Mi Primer Amor

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 59

Emily                                                                                                                                 No sé cuánto tiempo ha pasado, quizás dos o tres horas, mi muñeca me arde por las ataduras y por más que he intentado aflojar las cuerdas, no ha funcionado, las cuerdas de mis piernas si han aflojado un poco no tanto pero lo suficiente para aliviar el dolor. Mi estómago me duele y tengo mucha sed, pasaron unas horas cuando se abre de nuevo la puerta, detrás de ella aparece la silueta de un hombre alto, esta vez no me haré la dormida y me enfrentaré a él, ya no tengo nada que perder, si me van a vender en una subasta aunque sea tengo que saber por qué nos ha hecho esto a mí y a mi padre. El hombre se fue acercando hasta quedar en frente mío, es Ricardo "mi tío"-Vaya hasta que por fin despiertas-hablo en un tono áspero.                                                                  -¿Por qué?-pregunte-¿Por qué nos ha hecho esto? ¿Por qué nos odia tanto?              -No vine a darte explicaciones, sólo a advertirte que de ahora en más harás todo lo que yo te pida, o de lo contrario, tú hermanito pagará por ello.                                -¡NO METAS A MATT EN ESTO!-grite enojada-¡ÉL NO TIENE NADA QUE VER! ¡NO LE HAGAS MAS DAÑO A MI FAMILIA!-sentí un ardor en mi mejilla, acaba de darme una cachetada.                                                                                         -No me grites-dijo entre dientes-aquí se hace lo que yo diga mujercita.                             -También tienes una mujer y una hija, debías pensar en ello.                                           -¡NO LAS MENCIONES!-volvió a gritar muy cerca de mi rostro-No te conviene darme consejos, tú estás aquí para un negocio y para pagar el daño que le hiciste a mi hija.                                                                                                                  -¡Yo no le hice nada a su hija! ¡Joel siempre fue mío! ¡Y estuvo con ella sólo por el contrato que tienes con su padre!                                                                           -CÁLLATE! ¡Sea por contrato o no Joel era novio de mi hija! ¡Y ELLA LO QUERÍA! ¡MALDITA SEA! Y por meterte en medio pagarás por eso, de mi hija nadie se burla, ya vendrá Isadora por ti y te prepara para esta noche-se dio la vuelta para irse, iba a decir algo cuando algo en su muñeca llamo mi atención, creo que por un momento deje de respirar y la voz de Joel retumbo en mi mente.                                                                                                                                   Iba a decir algo cuando en su muñeca algo llamo mi atención, creo que por un momento deje de respirar y la voz de Joel retumbo en mi mente.                                          -Flashbacks-                                                                                                                         -La única pista que tengo es esto-dijo sacando de su bolsillo una hoja doblada vieja y arrugada, lo desdoblo con cuidado y me mostró, es la mano de un hombre con una brújula en su muñeca-¿Una brújula?                                                        -Es lo que tenía la mano del hombre quien secuestró a Israel.                                         -Fin del flashbacks-                                                                                                                Es él, es el mismo que secuestró a Israel, la muñeca de Ricardo tiene la misma brújula que el dibujo de Joel, No puedo creerlo ¿Cómo puede ser que él nunca lo haya visto? ¿Cómo su padre puede trabajar con el mismo hombre que secuestró a su propio hijo?                                                                                                  -TE ESTOY HABLANDO-su grito y otro golpe en mi mejilla me saca de mis pensamientos, levanté mi rostro y le miré con odio.                                                         -¿Es lo único que sabes hacer?-le desafíe- ¿Secuestrar, Golpear y matar? ERES UN IDIOTA ASESINO!-grite con rabia, otro golpe más y senti la sangre tibia bajar de mi nariz hasta mis labios.                                                                                    -¡TE DIJE QUE TE CALLES!.                                                                                             -No sabes con quien te metes... soy chiquita, indefensa, pero lo suficiente buena como para destruirte.-dije en tono amenazante, no sé por qué le dije eso, soy una hormiguita en frente de él, pero en ese momento me sentí tan poderosa que pareciera que estaba en una película de Hollywood.



Romance y Suspenso

#2289 en Thriller
#1009 en Suspenso
#5609 en Otros
#609 en No ficción

En el texto hay: suspenso y romance, recuerdos del pasado

Editado: 15.11.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar