Mi Primer y Último Amor

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 17: “Muchos años atras”

Flashback.

Algunos cuestionan la razón de la vida, o incluso si verdaderamente fuimos creados por Dios o simplemente surgimos de la naturaleza evolucionando como monos, ¿Quién sabe cuál será la verdad? No sabemos aunque escojamos creer en una divinidad, sin embargo, muchos buscamos creer en un origen para satisfacer el deseo de encontrar esa luz que produjo este mundo realmente irreal. Todo tiene su origen, solo es cuestión de usar la lógica, aunque por más que sea increíble cada quien escoge su realidad.

Fue así como el origen de la gran historia surgió, muchos años atrás…

Todo comenzó desde aquel día, desde el inframundo se encontraban, Argymous y su padre Cirethmous, Abgemon, hijo de Clariza la reina del encanto la cual también estaba presente junto a los demás reyes y sus hijos príncipes de las tinieblas, todos reunidos esperando la orden de Cimerious, rey entre éstos con el poder del daño en el tiempo, es decir, puede alterar el tiempo como él lo desee, es por esto que pudo convertirse en el creador de aquel pacto con los Norab, logrando reescribir una nueva historia en el universo paralelo entre el mundo de los vivos y los muertos el cual se convirtió en un puente para ellos con el propósito de cruzar el portal de dicha descendencia hacia un mundo carnal como el nuestro. Cimerious al igual busca salvar a los que se encuentren en desgracia llevándolos al mundo de la oscuridad para quitarles el dolor y sufrimiento convirtiéndolos en caballeros a su semejanza, es claro decir que éste monta un caballo negro y hermoso, y así mismo anda en busca de lo oculto en medio de la oscuridad y sirviendo a sus pies 20 sombras infernales como caballeros de la noche. Éste aquel mismo día, empezó aquella reunión después de cuarenta años en que murió el último elegido con unas palabras, sugiriendo exactamente a quien debían elegir como su próximo elegido.

– He estado analizando aquella generación de humanos corrompidos y no entiendo muy bien que es eso que ellos llaman sentimientos, pues vivimos en un mundo de soledad, desgracia y temor. Es para eso que estamos creados, no para débiles cosas de amor, felicidad o valentía, como ellos lo llamarían, pero para mí no son más que amenazas, es por esto que debemos llegar aquel mundo para repartir nuestro temor. Ahora bien, deben tener en claro que no todos contienen esa pequeña parte oscura en esta nueva generación, es evidente aquel chico con un mechón de pelo colgado de su frente, vistiendo todo el tiempo de negro e intentando suicidarse o si quiera podría considerarse que busca demostrar su dolor por medio de rayas que dejan marcas en sus brazos, dicen que la mayoría de los chicos pasan por esta situación pero puedo sentir como esa tristeza poco a poco se convierte en oscuridad es por esto que considero que Anderson debería ser el próximo elegido. –Así culminó Cimerious su pequeño discurso, mientras vio como aquella mujer de forma cuestionada lo miraba y analizaba meticulosamente sus palabras.

– Yo creo que en eso tienes razón, pero no es necesario cuando la mayoría ya lo habíamos presentido, era claro que el pequeño Anderson lo seria, más bien ¿Por qué mejor no nos preocupamos por quién de nosotros debe ser la próxima encarnación? –Se dirijo Clariza a él sugiriendo la elección.

Mientras tanto, todos en el lugar comenzaron a murmurar contra él, aquellos imaginaban que era inútil tener a Cimerious como líder cuando en realidad parecían obvias sus palabras, ya todos desde aquel momento en la que creció aquella generación buscaron la manera de encontrar la oportunidad de volver al otro mundo y cambiar gran parte de aquel, es decir, la razón por la cual los elegidos deberían contener oscuridad en si era porque siempre y cuando fuera así más grande seria su poder, pero sobre todo así mismo todos analizaron la vida de cada uno de los individuos de los Norab, es por esto que vieron crecer a Anderson y notaron de un forma extraña que él era como el llanero solitario, en busca de una aventura pero jamás necesitaba de ayuda, podían a veces notar como aquel niño tierno torturaba ranas, o incluso como le hacía creer a su madre que las tortugas que tenia se iban a la calle y se extraviaban, cuando en realidad, él las descuartizaba. Sin embargo, el punto era en que aquellos en el lugar no sabían que era lo que Cimerious ya había planeado, él tenía en claro que todos esperaban que Anderson fuera aquel que cambiaría el mundo pero sin saber que pronto los decepcionaría.

– Es por esa razón querida Clariza, que mi primer postulado seria tu hijo Abgemon, un joven que debe experimentar esa sensación de poder conquistar el mundo, pero sino aceptas estaría claro que esa personalidad la del elegido vendría a ser Cirethmous, ustedes saben muy bien que no le quedaría mal a su rey del poder.

Todos sorprendidos por lo que decía Cimerious murmuraban entre sí, pero sabían que sus palabras eran ciertas, por eso nadie atrevió a cuestionarlo pero la mirada de Clariza la reina del encanto podía ver en sus ojos la intención de maldad, era claro que necesitaban a Cirethmous pero todos temían el poder que este podría adquirir, pues aquel ser oscuro siempre servía para su propia conveniencia, por suerte nada de lo que aquel esperaba de Anderson salió bien. La reina se acercó a Cimerious con furia y lo miro fijamente con una mirada fulminante.

– Tienes muy en claro lo mucho que hemos esperado para que naciera dicho humano con ciertas cualidades y vienes a humillarme así, sabes que Abgemon no está muy bien preparado como para cumplir con el propósito que todos en este lugar quieren –Con autoridad se enfrentó aquel.

Pero por cierto, Cimerious solo sonrió ante aquella bella reina, la cual solo provoco que su hijo con vergüenza agachara su mirada, no estaba preparado para eso y fue por esto que todos eligieron a Cirethmous, él no dijo ni una palabra aunque su mirada lo decía todo, era una mirada picara como cuando un niño acaba de lograr lo que quería engañando a sus padres con su ternura, sin siquiera percatarse de su travesura.



JAMB

#685 en Fantasía
#1768 en Novela romántica

En el texto hay: el primer amor, transgresores

Editado: 07.01.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar