Mi Primer Novio, Mi Primer Amor

Tamaño de fuente: - +

Estar contigo.

Despierto muy feliz hoy me veré con Bruno iremos a la playa espero todo salga muy bien y pasemos un día maravilloso, me levanto me cambio y bajo a toda prisa saludo a todos y desayuno un poco de yogurt.

-madre saldré con las chicas, regresaré tarde, digo muy nerviosa espero no se de cuenta que le miento

-esta buen siempre con cuidado.

me despido de ella y salgo con una enorme sonrisa veo al otro lado a Bruno y corro a toda prisa.

-hola preciosa lista para pasar un día increíble tu y yo, me dice.

-hola claro estoy más que lista, le contesto.

Subimos al auto y nos marchamos escuchando música de los Jonas es el grupo favorito de Bruno y la verdad tienen muy buena música, veo por la ventana es un hermoso día el verano se acerca cada día más quisiera sentirme feliz pero recuerdo que me mudare y toda la felicidad desaparece. Llegamos a la playa y esta hermosa su agua te llama es tan celeste es hermosa es es uno de muchos paisaje que puedes observar.

-traje unos bocadillos y tablas de surf por si quieres entrar al agua también una botella vino.

Me dice Bruno y frunso el seño sabe perfectamente que yo no tomo alcohol que le sucede acaso quiere emborracharme.

-espera sabes que yo no tomo, le digo algo molesta.

-relajate no nos acabaremos la botella es para que lo pruebes y si te gusta pues tu decides.

No le respondo nada, camino a la orilla de la playa y el agua moja mis pies se siente tan bien este día tiene que ser de lo mejor un día inolvidable para ambos. Camino hacia Bruno y lo abrazo por detrás, se siente tan bien tenerlo a si por fin puedo disfrutar de sus abrazos sin escondernos de nadie.

-es el mejor abrazo que e recibido en mi vida Sam eres una chica increíble gracias por estar aquí compartiendo este día conmigo.

Me dice Bruno con una enorme sonrisa se que es sincero me lo dice mi corazón.

-no me lo perdería por nada de este mundo quiero disfrutar de estos bellos momentos contigo con nadie más, le respondo con una enorme sonrisa.

Nos damos un tierno beso en los labios y seguimos con nuestro día, entramos al agua en las tablas de surf y es impresionante ver a Bruno surfear es como ver a un profesional lo hace muy bien, en cambio yo e intentado tomar una hola y me e caído al mar unas trescientas veces sin exagerar no soy muy buena como mi hermana le diré que me de unas clases, nos quedamos un momento flotando en el mar y mi estómago comienza a pedir comida no sabemos la hora pero por la insistencia de mi estómago ya es tarde decidimos volver a la orilla y hacer un picnic.

Bruno comienza a sacar de su auto una canasta y una manta le ayudo a colocar la manta y el termina de sacar las demás cosas, coloco la manta y encima coloco la canasta me siento encima de la manta y espero a Bruno no tarda en llegar y trae el vino con dos copas me sonríe y su sonrisa me calma pero no quiero tomar alcohol, Bruno se sienta y yo me levanto voy hacia el auto busco mi bolson y saco mi botella con agua pura el me ve y frunse el seño.

-no me acompañaras solo será una copa y ya, me dice algo molesto.

-lo siento pero no puedo, mi padre me siente olor a alcohol y me mata y mi madre igual a si que mejor prevenir que lamentar, digo con preocupación 

-esta bien no te obligare, dice sin voltearme a ver.

Se levanta y agarra la botella de vino y se va hacia el auto la regresa al auto y estoy muy impresionada creí que insistiría, regresa se vuelve a sentar y me sonríe.

-no te obligare a nada Sam, brindaremos con agua si me regalas un poco, dice y comienza a reír.

-por mi mo hay ningún problema puedo compartir contigo mi agua.

Reimos a todo pulmón y sirvo en las copas un poco de agua el me enseña como debo agarrar la copa y es muy fácil. Terminamos los sándwiches y escucho Anla distancia mi celular, me levanto voy hacia el auto y lo busco entre mis cosas lo encuentro lo veo y es mi madre a llamado muchas veces, pero no le respondo lo coloco en silencio y vuelvo con Bruno falta poco para el atardecer y no me lo quiero perder por nada.

Nos sentamos a la orilla del mar y observamos como el soy se esconde entre charlas divertidas el atardecer llega dándonos a entender que es hora de irnos, recogemos todo subimos las tablas de surf estoy apunto de subir al auto pero Bruno me detiene.

-espera Sam, me dice agarrando mi mano.

-¿qué ocurre Bruno?

-gracias en verdad por estar aquí, no se que me pasa pero estas cambiando mi forma de pensar, creo que el cariño que siento por ti se esta convirtiendo en algo más cre que me estoy enamorando de ti, me confiesa muy nervioso.

-no se que decirte Bruno tus palabras son maravillosas me haces sentir muy bien gracias por invitarme yo también te quiero.

Le doy un abraza y reimos como locos subimos al auto y nos marchamos, llego la hora de despedirnos.

-fue un día maravilloso Bruno gracias no lo cambiaría por nada del mundo.

Le doy un abrazo y bajo cruzo la calle y le digo adiós con la mano el se marcha, entro a mi casa y mi madre me espera muy seria ahora que pasa me digo a mi misma.

-hola mamá.

-hola cariño como te fue con tus amigas.

-muy bien me la pase increíble.

-acaso me estas mintiendo Sam desdecuando me mientes en donde esta mi niña.

-mamá yo no te miento.

-mirame a la cara y dime que estuviste con tus amigas.

-esta bien no estaba con las chicas fui con Bruno a la playa.

-te desconozco hija ¿por qué no me lo has dicho?

-crei que te molestarías y no me dejarías ir.

-confio en ti Sam, no tienes que mentirme ya tienes permiso para andar con un chico no tienes por qué mentir, una chica apareció por aquí y pregunto por ti.

-una chica.

-me a dicho que debes alejarte de ese chico que no es buena persona me lo a dicho tan preocupada que me a dejado muy preocupada por ti ella fue quien me dijo que tu estabas con el y que el era muy malo.



Syom

Editado: 25.08.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar