Machado y prometes serle fiel en la prosperidad y en la adversidad (…) todos los días de tu vida?

—Sí,acepto—respondió mi hermano. Alex les alcanzó los anillos, el padre dice unas palabras y se los colocan.

—Los declaro Marido y Mujer, puede besar a la novia—dijo el padre y se besaron. Los invitados aplaudieron y luegos nos dirigimos al salón principal.

Mi madre empezó a saludar a toda la familia de parte de la novia y mía. Obviamente mi padre no estaba invitado y menos la familia de parte de él. El salón estaba repleto de gente, estas se agrupaban en sectores y mientras charlaban bebían y debés en cuando picoteaban algún bocadillo.

—¿A quién buscas?—le pregunté a Angie.

—Tengo una sorpresa para tí—Anunció Angie. Y alguien toca mi hombro.

—¡No, lo, puedo, creer!— titubee—¡Juli, amiga!—grité de la emoción.

—¡Anne!¡Sabía que te encontraría aquí!—respondió obvia.

—¿Cómo es que estás aquí?—pregunté.

—Bueno, es muy largo de explicar—contestó.

—Nena, estaré con mi amigos—dijo Eric—Hola Anne.

—Claro amor—respondió Juli y yo asentí como respuesta al saludo.

—Espera ¿¡De qué me perdí?!—exclamé.

—Otro día te cuento, ahora disfrutemos la fiesta—contestó Juli.

—Bien, pero me cuentas todo—suspiré.

—¿Sabes que él está aquí?—preguntó Juli.

—Sí, era obvio que él vendría, es el mejor amigo de mi hermano—contesté—pero aún no me lo he cruzado.

Luego de que los novios saludarán a toda su familia y se sacaran fotos, pasamos la parte de la cena. Minutos más tardes ambos se pararon, hicieron un brindis y mi hermano me llamó para que diga algunas palabras.

—Bueno, no tenía un discurso preparado, asique improvisaré. Me hace muy feliz que hayas decidido casarte con la persona que amas—Y fué ahí cuando lo ví, parado detrás de todas las personas—espero que seas muy feliz, sabes que te amo y quiero lo mejor para tí, se que no he sido la mejor hermana del mundo—mis ojos comenzaron a brillar de la emoción—y te pido perdón por todos los errores que cometí, pero sabes que aún así estaré ahí para tí, porque para mi si eres el mejor hermano del universo y te amo eternamente. Y Belén ya que seremos familia, también voy a estar para tí, me alegro que seas mi cuñada, Los quiero y brindo por ustedes. Posdata: Espero que traigan sobrinos porque sino mamá los matará—bromee a lo último y todos comenzaron a reír.



Nerondia M.

Editado: 05.11.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar