Mi Primer Amor

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 69

Maratón 4/5:                                                                                                              Emily                                                                                                                      Entramos en un lugar horrible como de películas con luces tenue, el olor a cigarro inundaba mis fosas nasales, daba asco y náusea, había muchos hombres sentadas en varias mesas con botellas de licor observando con descaro a las niñas que bailaban en el escenario, la música terminó justo en ese momento-Es tú turno-me empujó uno de los hombres hacía el escenario, un nudo se formó en mi estómago, jamás pensé llegar a esto, tenía puesto un bodies negro, que dejaba al descubierto todo mi cuerpo, con un escote v que por poco no me llega al ombligo, la espalda todo descubierto, y peor aún con unos tacones altísimo, con la que no podía ni siquiera caminar, quería llorar, gritar pero nadie me haría caso en este lugar-No, No lo voy a hacer-dije dándome la vuelta.                                                                                                               -¿A dónde crees que vas chamaquita?-dijo con voz sarcástica el hombre que me había empujado.                                                                                                            -¡Por favor no me hagas esto!-suplique con lágrimas en los ojos-Por favor.                      -Hay lo siento mucho-de nuevo con sarcasmo-pero sabes que? Tú harás aquí lo que yo quiero no lo que tú quieres porque eres una... como te digo, una mercancía, un juguete que no generará muucho dinero.                                                -Por favor, se lo suplico!                                                                                                           -Vete al escenario-dijo entre dientes, y se acercó a mi colocando su mano en mi muslo, me dio náusea al instante y me aleje-sube y muestra esas pocas curvas que tienes-sonrió con sarcasmo, gire rendida y camine hacia el escenario, había murmullos a mi alrededor, la música sonando al fondo y aquellos hombres asquerosos mirando me con descaro, mis ojos se nublaron por las lágrimas, no podía volver atrás, no podía escapar, esto era mi destino, cuando pensé que ya era momento de empezar, una voz aguda me detuvo-¿Esa perra está en venta?



Romance y Suspenso

#310 en Thriller
#127 en Suspenso
#880 en Otros
#83 en No ficción

En el texto hay: suspenso y romance, recuerdos del pasado

Editado: 15.11.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar