Mi Primer Amor

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 63

También pienso mucho en Matt y sufro por ello, por mi mamá, y por mi papá, son mi familia, la mejor que Dios me a dado. No los volveré a ver, no los volveré a abrazar, ni siquiera volveremos a jugar juntos, no volveremos a repetir aquellos sábados que tanto me gustaban, la vida es sólo un minuto, y pasa tan rápido que cuando te das cuenta ya no existe. -Ya les esperan afuera-dice un chico asomándose en la puerta, mi corazón dio un brinco, su voz me es tan conocida que quede quieta sin obedecer a la orden que me daba para salir, su rostro, sus ojos achinados y su forma de mirarme hacia que mi cuerpo tiemble-Señorita no le haré daño-susurro cerca de mi oído-ponte en pie y vámonos-no podía ser otra persona, su voz es igual que la de Joel, era él, no hay duda.                                                                                                     -Tú, tú eres... eres Israel-tartamudee, su mirada se detuvo en mi y pude ver que se puso tenso-Eres tú!-volví a hablar casi gritando,su mano fue directo a mi boca impidiendo que siguiera hablando.                                                                               -Shhh, cierra tú maldito pico-dijo mirándome sosprendido-Me llamo Santiago, Ponte en pie y vamosno-volvió a repetir, se iba a ir pero lo detuve tomandole de la mano.                                                                                                -¡Yo sé quien eres!-dije entre dientes-Tú eres aquel niño a quien secuestraron hace diez año.                                                                                         -Tú no sabes nada-contestó de la misma manera.                                                 -Yo, sólo te quiero ayudar-soltó de mi mano para luego mirar a las chicas que estaban desconcertadas mirando lo que estaba pasando, les hizo señas con la mirada para que salieran y todas obedecieron.-¿Quién eres? ¿Y cómo sabes que me llamo Israel?                                                                                           -¿POR QUE TARDAN TANTO?-interrumpió la voz ronca y áspera de Ricardo, me sobresalte y mire a Israel.                                                                                 -Señor la nueva aún no está lista-grito y me miro en señal de que le siguiera la corriente.                                                                                                                               -MALDITA SEA! ESA ZORRA UN DIA DE ESTO ACABARÁ CON MI PACIENCIENCIA!                                                                                                                 -Yo me encargaré... ya la llevaré enseguida.                                                        -QUE SEA RÁPIDO SANTIAGO! O ME LO COBRARE CONTIGO-grito de nuevo, le mire asustada y vi en sus ojos miedo y terror, quizás ese infeliz le hizo mucho daño, aunque trataba de disimular, los nervios lo delataban.                        -Sí señor-respondió y espero a que Ricardo cerrará la puerta para luego dirigirse a mí-MALDITA SEA! ¡PONTE ESE PUTO VESTIDO!-grito tan fuerte y de una



Romance y Suspenso

#2278 en Thriller
#1001 en Suspenso
#5584 en Otros
#607 en No ficción

En el texto hay: suspenso y romance, recuerdos del pasado

Editado: 15.11.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar