Mi Primer Novio, Mi Primer Amor

Tamaño de fuente: - +

No somos tus enemigas.

Estoy en mi habitación y pienso en todo lo que me ha pasado al entrar a la secundaria, no imaginaba que mi vida cambiara a si de repente al conocer al chico más lindo que nunca imagine llegara a mi vida y cambiara mi forma de pensar, recuerdos vienen a mi mente de la niña que antes era, esa niña que lo único que le importaba era divertirse con sus amiga y pasarla bien y a si construir bellos momentos junto a ellas. Salgo de mi burbuja de pensamientos al escuchar que mi madre me llama, bajo lo más pronto que puedo y llego a la sala y encuentro a toda mi familia reunida, bajo los últimos escalones y observo esta hermosa escena que ven mis ojos.

-¿que ocurre? pregunto y me cruzo de brazos.

-cariño les daremos una buena noticia, me responde mi madre.

-¿ya no, nos vamos a mudar? pregunto con emoción.

-cariño estariamos más que felices que eso fuera a si, sabemos que aquí están nuestros recuerdos más hermosos, pero no es a si lo siento, dice mi madre colocando una mano en su pecho.

-¿entonces que es? pregunta mi hermana Isabel.

-¡pasaremos el verano aquí! le responde mi padre con emoción.

Giramos a vernos y gritamos y saltamos como dos locas, mi hermanito comienza a llorar y mi madre le  hace caricias en la espalda  para que se calme.

-¿ es una broma verdad? pregunto y me coloco las manos en mi pecho.

Mis padres se ven cómplices y no dicen nada, mi hermana y yo nos volteamos a ver y no entendemos nada, todo fue una broma no esperaría menos de mis padres siempre nos hacen bromas como iremos a Disneyland, y después ríen a carcajadas al ver nuestra emoción, según ellos eso nos ayuda para el futuro por que nos dicen que no todo siempre es color de rosa, que siempre habrá más de alguien que nos mienta y nos haga sufrir, suena cruel lo se pero es la verdad hace tiempo atrás conocí a una niña de doce años ella me hizo creer que venia de otro país y que se mudo aquí por que su padre fue amenazado y un dia ellos salieron a cenar y cuando ellos regresaron encontraron su casa en llamas todo lo que tenían se hizo cenizas y la única opción que ellos tenían era mudarse, todos le creímos y le teníamos lastima hacíamos todo por ella hasta el punto de darle nuestro dinero de la refacción para ayudar a su familia le llegue a dar cosas como ropa nueva, zapatos hasta que un dia su madre llegó y nos acercamos a ella intentando saber un poco más sobre la niña que querríamos ayudar, le decíamos que Elizabeth siempre tendría amigas con quien contar y le ayudaremos en todo lo necesario hasta que su situación económica mejorara ella quedo con cara de interrogacion y nos pregunto como estaba eso de su situación económica que ella aun no estaba enterrada le contamos todo lo que ella nos había dicho y ella estaba furiosa y nos aclaró todo, todo era mentira ellos estaban bien economicamente y nunca les habia pasado nada de lo que ella nos habia dicho, todas nos quedamos como tontas habíamos caído en su juego, me dolió tanto, por que confíe en ella y le agarré cariño, su madre la cambio de escuela y todos nos sentíamos mal, en fin ese es el método que usan mis padres de vez en cuando para recordarnos que no todo es color de rosa que no siempre todos son sinceros.

Estoy sentada sin saber como reaccionar a tal situación mis padres aveses se pasan con su, es hora de su escarmiento del mes,  eso creía hasta que deciden hablar.

-creo que es suficientes amor, le dice a mi padre.

-yo creo que si, le responde él.

Mi madre ríe con nerviosismo, mi hermana y yo nos vemos y tenemos un signo de interrogación no entendemos nada de lo que sucede.

-para de reír madre y habla por favor, le dice mi hermana con desesperación.

-de acuerdo no seas tan gruñona, no es ninguna broma pasaremos nuestro ultimo verano aquí, dice y nosotras gritamos con emoción es la mejor noticia que nos han dado.

Abrazamos a nuestros padres y les damos la gracias muchas veces subo como loca a mi habitación y llamo a las chicas.

-hola, ¿que son estas horas de hacer una video llamada Sam? me responde Tam mal humorada.

-quedate en linea, llamaré a Cris, le respondo con una sonrisa ella solo hace un gesto con la mano y hunde su cabeza en la almohada.

-hola, Sam aún estoy en la cama no son horas de llamar, me responde Cris igual de mal humorada.

Conecto a ambas y las dos están más que dormidas, sus ojos aún están desubicado.

-habla de una buena vez que aún esta princesa no ha dormido las horas que merece, me dice Tam volviendo a la posición que se encontraba.

-esta bien, estoy segura que esto las despertará, les digo y sonrío con malicia.

-maldición Sam, ya deja el misterio por que estoy muy enojada y siento que voy a llorar, me dice Cris y comienza a lloriquear Tam me ve con ojos grades tiene la expresión de Sherk cuando Fiona le prepara el desayuno, si creo que esa es la escena.

-¿que ocurre Cris? ¿por qué lloras?, le digo y la observamos.

-es Ruben, a terminado conmigo, nos dice y comienza a llorar.

-lo siento en verdad Cris, pero tal vez sea lo mejor solo pasaban discutiendo y provocando celos una al otro no es la primera vez que terminan, le dice Tam tratando de hacerla entrar en razón.

-lo sé, pero es que todas las parejas discuten, nos responde ella.

-claro, pero no como lo hacían tú y él, le respondo.

-no deberían decirme algo a si chicas necesito de su apoyo, no que me digan lo mal que nos veíamos discutiendo además tu Sam con Bruno no discuten o tu Tam con el fastidioso de Ernesto no discuten por tonterías, nos dice entre lloriqueos.

-no es lo mismo Cris, las discusiones que ustedes tenían eran por que se provocaban uno al otro, en cambio mis discusiones han cido por que el fuma mucho, le dice Tam y agacha la mirada.

-lo siento no quise ofenderte Tam, solo que en verdad me duele, le responde ella limpiando sus lagrimas.

-no tengo nada que perdonarte, solo no olvides que somos tus amigas no tus enemigas  y lo único que deseamos es lo mejor para ti, le responde ella y limpia una lagrima que sale sin  querer.



Syom

Editado: 25.08.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar